Ditaduras democráticas

Publicado em: 09/02/2011 às 20:53
Ditaduras democráticas

Por Raúl Crespo.

Luis Inacio Lula da Silva, en el foro social mundial de Dakar, llamo a los africanos a tomar conciencia de su fuerza tras recordar que Brasil, alberga la segunda comunidad más grande del mundo después de Nigeria, dijo: “África debe tomar conciencia de su extraordinario futuro con sus más de 800 millones de habitantes y su territorio inmenso y rico pueden construir su INDEPENDENCIA en materia de producción de alimentos, en las calles de Túnez, El Cairo, y otras ciudades renace la esperanza de un mundo nuevo”.

Mientras los egipcios valientemente insisten que Mubarak abandone la presidencia África, tiene una nueva nación Sudan del Sur, el 98.8% de los habitantes opto por la secesión, Juba la capital sudista está de fiesta para que en julio se declare un nuevo Estado africano, de los 3873406 votos validos solo 44888 el 1.17% estaban a favor de seguir con el norte.

En Sudamérica, los presidentes se retiran con un altísimo porcentaje de popularidad que raya en el 83% caso Lula, y los presidentes actuales en procesos revolucionarios sostienen su credibilidad en el orden del 53% promedio, en el Norte de África, en cambio, los faraones de diversa extirpe practican una democracia de oasis, a pesar que en las dos regiones los referéndum están a la orden del día, consultas que en países como Egipto, Túnez, Argelia, Yemen, Jordania, Arabia Saudita, Omán, Libia, posibilitan que un dictador como Mubarak, permanezca en el cargo 30 años y el pueblo ya no lo aguante, sin embargo, EEUU lo sostiene a como dé lugar hasta que pasen las elecciones de Gaza en mayo donde es posible que triunfe Hamas.

Freedon House (FH) organización internacional que monitorea las libertades civiles y políticas en el mundo dice:”Mubarak ha ganado todas las consultas por el alto grado de abstención y por la manipulación de los votos para aparentar una amplia victoria del oficialismo”.

“En Egipto, la mayoría de los medios de comunicación pertenecen al Estado, Mubarak en persona elige a los editores y directivos, los periodistas reciben multas fuertes o van a la cárcel si critican al gobierno, cualquier persona que sea escuchada por los servicios de inteligencia criticando al régimen es encarcelada” dice (FH).

“Los rectores y decanos de las universidades son nombrados por el estado, los derechos de asociación y organización son restringidos, el gobierno puede disolver las ONG y bloquear los fondos sin orden judicial previa” agrega (FH).

Mubarak, trata, asesorado por Washington de ganar tiempo al incrementar el salario de los funcionarios públicos y las jubilaciones en un 15% aumento que regirá desde el 1 de abril y le costaran al gobierno 6500 millones de libras egipcias un poco mas de 1000 millones de dólares dijo Samir Radwane, ministro de finanzas. Hay otro fondo de 5000 millones de libras, 840 millones de dólares para “compensar” a los propietarios de comercios. “El gobierno se preocupa del ciudadano egipcio y quiere mejorar su nivel de vida” declaro el primer ministro Ahmad Shafiq, en la primera reunión del consejo de ministros.

Washington, teme que el fundamentalismo se riegue por toda la región echando a pique los intereses militares que con Egipto, entre otros, sostienen a Israel, compleja relación la del bloque árabe especialmente con Irán, nación acusada de estar alimentando las revueltas para que el radicalismo se instaure en los gobiernos y los pueblos tengan la oportunidad de un mejor porvenir, pero, más allá de esta realidad vemos el fracaso de la ONU desde 1948, organismo que en vez de unir a las naciones es una fuente de tensiones geopolíticas por formar parte desde su creación del proyecto de ultramar orquestado por Estados Unidos, después de la segunda guerra mundial. Hoy, en Egipto, le apuestan al cansancio del pueblo para que Mubarak continúe hasta septiembre en la presidencia.

En papeles, Egipto se independizo en 1922, pero, solo después de la segunda guerra mundial alcanzo su autonomía, en 1954 el coronel Abdel Nasser, lidero un golpe de Estado contra la monarquía que reinaba el país hasta su muerte en 1970, en 1971 se aprobó una nueva constitución fuertemente presidencialista con muchas atribuciones al jefe del ejecutivo. Anwar al Sadat, fue el primer presidente en asumir el cargo con esos amplios poderes hasta su muerte en 1981, desde entonces, con mano de hierro y psicológicamente enfermo por el poder Mubarak, no quiere desprenderse del cargo que le permitió amasar una fortuna calculada entre 40 y 70000 millones de dólares. La clave para sostenerse en el cargo, las consultas populares y los referéndums.

En noviembre de 1947 la ONU en Asamblea General aprobó con oposición árabe la resolución para dividir Palestina en dos Estados con un régimen internacional para Jerusalén, el 14 de mayo de 1948 se proclamo la creación del estado de Israel, días después cinco Estados árabes encabezados por Egipto, cruzaron la frontera Palestina abriendo camino para una constante conflagración bien aprovechada por los EEUU, para una sostenida desestabilización de la región.

En 1949 se firmo un armisticio entre Egipto e Israel, después, paulatinamente, se plegaron los otros Estados árabes hasta 1967, año en el que tuvo lugar la guerra de los 6 días que permitió a Israel ampliar su territorio,  años después y ante la complicidad de la ONU, EEUU, Europa, ayudaron por segunda ocasión a Israel en 1973 en la guerra de Yon Kippur, en donde Egipto y Siria, trataron de recuperar los territorios perdidos con Israel.

En 1978 el presidente Carter, Anwer al Sadat y el primer ministro Menahem Begin, firmaron la paz en Cam David,  años después 1981 el radicalismo de los hermanos musulmanes del ala militar asesino a Sadat, en un desfile, para ese entonces Hosni Mubarak, vicepresidente de Sadat, asumió el cargo hasta hoy.

Dictadores disfrazados de demócratas por practicar los plebiscitos nos invaden hasta que los pueblos reaccionen y no pueden ser frenados ni por los militares, eso ocurre en las dictaduras con apariencia democrática.

Deixe uma resposta