As esquerdas: novos retos

Publicado em: 26/09/2010 às 13:41
As esquerdas: novos retos

Por Narciso Isa Conde.

No es “la izquierda”, sino “las izquierdas”. Porque hablar aquí de esa corriente es referirse a una diversidad. Si consideramos izquierda a lo alternativo a la  partidocracia (PLD, PRD y  satélites) y al dominio del la oligarquía y  del imperialismo… Si entendemos como tal a las organizaciones políticas, sociales, culturales y religiosas, y a las personas que luchan por la soberanía, la justicia social y la democracia integral, entonces las izquierdas son más grandes y representativas que lo que aparentan, aunque su disgregación las torne débiles.

Hay partes pequeñas y medianas atomizadas (izquierda partidista, movimientos sociales, artístico-culturales, religiosos, juveniles y femeninos), y  la parte grande es la más dispersa: la izquierda sin partidos ni movimientos (integrada por individualidades y conglomerados afines).

El desafío es  desarrollar movimientos político-sociales revolucionarios fuertes y abrir cauce a la confluencia de esa  diversidad en una gran alianza. En eso es que hay que poner empeño, inteligencia y pasión revolucionaria.

Obsérvese que procesos como el venezolano, el bolivariano, el ecuatoriano. . . tienen una enorme aceptación en el pueblo. Que todo lo que huele a cambio de esta realidad agobiante es grato para muchísima gente y que ésa es una señal positiva para contrarrestar la desesperanza y el pesimismo conservador, y asumir los nuevos retos.

En eso estamos quienes militamos en el nuevo Movimiento Caamañista, aportando para reagrupar y recrear la izquierda anticapitalista y socialista con la bandera de la nueva democracia y el nuevo socialismo.

– “Una organización tan caamañista y bolivariana como socialista. Tan firme en los principios como flexible e innovadora en las formas de hacer política para construir revolución de verdad en este siglo XX y en medio de este capitalismo en crisis y en decadencia mayor y frente a un imperialismo cruel y devastador”.

-“Una organización dispuesta a unirse o integrarse con otros componentes de las posibles fuerzas conductoras de nuestro proceso revolucionario.

Pero en verdad, esperamos que florezcan otras iniciativas innovadoras, procesos renovadores y nuevas fuerzas emergentes de izquierda capaces de confluir en un gran torrente.

Deixe uma resposta