Corrupção, chute no traseiro

Publicado em: 24/09/2011 às 19:56
Corrupção, chute no traseiro

Por Raúl Crespo.Nadie se escandaliza, la corrupción es una forma de mantener alguna estabilidad institucional a cambio de una relativa paz, sin embargo, tarde o temprano la verdad se descubre, pero, a muy pocos importa, incluso, se continua con la corrupción con prepotencia y arrogancia, ese su reconocimiento. Tanto se critica al pasado para caer en lo mismo.

La corrupción es una práctica milenaria, todos los Estados funcionan con la corrupción, es parte de la democracia, Douglas North Nobel de economía 1993 dice, “la alianza entre el poder político y el económico elige a los triunfadores, divide el botín y le asigna las migajas al resto, a cambio hay estabilidad”.

El enriquecimiento ilícito es más castigado moralmente que penalmente, uno que otro es sancionado por la justicia para acallar a la opinión pública, el peculado y la colusión entre el sector privado y el publico o entre los ciudadanos y la estructura política funciona en base a la coima, es un habito cultural socio-político que la gente acepta porque no hay otra solución, de vez en cuando los medios hacen eco de las denuncias de la gente para luego caer en el olvido, a estas sociedades North, las llama sociedades abiertas, “en ellas triunfan los mejores, sujetos a las reglas de la competencia lo que no las hace perfectas, si mas hospitalarias con el progreso y la prosperidad”.

Progreso, desarrollo, prosperidad, crecimiento, propuesta hecha por John Mayhard Keynes, economista británico muy influyente en el siglo XX con su peligrosa y global propuesta de que el gasto público y el perímetro del Estado combatirán el desempleo, impulsaría el crecimiento y controlaría la inflación permanentemente, es la mejor tesis para funcionarios y presidentes corruptos.

Pero, el keynesianismo no contó con otro tipo de funcionarios “honestos” o los que no roban por ética profesional o por filosofía ideológica, pero, actúan según sus intereses políticos electorales realizando inversiones públicas que ayuden a su futuro político aun cuando las obras no tengan sentido para la población, porque, sencillamente no existe el bien común ya que las decisiones son tomadas por quienes tienen sus propios intereses personales.

La compañera Dilma Rousseff, crea pánico entre sus aliados políticos al estar barriendo la corrupción; algunas ciudades principales de Brasil está adornadas con escobas, una forma de decir basta respaldando la actitud de la presidenta al no permitir que la corrupción se asiente en su gobierno.

Según la Federación de Industrias del estado de San Pablo, una de las más poderosas de Brasil manifestó que hasta 40000 millones de dólares se desvían por pagos de corrupción en sobornos, sobreprecios en la contratación de obras, ahora que se ejecutan obras para el mundial de futbol 2014 y las olimpiadas 2016 las tajadas de corrupción se pueden incrementar.

Es probable que, desde la caída de su jefe de gabinete y los ministros de transporte y agricultura Dilma Rousseff, no se haya dado cuenta que los funcionarios heredados de Lula, y dados de baja por corruptos le signifique apoyo popular, ese apoyo la motivo a poner mayor énfasis en barrer la corrupción en su gobierno, así, fueron destituidos el ministro de defensa y últimamente el de turismo; sus aliados políticos dicen que es una verdadera cacería de brujas, ella dice que no, tampoco le gusta el término “limpieza” ante la convulsión existente en su gabinete.

En los años 50 Getulio Vargas, fue acusado de estar inmerso en un mar de lodo, la campaña por la ética y la ciudadanía llevo a la renuncia de Fernando Color de Melo en 1992. Brasil, Argentina y Colombia brillan con luz propia en temas de corrupción, sobresalen sobre el resto de países del área también corruptos, en todos ellos las Comisiones de ética e investigación sobre corrupción desaparecen tan pronto como llegan y la democracia corrupta sigue su camino comprando la comprensión de la gente ante ese error.

Brasil, viene gozando por varios años la bonanza y la fiesta, esta no le gusta a Doña Dilma quien impuso un ajuste de 30000 millones de dólares en el presupuesto: Todo hace suponer que la desaceleración en la economía es evidente, las economías emergentes en diferente proporción están siendo golpeados por la recesión en EEUU y Europa, el real brasileño se aprecio demasiado con los capitales especulativos llegados desde EEUU y Europa afectando sus exportaciones.

El real, en algunas partes de Brasil está perdiendo fuerza, en algunas barriadas pobres el Capivari, una de las 63 monedas locales como el cactus, sol, castaña, etc, circulan en la mayor economía de América Latina; “este mes se comenzó a usar en la mayor favela de Rio de Janeiro, inmortalizada en la película de Fernando Meirellis, Cidade de Deus, estas monedas valen lo mismo que el real, se diferencian en los descuentos que realizan los negocios locales, hacen que la transacción valga la pena”. Nadie está obligado a abandonar el real pero el capivaris ahorra hasta un 10% y un 5% en materiales de construcción, dice Paulo Prada en su artículo publicado por The Wall Strett Journal.

rcpuma061@yahoo.com

 

Deixe uma resposta