Especial: Rebeliões e Resistência

Publicado em: 29/05/2011 às 17:59
Especial: Rebeliões e Resistência

O Portal Desacato apresenta uma série de artigos do escritor  Juan Luis Berterretche sobre os conflitos nos países árabes.

Rebeliones democráticas y resistencia a las ocupaciones en los países árabes

Por Juan Luis Berterretche.

YEMEN

Al menos nueve personas murieron el martes (24 de mayo) y cerca de cien resultaron heridas en la segunda jornada de enfrentamientos entre la poderosa tribu Hashid, la más numerosa de Yemen, y las fuerzas de seguridad. La decisión del presidente yemení, Ali Abdallah Saleh, de aferrarse al poder al negarse el domingo por tercera vez a firmar el plan de las cleptocracias del Golfo, EEUU y Gran Bretaña, para favorecer un traspaso ordenado del poder provocó violentos combates.

El martes la vivienda del líder tribal jeque Sadeq bin Abdallah al-Ahmar, en el barrio al-Hasaba, en el norte de la capital, fue bombardeada con misiles después de los intensos combates. En el ataque murieron cinco guardaespaldas de Al-Ahmar, tres transeúntes y un polícía. Entre 80 y 90 de sus seguidores fueron heridos. «Entre los heridos se encuentra el general Ghaleb Gamarra, jefe de una misión de mediación» entre el gobierno y el jeque Al-Ahmar, añadió.

El lunes (23 de mayo), los seguidores del jeque Al-Ahmar tomaron el control del Ministerio de Industria y, según la televisión estatal, atacaron el Ministerio de Turismo y la agencia de noticias Saba. Según fuentes oficiales ayer, el Ministerio del Interior fue alcanzado por una docena de cohetes antitanque disparados por los partidarios de Al-Ahmar.

Durante una reunión en la residencia del jeque, unos 2.000 representantes tribales, en particular miembros de las dos principales tribus, los Hashid y los Bakil, expresaron «su solidaridad» con Al-Ahmar. Uno de ellos manifestó que «no debemos permitir que el presidente nos conduzca a la violencia y desviar el curso de la revolución pacífica». Jefe de la poderosa confederación tribal de los Hashed, el jeque Ahmar se unió en marzo a la oposición que reclama la renuncia del presidente Saleh, quien también ha perdido el apoyo de parte del Ejército.

Al-Ahmar, uno de los diez hijos del fallecido jeque Abdallah Al-Ahmar, quien fuera el principal aliado del presidente Saleh, está en condiciones de movilizar a más de 10.000 hombres armados, según fuentes tribales. En la mañana del miércoles 25 de mayo volvieron a ocurrir enfrentamientos entre milicianos tribales y fuerzas de seguridad en el barrio Al Hasba en Sana’a. La población yemení está fuertemente armada. Se estima que en este país con aproximadamente 24 millones de habitantes, hay unos 60 millones de armas en manos de civiles. El régimen y los partidarios de Ahmar se acusaron mutuamente de ser responsables de los enfrentamientos, los primeros de este tipo en Saná –capital de Yemen- entre fuerzas de seguridad y combatientes tribales desde que se iniciaron las protestas contra el régimen a finales de enero.

Con este ataque, Saleh trata de hacer creíble el peligro de guerra civil en el que se apoya para no renunciar. En el pasado ha venido utilizando la bandera del miedo a una supuesta oportunidad que  para al Qaeda supondría su salida del poder, y visto que esa teoría no ha resultado muy creíble para sus hasta hace poco aliados (tanto locales como extranjeros), habría optado por una provocación a las fuerza tribales.

Al mismo tiempo el presidente yemenita Ali Abdullah Saleh insistió el miércoles (25 de mayo) que estaría pronto para firmar la iniciativa de los países del Golfo Pérsico –bajo la batuta de EEUU- que impone su retiro del cargo en 30 días y le garantiza inmunidad.

Decenas de personas han muerto la pasada noche (del 25 para el 26 de mayo) a causa de los enfrentamientos armados entre las fuerzas de seguridad y los partidarios del líder de la federación tribal Hashid, Sadiq al Ahmar, en la capital de Yemen, Saná. Las informaciones oficiales hablan de casi 40 muertos en los últimos tres días solo en Saná, pero otras fuentes no oficiales calculan que el balance es mucho mayor.

Los nubarrones de una nueva guerra civil se vienen a unir a las otras crisis que conviven a día de hoy en Yemen. La rebelión de los Huthi (chiítas) en el norte del país, el movimiento secesionista del sur (cada día mejor organizado, más fuerte y con mayores apoyos), y el movimiento juvenil que desde hace casi tres años nuclea activistas que se han venido concentrando cada martes frente al palacio gubernamental en demanda de reformas, libertad de prensa y la libertad de los presos de conciencia. Relacionados a través de redes, han sido el germen, poco organizado y con importantes carencias, de las movilizaciones de este año. Quizá el enfrentamiento con las milicias tribales termine por provocar la caída de un gobierno impopular, que ha generado demasiados antagonistas.

Último momento 28 05 2011- El jeque tribal yemení Sadek Abdallah al-Ahmar instó a todas las tribus del país a que se le unan en la lucha armada contra el presidente, Ali Abdallah Saleh, poco después de la emisión de una orden de detención contra él, que lidera la poderosa e influyente confederación tribal de los Hached. “Es necesario que ninguna tribu se retrase”, señaló al-Ahmar, cuyas milicias se enfrentan desde el lunes a las Fuerzas Armadas del régimen en la capital, Saná, con un saldo de alrededor de un centenar de muertos en cuatro días de combates. El jeque, que recordó que si él cae “será el fin del resto de las tribus”, criticó duramente la inacción internacional, y en concreto la actuación de las cleptocracias del Consejo de Cooperación del Golfo. Les acusó concretamente de haber dado más tiempo a Saleh, al que tildó de “mentiroso”, para permanecer en el poder. Los líderes tribales alzados consideran que ya es tarde y Saleh debería “salir (del país) descalzo”, lo que en la cultura árabe equivale a la retirada más deshonrosa posible. En la Plaza del Cambio, donde acampan desde entonces los opositores, no quedaban más de 1.500 personas, mientras que la mayoría de las tiendas instaladas estaban vacías. Muchos se han ido a casa por miedo. “Si la situación perdura, la revolución de los jóvenes no podrá triunfar”, afirmaba el estudiante Bassem al-Hakimi entre el estruendo de los obuses.

Fuentes: Gara, Agencias, Txente Rekondo (Gabinete Vasco de Análisis Internacional – GAIN)

TUNEZ

Entre el 5 y el 9 de mayo pasado tuvieron lugar manifestaciones casi permanentes y en gran parte espontáneas en la capital y en todas las principales ciudades del país. La respuesta del poder consistió en una feroz represión, acompañada de la proclamación del toque de queda, primero en las ciudades de provincias y después en Túnez. La policía disparó con fuego real contra los manifestantes en la capital, causando decenas de heridos; además de un muerto confirmado, hay otros cinco jóvenes que se debaten entre la vida y la muerte. Todavía se desconoce su estado, y hay heridos que han sido rechazados en los hospitales por presiones de la policía.

 

Entre los resultados provisionales de las recientes movilizaciones, el primer ministro va a anunciar la dimisión de cuatro ministros del gobierno actual. ¿Se trata de un primer signo de debilidad? La UGTT, a su vez, se halla en una fase de concertación importante para definir su estrategia ante la Asamblea Constituyente. En cuanto a la elección de la Asamblea constituyente (prevista para julio), cuando el Alto Comité ha aprobado un texto que prevé que los antiguos responsables del RCD no puedan volver a presentarse, Esebsi asume la responsabilidad de denegar esa posibilidad, por mucho que no esté facultado para ello.

 

Los opositores acusan al gobierno de Esebsi (ex ministro del dictador Habib Burguiba que antecedió a Ben Alí) de estar manipulado bajo mano por el clan de Ben Alí a través, en particular, del general en jefe del ejército, Ammar, y de Kamel Eltaïef, amigo íntimo de Ben Alí. Lo que ha hecho salir de nuevo a los jóvenes a la calle es ante todo la persistencia de un hombre del pasado, que se apoya, al igual que sus predecesores, en las instituciones creadas por Burguiba y Ben Alí, es decir, en la policía, el ejército, el control de la información, la represión de las fuerzas de oposición populares. Los acontecimientos han revelado el carácter fraudulento del régimen provisional y de su gobierno de reforma. Su papel es aplicar la política exigida por la elite tunecina en asociación con los bancos mundiales y las potencias imperialistas occidentales.

 

El pasado lunes (16 de mayo) el gobierno interino tunecino anunció la formación de un comité electoral independiente que supervise el 24 de julio las elecciones para formar una asamblea constituyente que tendrá la tarea de supervisar la elaboración de una nueva constitución.

Todavía se libra una verdadera batalla en todos los frentes y en todas las ciudades de Túnez las huelgas, sentadas, manifestaciones de jóvenes, de parados, de estudiantes y de obreros siguen presionando sobre los sindicatos, los partidos políticos y el gobierno de transición para que no roben la victoria a la revolución y para que esta pueda cumplir sus numerosas promesas. El principal problema social es el paro: 700.000 desempleados de los que 150.000 son jóvenes licenciados. Sin embargo para el primer ministro Beji Caid Essebsi de 84 años  “El restablecimiento de la seguridad es mi prioridad más absoluta”.

Fuentes: Kumaran Ira,  Jaddaliyya y  Amaël François (para Viento Sur)

EGIPTO

50.000 civiles en tribunales militares

“El uso de juicios militares a esta escala no tiene precedentes”, dijo el abogado experto en derechos humanos Adel Ramadan, de la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales. Los registros judiciales señalan que los tribunales militares egipcios han emitido más de 7.000 sentencias desde el derrocamiento de Mubarak, el 11 de febrero, cuando el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas asumió el control del país.

La mayoría de los juicios han involucrado a acusados de saquear, incendiar e intimidar, y se han efectuado en el marco de leyes penales más duras tras el derrocamiento de Mubarak. Los tribunales también han sentenciado a cientos de manifestantes críticos de la manera como gobierna el consejo militar. “Cada caso involucra a entre uno y 35 acusados, así que estimamos que alrededor de 50.000 civiles fueron sentenciados en los últimos tres meses”, dijo Ramadan a IPS.

“Nunca vimos nada como esto. Incluso en el gobierno de Mubarak había apenas dos o tres juicios militares al año”, agregó. Organizaciones internacionales de derechos humanos han condenado la práctica de juzgar a civiles ante tribunales militares, argumentando que esos juicios siempre son injustos. A los acusados se les niega acceso a asesoramiento legal y la sentencia es rápida y severa.

 

Fuente: IPS Noticias

 

Egipto anuncia la apertura permanente de la frontera con Gaza (25 05 2011)

 

Egipto ha anunciado que desde hoy sábado 28 de mayo reabrirá de manera permanente el paso de Rafah, fronterizo con la Franja de Gaza, para consolidar la reconciliación interpalestina. El régimen de Hosni Mubarak, en colaboración con el estado sionista de Israel en el férreo bloqueo a la franja palestina había cerrado la frontera con Gaza.

La decisión adoptada hoy exime de visado previo a las mujeres palestinas de todas las edades, a los varones menores de 18 años y a los mayores de 49 años. Tampoco necesitarán visado los palestinos que estudian en universidades egipcias y aquellos que crucen Rafah para recibir tratamiento médico en Egipto. La medida beneficia también a las familias palestinas de Gaza que usen Rafah como tránsito en su viaje de retorno o salida a un tercer país, con la condición de portar pasaportes de la Autoridad Palestina (ANP) y visados de los países que visitarán. La Embajada de la ANP en El Cairo, en coordinación de los órganos competentes egipcios, se hará cargo del traslado de los palestinos que no cumplan con los requisitos de entrada y salida de Gaza.

Fuente: Agencia de noticias egipcia Mena.

 

BAHREIN

 

Un tribunal de excepción en Bahrein continúa con los juicios sumarios condenando a nueve chiíes a veinte años de prisión, por el secuestro de un policía, según la agencia oficial BNA, mientras un décimo fue absuelto. La agencia no precisó cuándo tuvo lugar el secuestro. Bahrein vive desde mediados de febrero una ola de manifestaciones dirigidas por los chiíes, mayoría entre la población autóctona, que ha sido reprimida por el poder suní, con la colaboración de las monarquías del Golfo y EEUU que utiliza la isla como base de su 5ta. Flota.

 

Fuente: Gara

EEUU

Síntesis del discurso de Barak Obama en Washington el 10 de mayo de 2011 definiendo la política de EEUU para Medio Oriente y los países árabes. La versión oficial del discurso fue distribuida por el Departamento de Estado el 19 de mayo 2011.

Respecto a Medio Oriente “El conjunto de las condiciones de Obama para los palestinos sonó como un comunicado de prensa de Tel Aviv”  Dejando claro que sigue siendo central para EEUU ‘proteger’ a Israel (mencionado 28 veces en el discurso).

“Apoyamos a ‘nuestros’ hijueputas (dictadores) que son suficientemente sofisticados como para golpear, arrestar y matar a algunos cientos de su propio pueblo (Bahréin). Nos molestan un poco ‘nuestros’ colaboradores en la guerra contra el terror que también golpean brutalmente, arrestan y matan a algunos cientos de su propio pueblo (Yemen). También estamos fuertemente inclinados a abandonar nuestro apoyo a dictadores poco confiables, alineados con Irán, que golpean, arrestan y matan a muchos cientos de su propio pueblo (Siria).”

“Desencadenamos la guerra –a través de la OTAN como brazo armado de las Naciones Unidas– contra dictadores poco confiables ricos en petróleo que golpean, arrestan y matan a supuestos miles (Libia). Y nos mantenemos totalmente mudos ante ‘nuestros’ hijueputas monárquicos que impiden la posibilidad de protestas democráticas (Jordania, Marruecos, Arabia Saudí) o invaden a sus vecinos para aplastar actuales protestas pacíficas (Arabia Saudí).”

Fuente: Pepe Escobar para Asia Times Online

 

AFGANISTAN

Militares alemanes de la OTAN asesinan pobladores afganos

La represión de una protesta por la muerte de cuatro personas durante una incursión nocturna de la OTAN en el norte de Afganistán se ha cobrado esta mañana (18 de mayo 2011) 12 muertos y 80 heridos, según fuentes oficiales. Los militares alemanes de la base de la Fuerza de Asistencia a la seguridad en Afganistán (ISAF), nombre eufemístico de las fuerzas de ocupación de la OTAN en el país abrieron fuego contra más de 2.000 manifestantes que trataban de irrumpir en la instalación extranjera enfurecidos por lo que consideran una nueva matanza de civiles, aunque la OTAN asegura que los muertos anoche, entre ellos dos mujeres, eran insurgentes.

La protesta se ha producido en la localidad de Taluqan, en la provincia de Takhar. Los manifestantes, con los cadáveres de los cuatro muertos, y armados con palas y hachas, han tomado las calles de la normalmente pacífica ciudad, a gritos de “muerte a Estados Unidos” y “muerte a Karzai”, en referencia al presidente afgano, han arrojado piedras contra la comisaría central de Taluqan y han tratado de entrar en el edificio, así como en la oficina del gobernador y en la base de la OTAN. El perímetro del campamento estaba protegido por guardias afganos pertenecientes a un denominado “equipo provisional de asesoramiento” (PAT, por sus siglas en inglés) y en un primer momento el Bundeswehr (ministerio de defensa alemán) negó que hubieran disparado contra los manifestantes, responsabilizando de la matanza al cuerpo de cipayos afganos.

El ministro de defensa alemán Thomas de Maizière había dicho que estaba esperando los resultados de la investigación antes de hacer cualquier declaración concreta sobre los sucesos. El viernes pasado (27 de mayo) el Bundeswehr admitió que los soldados alemanes habían disparado deliberadamente contra los manifestantes que estaban atacando una base alemana y que, por lo tanto podrían ser responsables de varias muertes de civiles afganos.

Fuentes: Kabul / Taloqan – Matthias Gebauer y Jon Goetz  para Der Spiegel

IRAK

Entrevista a Uday Al Zaidi presidente del Frente Popular para la Liberación de Irak

Uday Al Zaidi, de 32 años, es el hermano de Montazer al Zaidi, el periodista que arrojó un zapato a Bush y fue encarcelado por ello. Pero Uday Al Zaidi es también presidente del Frente Popular para la Liberación de Irak y uno de los organizadores de las protestas contra la ocupación que tienen lugar desde hace varios meses en 16 de las 18 provincias iraquíes.

Periodismo Humano ha charlado con él en Madrid, a donde ha acudido invitado por la Campaña estatal contra la ocupación y por la soberanía de Irak. Nada más recibirnos nos muestra decenas de fotografías de víctimas de la ocupación militar y de la guerra.

“Mira, matanzas de niños, violaciones de mujeres y hombres, cárceles secretas, humillaciones diarias, familias asesinadas por bombas estadounidenses. Una imagen vale más que mil palabras. Estas fotos muestran lo que nos ha traído la ocupación”. “Desde 2003 hay un millón de muertos y cuatro millones de huérfanos. Y la gran paradoja es que Irak es un país rico, pero su pueblo, nosotros, tenemos que rebuscar en la basura para sobrevivir”.

La esposa y los tres hijos de Uday Al Zaidi viven desde hace dos años en Siria. Su hermano Montazer se encuentra en Líbano, a donde huyó tras ser puesto en libertad.

“A mi hermano le han prohibido la entrada a Irak. Le han tachado con una cruz, a él y a todos nosotros. Yo trabajaba como funcionario en el Ministerio de Cultura, pero me despidieron cuando Montazer lanzó el zapato a Bush. A partir de ahí toda mi familia empezó a sufrir un acoso insoportable, registraban nuestra casa, nos vigilaban. Así que decidí enviar a mi familia a Siria, por cuestiones de seguridad. Nos vemos una vez al mes. Yo no quiero abandonar la lucha por la independencia de mi país”.

“Llevábamos manifestándonos un tiempo, pero las protestas tomaron fuerza tras el estallido de las revueltas en Túnez y Egipto. Si ellos son capaces de derrocar dictaduras de más de treinta años, nosotros podemos echar a los ocupantes. Así que convocamos una manifestación el 25 de febrero y nos encontramos con una gran acogida en ciudades como Mosul, Basora, Bagdad o Diwaniya. Participaron suníes, chiíes, kurdos, turcomanos. No son protestas sectarias. El sectarismo no existe en la población, sino en las mentes de los políticos iraquíes.Yo, por ejemplo, soy chií, y me manifiesto junto con muchos suníes contra un gobierno dominado por chiíes.”

“Exigimos la puesta en libertad de los detenidos inocentes, que son decenas de miles, hombres y mujeres que desconocen de qué se les acusa. Pero nuestra prioridad es vivir con dignidad, con libertad, con independencia. Solo entonces podremos pedir otras cosas, como trabajo, electricidad, el fin de la corrupción (Irak está reconocido como uno de los 3 países más corruptos del mundo), mejoras en el nivel de vida.”

“Compartimos con la resistencia armada un mismo objetivo: echar al ocupante, pero nosotros resistimos de manera pacífica, a través de protestas. La resistencia apoya esta alternativa pacífica. Ese apoyo ha sido usado en nuestra contra por parte del gobierno iraquí, que nos acusa de tener vínculos con terroristas, cuando nosotros somos ciudadanos de a pie sin más armas que nuestra voz. Simplemente somos personas que no queremos quedarnos en casa de brazos cruzados.”

“Las milicias iraníes han hecho mucho daño a este país y están infiltradas en el propio gobierno iraquí a través de los partidos pro iraníes, como el Consejo Superior para la Revolución Islámica, el partido Al Dawa al que pertenece el primer ministro Nuri Al Maliki o el Movimiento Sader, del clérigo Muqtada Al Sader, cuyo brazo armado es el Ejército del Mahdi. En todas las provincias hay milicias iraníes e incluso cárceles secretas controladas por esas milicias.”

“Las brigadas del Despertar forman parte de la industria americana. Algunos de sus integrantes han pasado a formar parte de las Fuerzas Armadas iraquíes, pero buena parte de ellos han sido engañados y abandonados. El primer ministro Al Maliki no confía en ellos porque son suníes y no quiere una mayoría suní en el Ejército. Así que algunos han vuelto a las filas de la resistencia, otros se han ido del país y otros han vuelto a sus casas decepcionados. Estas brigadas son un ejemplo de la táctica estadounidense, consistente en el divide y vencerás. Ahora el sectarismo no existe entre la población, solo en la zona verde, donde está el primer ministro y el resto de los gobernantes.”

Fuente: http://minotauro.periodismohumano.com 15 de mayo 2011.

 

Deixe uma resposta