Vôo da Air France: três cadáveres chaves *

Publicado em: 21/08/2010 às 22:18
Vôo da Air France: três cadáveres chaves *

Mundo/Brasil

O jornalista chileno Ernesto Carmona revelou uma das 400 notícias censuradas que foram destacadas para o Projeto Censurado, que escolhe as 25 histórias ocultas mais importantes de 2009/2010. Por entender que o tema, além de interessante, é demonstrativo da habitual sonegação informativa que rege o dia-a-dia das grandes redes, em um mundo onde a Soberania Comunicacional não tem sido garantida aos povos, que devem conquistá-la, a reproduzimos em Desacato. O texto abaixo foi tomado da ARGENPRESS.info.

Vôo da Air France: três Investigadores clave en tráfico de armas en Brasil perecieron en el Air France que cayó en el Atlántico

Por Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info).

La desaparición de dos investigadores clave del tráfico internacional de armas -uno de ellos argentino- en el vuelo Air France Río de Janeiro-París que cayó al Atlántico el 1 de junio de 2009 es una de las 400 noticias nominadas por el Proyecto Censurado para elegir las 25 historias ocultas más relevantes de 2009/2010 para el informe anual Censored 2011.

El abogado argentino Pablo Dreyfus, de 39 años, su esposa socióloga Ana Carolina Rodrigues y el diplomático suizo Ronald Dreyer batallaban en Suramérica contra el tráfico de armas y drogas, desde la ong Red Internacional de Acción en Armas Ligeras (International Action Network on Small Arms, IANSA). La pérdida de estas destacadas figuras del mundo que combate el comercio ilegal de armas fue ignorada en el frenesí y especulación de la gran prensa sobre la desaparición del avión y sus 228 pasajeros. La noticia fue reseñada por escasos medios, entre ellos el HeraldScotland.com y WordPress.

Pablo Dreyfus y su esposa Ana Carolina Rodrigues trabajaban con las autoridades brasileñas en cortar el flujo de armas y municiones que aprovisionan las sangrientas guerras territoriales encendidas por las bandas de droga en las favelas de Río. Dreyfus era jefe de investigación de la ong Viva Río, en Río de Janeiro, y Ana Carolina también trabajaba allí como coordinadora de un proyecto contra la violencia armada dirigido a los niños. Ronald Dreyer era coordinador de la Declaración de Ginebra sobre Violencia Armada y Desarrollo. Los tres viajaban a Suiza para presentar la última edición de la Encuesta sobre Armas Ligeras, cuyo principal redactor era Dreyfus, quien la consideraba un hito en su lucha implacable por un futuro menos violento.

Dreyfus y Dreyer trabajaron juntos en misiones de la ONU en El Salvador, Mozambique, Azerbaijan, Kosovo y Angola. Ambos eran consultores de la Encuesta sobre Armas Ligeras, un laboratorio de ideas independiente basado en el Instituto Graduado de Estudios Internacionales de Ginebra. El sitio web de la encuesta informó que Dreyer trabajó en movilizar ayuda para la causa del desarme y el desarrollo a más de 100 países.

Nacido en Buenos Aires y residente en Río desde 2002, Dreyfus era un abogado etiquetado como riguroso con las empresas fabricantes de armas y municiones, afirmó el periodista Andrew McLeod del HeraldScotland.com el 6 de junio de 2009. “Pablo será recordado como un hombre gentil y sensitivo con un optimista sentido del humor”, dijo la Encuesta sobre Armas Ligeras. “Mostró curiosidad intelectual y una resuelta ética de trabajo que emocionaba y entusiasmaba a quienes laboraban a su lado”. Para el mundo del control de armas era una fuente abundante y bien informada, que representó a IANSA en encuentros técnicos y en 2008 fue su representante en la Reunión Anual de Estados. También estaba afiliado como experto a la universidad latinoamericana FLACSO.

El abogado argentino había ganado prestigio como experto mundial en violencia armada y tráficos de armas y droga en las instancias internacionales vinculadas al tema, así como en contramedidas de regulación y sistemas de registro e identificación de armas de fuego. Su trabajo de investigación tuvo una importancia fundamental en la campaña por la nueva ley de armas del Brasil, el Estatuto del Desarme de 2003, y en el establecimiento de la Comisión Permanente sobre Tráfico de Armas en el Congreso brasileño. Se calcula que el Estatuto ya ha salvado diez millares de vidas.

El abogado Dreyfus sostenía que no sólo debía identificarse claramente la industria productora del arma y munición, sino también a su comprador, pues sostenía que era mucho más baja la tasa de armas usadas por los criminales proporcionadas por personal corrupto de la policía o de las fuerzas armadas. Según IANSA, el trabajo de Dreyfus coadyuvó de manera relevante a introducir la legislación sobre armas ligeras aprobada en Brasil en 2003. Bajo esta ley, se establecieron relaciones en línea instantáneas entre las bases de datos del ejército y la policía que en Brasil registran la producción, importación y exportación de armas y municiones.

El derecho a portar armas en Brasil fue rechazado por un referéndum en 2005. La ong Viva Río dijo que la consulta fue éxitosa porque medio millón armas fueron entregadas voluntariamente a las autoridades. Tras su victoria en el referéndum, los activistas anti-arma temieron que los criminales evitaran la ley y continuarán abasteciéndose de armas de la manera usual, a través de Paraguay y de otros países limítrofes. Para el HeraldScotland, este temor no era irracional: “hasta 2004, cuando Paraguay cedió a la presión brasileña, incluso se permitía a los turistas extranjeros comprar armas ligeras simplemente presentando una fotocopia de su documento de identidad. Dreyfus sabía que muchas armas del área de las tres fronteras entre Brasil, Paraguay y Argentina llegaban a las bandas de la droga de Río”.

Cuando pistoleros no identificados atentaron con granadas de mano contra una guarnición militar de Argentina en 2006, Dreyfus deploró lo que llamó “seguridad floja” en los depósitos militares a través del mundo. “Si un supermercado es capaz de controlar la cantidad de arroz que tiene almacenada para vender, una organización militar seguramente podría y debería hacer exactamente lo mismo con sus armas, y con mayor eficacia”, dijo. “Las palabras claves son logística, control, seguridad.”

Cuando agentes de Río destruyeron una célula de traficantes de droga que obtenía sus armas en el área de las tres fronteras, Dreyfus observó que sus líderes era prominentes hombres de negocios que vivían en apartamentos de sectores de Río tan elegantes como Ipanema, “no en los favelas”.

Recientemente Dreyfus observó, por un informe del sitio web brasileño Comunidade Segura, que la empresa CBC (Companhia Brasileira de Cartuchos) se había convertido en el productor de munición más grandes del mundo, llegando a comprar Metallwerk Elisenhutte Nassau (MEN) de Alemania en 2007 y Sellier & Bellot (S&B) de la República Checa en marzo 2010. Para Andrew McLeod, del HeraldScotland, esto no sería particularmente significativo si no es por el hecho de que estos últimos años han disminuido las exportaciones registradas por la CBC, debido a la legislación que restringió exportar a Paraguay, pero a menudo se encontraron sus armas exportadas nuevamente de regreso adentro de Brasil y en poder de las organizaciones de la droga de Río, en un ir y venir que Dreyfus llamó “el efecto bumerán”. “La exportación comercial de armas y municiones de Brasil a los países limítrofes fue parada en 2001”, escribió a Dreyfus. “CBC perdió mercados comerciales en América Latina, pero Brasil ganó en seguridad pública.”

Sin embargo, fabricantes de armas de otros países ya se habían movido hacia Brasil para llenar el vacío, y antes que CBC comprara a S&B sus armas ya eran “una de las marcas más corrientemente capturadas” por la policía brasileña. Dreyfus dijo que debido a que la República Checa fue limitada por el Código de Conducta de la Unión Europea (UE) para las exportaciones de armas -que exige a los países miembros “evaluar la existencia del riesgo de que el armamento se pueda desviar a destinos finales indeseables”-, CBC debería “considerar el riesgo de que por la vía del desvío, algunas de estas exportaciones terminen alimentando la violencia en Brasil”.

Aunque su foco estaba en América Latina, Dreyfus también asesoró al gobierno de Mozambique y al momento de su muerte se preparaba a desempeñar un trabajo similar para el gobierno de Angola, donde los inventarios de armas abandonadas desde la guerra civil continúan planteando problemas de seguridad. En Brasil publicó tres libros sobre el tema de su trabajo:1) ‘Tracking the guns’: desvio de armas pequenas para mercados ilegais no Rio de Janeiro; 2) A indústria brasileira de armas leves e de pequeno porte: produção legal e comércio; y 3) Posse de armas de fogo no Brasil: mapeamento das armas e seus proprietários.

Nota:

Esta noticia fue detectada para el Proyecto Censurado por el estudiante Travis Hann y validada por el académico Rick Luttmann, ambos de la Universidad Sonoma State.

Fuentes:

– “Key Figures in global battle against illegal arms trade lost in Air France crash”

Andrew McLeod, Sunday Herald (Scotland Independent0, June 7, 2009

http://www.heraldscotland.com/key-figures-in-global-battle-against-illegal-arms-trade-lost-in-air-france-crash-1.829372

– IANSA, http://www.iansa.org/pablo.htm

http://rawstory.com/08/news/2009/06/09/air-france-crash-killed-two-prominent-illegal-arms-foes/

http://en.wordpress.com/tag/pablo-dreyfus/

Foto: escritor y periodista chileno Ernesto Carmona.

Título opcional para o portuguêss de Desacato.info

Deixe uma resposta