A encruzilhada das definições

Publicado em: 27/10/2010 às 18:02
A encruzilhada das definições



Por Orlando Balbás.

Pasaron las elecciones donde resucitó la derecha luego de su retirada premeditada en 2005.  Estrategia que no les dió el resultado esperado de desestabilizar al país y mucho menos desprestigiar a la revolución. Han surgido  posiciones encontradas sobre  las  causas de no lograr el objetivo esperado en algunos estados del país dentro  del Partido Socialista Unido de Venezuela. Las  declaraciones de prensa, radio y televisión de conocidos dirigentes del PSUV, acusando y ofendiéndose mutuamente, preocupa enormemente por La desmoralización que ocasiona esto en  las bases  que sostienen este proceso de cambios que apenas comienza. La lucha interna en el PSUV, debe ser redimensionada y dirigida a superar las  prácticas erradas, comprender que la dinámica política que se impulse desde las filas revolucionarias, tienen que diferenciarse sustancialmente  del pasado.  Reinsertarse en el pueblo para estructurar su organización es el llamado urgente de defensa en la construcción del Socialismo del siglo XXI, educar a la militancia en torno a la gran contradicción entre el capital y el trabajo. A la necesidad de valorar la existencia en nuestra nación venezolana de un Estado que defiende los intereses de las mayorías, de servicios médicos de alta calidad gratuitos y en todos los puntos geográficos del Territorio Nacional, el avance educativo de nuestro país que lo coloca en el quinto lugar de las naciones con mayor inclusión en el nivel universitario, la seguridad social que elevó las pensiones a salario mínimo, incluyendo la de los sobrevivientes. Esto es un avance importante. La gran crisis  del capitalismo  mundial, el caos económico en los países europeos, donde se aplican medidas en contra de los trabajadores. Por ejemplo en Inglaterra, el sector privado despedirá a un millón de empleados y el sector público a quinientos mil, esto es solo en Inglaterra. En Francia, se desarrollan huelgas en contra del despido masivo y el aumento de la edad para la jubilación de sesenta a sesenta y cinco años de edad. Es una crisis total. En España hay caos por una economía en el suelo y el desempleo inaguantable. Grecia, Turquía, Italia, Portugal, Alemania, se las están viendo feas. ¿Y en Venezuela? Se siguen aplicando las medidas de interés social, los bancos privados que se declaran morosos con sus clientes son intervenidos a favor de la ciudadanía, mientras en los Estados Unidos y el continente europeo, el sector financiero recibe todo el apoyo de los gobiernos y dejan al pueblo sin viviendas, sin ahorros y en la calle. Indudablemente, que los medios de comunicación privados nunca dirán esas realidades, solo se ocupan de destacar lo negativo del gobierno bolivariano. La agenda de la desestabilización no se termina, mas aún cuando se trata de desprestigiar de la manera que sea al presidente de La República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías. El esquema de la creación de condiciones adversas para enlodar a la revolución Bolivariana, se va a ir recrudeciendo en estos dos años para debilitar la imagen del Presidente Chávez que es el líder del pueblo venezolano y de las naciones del sur. Los asesores contrarrevolucionarios, el pentágono y la CIA, permanecerán buscando miles de acusaciones. No descartarán jamás la guerra mediática, vinculando a los gobiernos nacionalistas y soberanos de la America Latina de tener contactos con los movimientos rebeldes armados del mundo, calificándolos de terroristas. Ya sabemos que después de doscientos años, Venezuela vuelve a ser el punto de irradiación de las luchas por la independencia y eso no lo perdonarán.

Las razones anteriores, conducen a tomar posiciones en contra de lo que trate de debilitar la continuidad de un proyecto de soberanía y desarrollo de las naciones denominadas del “tercer mundo”, ¡¡caramba, es que somos dependientes de potencias que estrangulan nuestras economías!!! Las posiciones deben determinarse por la unidad de los revolucionarios, la derecha debe ser desalojada de nuestras filas.

[email protected]

Deixe uma resposta