Por seus excrementos os conhecerão

Por Fede de los Ríos.

El orden natural vuelve a su ser y las familias de invertidos al armario. Apartadas las veleidades igualitarias, vuelve la moda del hombre-hombre y la mujer-mujer. Como Dios los creó.

Llegaron y, en menos de lo que tarda un oriental en abrir y cerrar los ojos, ya dejaron su impronta. Hay que dejar huella, que se note tu paso.

Cómo, si no fuera por el guano depositado sobre barandillas y alféizares, sabríamos que nuestros balcones y ventanas son visitados por tan simpáticas aves, las colúmbidas, vulgarmente conocidas como palomas, que lo mismo anuncian la paz, rama de olivo al pico, que te embarazan a la Mari mientras te las prometes felices serrando en la carpintería de Nazaret. Sus excrementos denotan su presencia. Los del PP actúan de manera similar a las palomas pero a lo grande. Eligieron un ave del orden de las charadriiformes, la gaviota, como símbolo que les represente y se equivocaron. Porque, como decía un tío mío al tiempo que golpeaba la mesa con una mano portadora de rey y caballo entre el pulgar y el índice, al cantar las cuarenta en las partidas de tute: «caga más un buey que cien golondrinos».

Si a excrementos de paloma están asociadas las enfermedades humanas de la histoplasmosis, la criptococosis y la psitacosis; el contacto con las boñigas vacunas de los del PP, ocasiona en los humanos tal sequedad de meninges, que deja nuestro maltratado cerebro sin protección alguna, a merced de los bobos, que son legión. Por eso para las excrecencias vaticanistas que nos gobiernan, la educación es uno de sus principales frentes de batalla. Siempre quisieron joder, de una u otra manera, a impúberes y adolescentes. La efebofilia siempre reinó sobre el resto de pasiones de los impartidores de doctrina.

Mi amigo Luis, (dedicado a la sufrida profesión de impartir materias de filosofía entre sujetos con las gónadas al pil-pil y las neuronas paralizadas por tanto fútbol y televisión) está que trina con la contrarreforma que viene. «Si lo del PSOE en materia educativa era penoso y deprimente, lo de los hijos del Cid produce arcadas. ¡Tanta hostia con Educación para la Ciudadanía! La asignatura más insulsa que ha conocido la historia -grita, fuera de sí, un hombre, por lo general, comedido-. Una hora semanal. Ni es asignatura ni es nada ¡una falacia como el PSOE! Y ahora vienen los herederos del Caudillo a cambiarla por Educación Cívica y Constitucional porque la anterior estaba `cargada de ideología’ y `adoctrinaba’. ¡Que vuelvan ya los de Falange a impartir Formación del Espíritu Nacional, como antes, y dejen de amargarnos la vida a los profesores!», me dice un Luis congestionado.

Los jefes de los adoradores de un tal Yavéh, la Conferencia episcopal, celebran el cambio de asignatura como «un triunfo sobre el totalitarismo». El orden natural vuelve a su ser y las familias de invertidos al armario. Apartadas las veleidades igualitarias, vuelve la moda del hombre-hombre y la mujer-mujer. Como Dios los creó.

El nuevo cambio del sistema educativo será el séptimo después de la Loece, LODE, Logse, Lopeg, LOCE y LOE. La gran gaviota de abultado vientre y dilatado esfínter vuela sobre nuestras cabezas. Inútil toda huida.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here