No Dia 26 de Setembro, Chávez segue?

Publicado em: 18/09/2010 às 17:21
No Dia 26 de Setembro, Chávez segue?


Por Orlando Balbás.

Sin dudas, en las próximas elecciones del 26 de Septiembre, se define el futuro político de Venezuela. Solo manteniendo la mayoría en la Asamblea Nacional, las fuerzas revolucionarias pueden darle continuidad al proyecto de construcción del Socialismo. Un cuadro alentador es que la oposición se mantiene en la escena electoral y hasta ahora no existen indicios de su posible retiro de la  contienda, como lo hiciera en el 2005. De hacerlo estaría acompañada esta retirada de toda una acción de violencia y caos para derrocar al Presidente Hugo Chávez. Se envolvería a la nación venezolana en la más cruenta situación de enfrentamiento civil y militar, pues sería el comienzo del segundo golpe de estado  contra el Comandante Chávez.

Un segundo cuadro que puede presentarse, es que la oposición, ante un resultado adverso, emprenda la campaña contra el Consejo Nacional Electoral (CNE) e inicie la movilización de sus fuerzas de choque y marchas violentas que desemboquen en la locura del año 2002, dirigiéndose nuevamente Miraflores, es lo que uno de sus candidatos denomina la marcha sin retorno. Ahora bien, la pregunta sería ¿tiene la oposición suficiente fuerza y apoyo en el pueblo para hacer este tipo de movilizaciones?

¿Cómo reaccionaría el pueblo que está con Chávez y las Fuerzas Armadas, ante un nuevo intento de derrocar al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela?

Un tercer elemento es el triunfo de los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ¿cuál sería la actuación de la oposición en la Asamblea Nacional? ¿Permitiría se aprueben las leyes y se discutan los temas de prioridad para el desarrollo del país? ¿Se haría un pacto de caballeros? ¿es posible?  .

Hay infinidades de preguntas, dudas y desconfianza ante la inesperada actitud del factor adverso al Presidente Chávez y que hasta ahora, se ha mostrado intransigente, unido a los sectores fascistas que no aceptan una política de inclusión de los desposeídos. Esos que odian estar al lado de los pobres en el mismo centro de salud o la misma universidad, son posiciones ideológicas adquiridas e inconcientemente expresadas en este tipo de conducta política. No le perdonan a Chávez  su atrevimiento de poner al servicio de las mayorías lo que antes era de un pequeño número de venezolanos, porque había exclusión extrema, se violentaban los derechos humanos y se jugaba con la democracia, que sólo aparecía en época electoral.

Las encuestas no han dejado de dar pronósticos, claro está, no todas son confiables, ni para un lado ni para el otro, muchas de esas encuestadoras vienen confeccionadas para calzar perfectamente en los intereses de algún sector político, otras son punto de análisis objetivo. Pero  Indudablemente, existen evidencias, realidades y percepción sobre el posible resultado electoral del próximo 26 de septiembre de 2010.

Todo indica sin temor a equivocaciones, que los candidatos de Chávez, obtendrán un triunfo muy contundente, la mayoría en la Asamblea Nacional, estará representada por los revolucionarios. La capacidad organizativa y de movilización del PSUV, se demuestra diariamente, la presencia de sus militantes en los barrios, en poblaciones de difícil acceso, en caseríos. El control del trabajo electoral y la ubicación de los electores seguros, potenciales y los contrarios.  Todo ese mecanismo, conducirá a que se concrete el voto popular el día 26 de septiembre de 2010.

Todos conocemos del alto porcentaje de abstención que siempre se presenta en procesos electorales no presidenciales, por ello la motivación al voto y la conciencia política del venezolano, va disminuir la abstención. Si esta es menor de un cincuenta por ciento, estaremos comprobando que la conciencia se ha elevado y el mensaje es entendido por los venezolanos. La idea es que todos los electores salgan a ejercer su derecho al voto.

Deixe uma resposta