Honduras: Preso o presidente da empresa contra a que lutou a ativista Berta Cáceres

Roberto David Castillo, presidente de Desarrollos Energeticos (DESA), preso pela polícia

El ingeniero eléctrico Roberto David Castillo, presidente ejecutivo de la empresa hondureña que desarrolla el proyecto ‘Agua Zarca’ contra el que luchó Berta Cáceres, fue detenido este viernes acusado de ser el autor intelectual del asesinato hace hoy dos años de la ambientalista y líder indígena. Castillo, quien fue arrestado en el aeropuerto de San Pedro Sula, cuando se disponía a huir del país, preside la Empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), que se encargaba del citado proyecto hidroeléctrico, que fue aprobado por el Gobierno instaurado tras el golpe de Estado de 2009 contra Manuel Zelaya.

Así, Cáceres, quien al momento de su muerte era la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organización que fundó en 1995, logró paralizar esta infraestructura liderada por Roberto David Castillo, quien había logrado la concesión durante 20 años del Río Gualcarque, sagrado para la comunidad lenca, la mayor etnia indígena de Honduras, de origen Maya.

Para ello, Cáceres lideró protestas masivas y presentó hasta 33 denuncias ante el Ministerio Público y diversas organizaciones de derechos humanos, lo que habría provocado que el ahora detenido presidente de DESA viera frustrado su proyecto millonario y ordenara el crimen contra la ambientalista, quien murió a tiros un día como hoy de 2016 en su casa de La Esperanza (Intibucá).

La firme oposición de Berta Cáceres que paralizó el proyecto de Roberto David Castillo tuvo su eco internacional cuando la ambientalista obtuvo en 2015 uno de los premios medioambientales Goldman para América Latina, considerado como el ‘Nobel Verde’, en reconocimiento a su campaña en contra de la empresa que se iba a encargar de la infraestructura.

Así, tras obtener la concesión del Río, DESA contrató a una empresa china, Chinohidro, para realizar la construcción de las obras civiles, si bien tras la presión ejercida por Cáceres y su organización, terminó retirándose de Honduras. Tras la muerte de la ambientalista, el banco holandés FMO, principal inversor en el proyecto Agua Zarca, decidió también retirarse de esta inversión a la que había destinado 15 millones de dólares, al igual que hizo el fondo de inversiones finlandés Finnfund que suspendió su inversión de cinco millones de dólares.

Roberto David Castillo preside la DESA, que fue constituida el 25 de mayo de 2009 con un capital cercano a los 1.000 dólares, que incrementó hasta en 15.000 veces en tan solo cuatro años. Nada más conformarse esta sociedad, en noviembre de 2009 participó en la licitación energética por parte del Estado, que acabó ganando, a pesar de carecer de licencia ambiental. Así lo informó en julio del pasado año la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), que anunció que iba a investigar las denuncias de corrupción presentadas por Berta Cáceres para verificar si en Agua Zarca hubo abuso de autoridad, fraude y lavado de activos.

Castillo no es el único responsable de DESA detenido, sino que entre los nueve implicados en el crimen también se encuentra el biólogo y ex gerente ambiental de esta empresa Sergio Rodríguez y el ex jefe de seguridad de la misma entre 2013 y 2015 y lugarteniente retirado del Ejército Douglas Bustillo. Según la investigación, el presidente ejecutivo de DESA fue el encargado de proporcionar la logística y otros recursos a uno de los autores materiales, que es una de las ocho personas que guardan prisión, entre las que se encuentran el mayor del Ejército Mariano Díaz y el supuesto sicario Elvin Rápalo.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.