Zapatero, el socialdemócrata, es traidor calificado por decirse “socialista” y servir a los empresarios

Publicado em: 23/06/2010 às 09:54

Zapatero, el socialdemócrata, es traidor calificado por decirse “socialista” y servir a los empresarios

Pedro Echeverría V.

1. “Se busca a José Luis Rodríguez Zapatero por alta traición a los ideales que pretende defender y a los ciudadanos que depositaron su confianza en él”. Está circulando en las calles de España en forma de cartel, así como millones de volantes denunciando a Zapatero por haber aprobado una Ley de Trabajo que lesiona los intereses obreros y favorece a los empresarios explotadores. Este gobernante sí es traidor, junto a su Partido Socialista Obrero Español (PSOE), porque navegan con la bandera de “socialistas” y de izquierda y hacen lo contrario. En cambio a los mexicanos Fox y a Calderón –que han buscado imponer una Ley del Trabajo proempresarial y han privatizado casi todo- no se les puede llamar traidores porque ellos y su partido (PAN) han representado siempre a los empresarios, al alto clero y a las derechas. Cuando hacen demagogia por el pueblo o festejan la Revolución, lo más que se les puede decir es cínicos o hijos de p.

2. En España, como en los EEUU y pronto en México, se impuso un bipartidismo que alterna en el poder para que nada cambie y todo siga igual. Los yanquis tienen a los Republicanos y Demócratas, en México PAN y PRI (PRD se alía a alguno de ellos) y en España, Partido Popular (PP) y PSOE hacen la alternancia. Todos esos partidos nacieron y se han consolidado con el total apoyo de los empresarios y del capitalismo internacional. Cuando fue bombardeado e invadido Irak por el gobierno de Bush, lo acompañaban Blair de Inglaterra y Aznar (PP) de España. Casualmente estaba en Madrid y pude participar en por lo menos cinco grandes manifestaciones contra los EEUU y contra el gobierno español de Aznar. Pensé y escribí que éste caería por la gran oposición a la guerra. No solo no cayó sino que estaba listo el PP para ganar (de acuerdo a las encuestas) y perdió por las bombas asesinas en la estación de Atocha.

3. Sin embargo debe darse una explicación acerca de lo que sucede en España y por qué Zapatero ha sido “obligado” a traicionar a los trabajadores. En primer lugar la gran burguesía y las clases medias españolas son muy reaccionarias, es decir, persiste entre ellas el pensamiento franquista que las dominó en 1939-76. Por conocer a muchos anarquistas y refugiados españoles, por varias revistas avanzadas (Viejo Topo, Transición, Cambio 16, Testimonios y conocer las películas de Saura, Erice, etcétera, pensé durante varios años que España era como una olla hirviendo a punto de rebozar reclamando libertad en todos los campos. Pero desde la participación de España junto a Bush, la permanente persecución y encarcelamientos contra ETA, el cállate del rey a Chávez, el juicio franquista contra el derechista Juez Garzón y ahora Zapatero, estoy plenamente seguro que en España sigue muy vivo el fascista Franco.

4. ¿Qué contiene la Ley Zapatero? El gobierno, para defenderse dice: “Estamos en el tránsito a una nueva era reformista”. Le preguntan: ¿No cree el gobierno que la reforma laboral -la más que probable reforma del sistema de pensiones, la reducción del gasto social o la congelación de las pensiones- suponga abandonar la posición de izquierdas? Responde el gobierno: “Somos de izquierdas pero somos responsables y decidimos más allá del populismo de pacotilla de otros. Cuando hablamos de cambiar el sistema de pensiones, lo que hacemos es asegurar el futuro del Estado de bienestar, garantizar que dentro de 30 años se pueda seguir cobrando una pensión. O vamos por este camino o las dificultades serán mayores. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Tendremos que acostumbrarnos a ser más pobres; todos tendremos un poco menos, los ciudadanos y las administraciones”.

5. Buena demagogia y muy cínica, lean al gobierno de Zapatero: “Tendremos que acostumbrarnos a ser pobres”, pero lo que no dice es que la Ley que han aprobado le da todas las facilidades a los empresarios para desemplear a los trabajadores sin más trámites y sin liquidación justa. No dice que se intensifica la producción sin garantía alguna de repartición de utilidades, ni tampoco que con esas medidas se destruirá la sindicalización y la defensa colectiva de los trabajadores. Al parecer ha surgido un supuesto divorcio definitivo entre la izquierda y Zapatero, presidente del Gobierno. Mientras en el Congreso arreciaban las críticas por la «pérdida absoluta de sensibilidad social» en La Moncloa y los grupos de la izquierda ratificaban su voto en contra de la convalidación del Real Decreto-Ley este martes 22 en el Pleno, el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Pérez Fernández, advertía en Punto Radio que España necesita «un cambio importante de Gobierno».

6. No le será nada difícil al PP recuperar el gobierno porque Zapatero –el “socialista” socialdemócrata- está por los suelos. Pero ha sido igual a otros socialistas de pacotilla o socialdemócratas como Brand, Mitterand, Palme, Felipe González, Bachelet, que en sus presidencias sólo estuvieron al servicio del capitalismo. Este tipo de personajes que han servido para prolongar la vida del sistema electoral capitalista, así como para engañar a tontos con el fantasma de la derecha. Han hecho mucho mal endulzando los oídos de los trabajadores con sus discursos demagógicos, aunque con sus prácticas al servicio del capital. ¿No se recuerda acaso que cuando Hugo Chávez denunció al fascista gobierno español de Aznar, el rey y el mismo Zapatero salieron violentamente a su defensa tratando que silenciar al gobernante venezolano? Lo que pasa en España es que los franquistas han recuperado los fueros que siempre han reclamado.

7.  En México el mejor identificado con esa socialdemocracia traidora de Zapatero el es PRD de Ortega, pero aún no le hacen caso porque sólo representa un 10 por ciento de los votos. Es el PRI –en su ala “progresista”- quien ha estado más cerca de ellos durante muchos años. El PAN ha pertenecido a la corriente socialcristiana, en la que se agrupan los Aznar, Frei y otros personajes de extrema derecha y clericales. Lo que ha hecho Zapatero en España contra los trabajadores es lo mismo que Calderón, el PRI y los empresarios quieren hacer contra los trabajadores mexicanos: imponerle una Ley del Trabajo sin contrato colectivo, con contratos temporales individuales, sin prestaciones y con salarios de hambre. Lo que sucede es que aunque minoritarios los grupos de izquierda radical se mueven y en México –divididos- hacemos el ridículo frente a la burguesía que se carcajea de nosotros.

Fonte: http://pedroecheverriav.wordpress.com

Deixe uma resposta