Tem muito vento em contra, mas a luta continua

Publicado em: 12/07/2011 às 14:53
Tem muito vento em contra, mas a luta continua

Por Silvia Cattori.

Bajo la presión de Israel y los Estados Unidos, el gobierno griego prohibió a la Flotilla de la Libertad zarpar rumbo a Gaza desde sus puertos. Pero para sus organizadores, la lucha acaba exactamente de comenzar e Israel permanecerá bajo la presión de la sociedad civil que va a seguir denunciando la ilegalidad del bloqueo y seguir luchando para ir a Gaza. Dimitri Plionis, uno de los portavoces griegos de la flotilla, responde aquí a las preguntas de Silvia Cattori.

 

El navío canadiense, de nombre “Tahrir” con 22 canadienses a bordo, así como contingentes de Australia, Bélgica, Dinamarca y Turquía, fue abordado por la policía local del puerto a Agios Nicolaos, Creta.

Silvia Cattori: La flotilla no fue autorizada a zarpar. ¿La razón será que Grecia se encuentra en estos momentos envuelta en una terrible tormenta financiera y que además se encuentra en un estado totalmente dependiente?

Dimitri Plionis [1]: Sabíamos que nuestro proyecto debería hacer frente a obstáculos, ¡pero de allí a tener a todos los principales gobiernos contra nosotros, así como las Naciones Unidas y el Cuarteto! No, no esperábamos que nuestro proyecto fuese objeto de un tal honor; debemos de verdad haber puesto el pie sobre una mina. Por supuesto, nos damos cuenta de que es por una poco feliz coincidencia que nos encontramos en esta situación; pero seguimos creyendo que el royecto de la Flotilla de la Libertad ejerce una presión apreciable. No somos fuertes; no representamos Estados; no representamos gobiernos. Pero tenemos ahora, contando Grecia, tres gobiernos contra nosotros. Y, entre ellos, dos de los más poderosos del mundo: los Estados Unidos e Israel. ¿Y nosotros qué somos? Somos militantes, gente de la sociedad civil. No somos ni siquiera representantes de partidos; no somos ni siquiera organizaciones políticas. Y obtuvimos un tal resultado. Pusimos a Gaza en primer plano. Ya logramos este objetivo. Además, Israel, hace algunos días, aumentó la cantidad de ayuda humanitaria, y de materiales, que autorizan a entrar a Gaza. Es gracias a nuestra presión.

Silvia Cattori : ¿Estamos asistiendo a una batalla de los israelíes por su imagen? ¿Piensa, que en esta fase, están ganando la batalla?

Dimitri Plionis: Israel está orgulloso por haber conseguido parar a la flotilla, es decir a 300 o 500 o quizás 600 militantes, y a diez a doce navíos de pequeña o mediana dimensión fletados por militantes pacíficos de la sociedad civil. Y ese Estado con un ejército de 300.000 soldados que oprime a los palestinos y dispone de armas nucleares, se declara muy satisfecho por haber parado a la flotilla. Israel se muestra muy feliz porque consiguió hacerlo a través del AIPAC, el lobby israelí en los Estados Unidos, de los que dependen numerosos senadores y miembros del Congreso. Y también a través del gobierno griego que es totalmente dependiente – y no está en una situación en la que pueda llevar verdaderamente una política independiente como cualquier país normal – por lo que presionándolo Israel consiguió parar la flotilla. Su victoria, si fuese realmente una victoria – y yo no pienso que lo sea – es bien una pequeña victoria.

Silvia Cattori : ¿No es usted pesimista?

Dimitri Plionis : No, no soy pesimista porque estamos haciendo cosas. No olvide que no hablamos de una nación, ni de un país, ni de una organización política; hablamos de personas de la sociedad civil, llegadas de numerosos países, que tienen en común el objetivo de romper el asedio a Gaza. Sabíamos que no sería fácil, y que no es sino el comienzo de la batalla. No es el fin. Es el comienzo. Y aunque perdamos la batalla, no perdemos la guerra. El trabajo continúa.

Silvia Cattori : Hace unos días, Netanyahu envió un mensaje a vuestro Primer Ministro para agradecerle por no haberlos dejado navegar. ¿Los israelíes no humillan de esta manera no solo a los miembros de la flotilla, sino que también a toda la población griega?

Dimitri Plionis : Sí. Se nos humilla, como griegos, porque nuestro gobierno nos puso como pueblo en esta situación. Pero pienso que la peor humillación es personalmente para el gobierno y para el Primer Ministro, por haber hecho tales cosas. Usted comprende lo que quiero decir. Nosotros, el pueblo griego, somos con una mayoría del 90% pro-palestinos. Somos un país pro-paestino desde hace muchos años. No es como en Francia, ni como Alemania, ni como Suiza; nosotros somos mucho más pro-palestinos. El país que es más pro-palestino que nosotros es Turquía. Puede ser que Turquía sea el de mayor % de ciudadanos pro-palestinos, no estoy seguro. Pero nosotros somos pro-palestinos, la gente lo es. Y si no hubieran sufrido esta gran crisis económica, hubieran sido más libres para expresarse.

Silvia Cattori: Los Israelíes libran una guerra contra los palestinos, y ahora contra ustedes, simplemente porque apoyan a los palestinos. ¿Entonces son plenamente conscientes de que es una tarea muy difícil?

Dimitri Plionis: Escuche, nosotros sabemos bien a qué nos enfrentamos. Somos, como le he dicho, personas de la sociedad civil, somos simples ciudadanos. Conocemos, comprendemos su política. No somos tontos. Sabemos el juego que se juega. Lo sabíamos cuando comenzamos a organizar estas flotillas –eso comenzó en 2008- que no iba a ser algo fácil. Nosotros ponemos en alerta a los Estados, particularmente a Israel. Como lo he dicho, por una flotilla pacífica de algunos centenares de militantes, Israel moviliza todo su ejército, su fuerza aérea, su diplomacia. Su gobierno convoca a una reunión especial de Gabinete por esta flotilla. Pienso que es ridículo, completamente ridículo. Pienso que Israel se comporta de forma histérica.

Tienen una razón para estar histéricos; no quieren que la ruptura del asedio se produzca; no quieren que digamos que el sitio de Gaza es un acto de acoso internacional. Si piensan que el resultado les permite hacer todo lo que quieren, eso va a seguir pesando sobre el Gobierno israelí. Y eso va a crear una situación en la que Israel no podrá aplicar más su política.

El problema reside en la política del Gobierno israelí. En el hecho de que su política sea inhumana, opresiva, colonialista. Israel oprime al pueblo palestino. Y eso no es ya aceptable en el siglo veintiuno. Es el apartheid, no podemos aceptar el apartheid. La sociedad civil no puede cerrar los ojos. Y es lo que intentamos mostrar. Sólo decimos nunca vamos a atacar al gobierno israelí, el Estado israelí. No es nuestro objetivo. Lo que queremos, es levantar el sitio de Gaza. Queremos que palestina sea libre.

Silvia Cattori : ¿Si comprendo bien, Israel está mostrando su debilidad?

Dimitri Plionis : Creo que una tal movilización no fue nunca realizada por este tipo de acción. Quiero decir que este tipo de acción no amenaza la existencia de Israel. No vamos a arrojar bombas o cualquier otra cosa. Queremos solamente pasar. Creo que todo eso se debe a que Israel se convirtió en un Estado militar colonialista. Están como el régimen de apartheid en Sudáfrica. Israel debería intentar convertirse en una nación normal. Corresponde al pueblo israelí que decida si quiere hacerlo, o convertirse en algo peor. Dijimos la verdad sobre lo que queremos: estamos abiertos y todo el mundo debería conocer nuestros objetivos.

Fuente: http://www.silviacattori.net/article1707.html

Traducido por Guillermo F. Parodi

Deixe uma resposta