Respeitará a oposição uma vitória de Chávez?

Por Orlando Balbás.

Hasta ahora los enemigos de la revolución hacen silencio ante el llamado a comprometerse con la nación venezolana a respetar los resultados del próximo 07 de octubre de 2012. Se empieza a desarrollar una campaña de descrédito al Consejo Nacional Electoral, teniendo como objetivo crear en la población desconfianza hacia el CNE y de esa manera abrir las puertas a un nuevo intento por tomar el poder por la vía del caos y la violencia. Esta conducta de desconocimiento del árbitro electoral, no es nueva, ya utilizaron el retiro de sus candidaturas durante las elecciones parlamentarias en el 2005, la entrega de firmas falsificadas para un llamado a referendo presidencial en el año 2004, el golpe de Estado en abril de 2002 desconociendo los derechos constitucionales.

Los opositores al gobierno de Chávez, dieron muestras de confianza, cuando utilizaron al organismo electoral en Venezuela (CNE) y efectuaron sus elecciones internas el 12 de febrero de este año, donde seleccionaron a su actual candidato presidencial, sin embargo, una vez culminado su proceso electoral, incineraron los cuadernos de votación con argumentos de temor y persecución. Ese acto de convertir en cenizas las pruebas de la votación que permite dilucidar cualquier reclamo, es un indicio palpable de la intencionalidad de un adversario que odia a Chávez, y no cree en la vía electoral para llegar al poder. No han podido derrotarlo, se les torna cuesta arriba llegarle a los sectores populares para obtener los votos necesarios para ganarle al líder de la Revolución Bolivariana.

Indiscutiblemente, la inscripción de la candidatura de oposición, es un buen paso, baja las tensiones y permite deducir su interés en lograr la presidencia utilizando el camino de la legalidad democrática y el respeto a la Constitución Nacional. ¿Qué ha pasado? Los miembros de la “Mesa de Unidad Democrática” saben muy bien que todas las encuestas sin excepción, favorecen al Comandante Chávez con una amplia ventaja de 16 a 30 puntos por encima del candidato derechista. Esta razón parece estar produciendo mucha preocupación en la MUD y no sería extraño que estuviesen buscando una salida distinta a las elecciones.

La denuncia hecha por el propio Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, acerca de una posible situación catastrófica que puede crear la derecha, se convierte en un recurso lógico del fascismo opositor para debilitar a Chávez políticamente. Pero lo que sí está claro es la inclinación de este sector oposicionista de buscar condiciones favorables para un golpe de Estado. Está pasando en Venezuela algo parecido a los cuentos de lobos disfrazados de oveja, pero con colmillos sobresalientes y afilados. La derecha entró al redil electoral, pero no dejan de mostrar las garras con las que se lanzarían a dar el zarpazo y destrozar todo el entramado legal que permite una justa y legitima participación en elecciones libres, universales y democráticas, ante la evidente debilidad de un candidato sin pueblo y un proyecto desconocido. Las píldoras edulcorantes de progreso y empleo, esconden realmente el plan neoliberal que produjo la insurrección popular el 27 y 28 de febrero de 1989 y causó el surgimiento de la Revolución Bolivariana.

[email protected]

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here