PODEMOS!

Publicado em: 20/02/2011 às 17:32
PODEMOS!

Por Mikis Theodorakis.

DISCURSO DE THEODORAKIS

(Traducido Del griego por Irene Nedelkeu)

Redirecionado por Koldo Campos Sagaseta.

Atenas. 17.01.2011. El Compositor griego Mikis Theodorakis, insigne compositor griego, quien musicalizó el Canto General de Pablo Neruda, la música de las películas “Z” y de “Zorba el Griego”, en un discurso apasionado que duró casi dos horas en el teatro REX, repleto con más de 1000 personas que literalmente pendían de cada palabra suya, describió las formas con las cuales, según su opinión, los griegos pudieran volver a ser los dueños de su tierra.

Su discurso fue organizado por el Movimiento Ciudadano “La Chispa”, en colaboración con una serie de asociaciones de profesionales y científicos (La Unión de Juristas de Atenas, La Federación de los Dentistas, La Federación de las Escuelas Tecnológicas, La Federación Panhelénica de las Asociaciones de los Profesionales de la Investigación, La Asociación Panhelénica de los Médicos, La Asociación Panhelénica de los Dentistas, La Asociación de los Notarios de Atenas, La Cámara de Comercio de Grecia y EL MOVIMIENTO DE LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTES). Tal como se acotó, fue “Una concentración-comienzo para tratar de reivindicar los derechos que nos pisotean, los valores que nos roban, el nivel de vida que disminuye constantemente.”


EL DISCURSO DE MIKIS THEODORAKIS EN EL TEATRO REX (17-01-2011)

(resumen)

Traducido del griego por Irene Nedelkou

¡PODEMOS!

Por Mikis Theodorakis.

Aún desde la época del 1821, desde el Levantamiento en Armas del pueblo griego que condujo a la liberación del suelo patrio del yugo otomano, la dependencia extranjera permeó la recién creada nación griega. Cambiando de formas y funciones, le asestaba al país duros golpes durante todos sus acontecimientos históricos y sociales, que muchas veces ella misma provocaba. Así, los tres grandes poderes (Inglaterra, Francia y Rusia) crearon los primeros partidos políticos y les  dieron sus propios nombres: el ruso, el francés y el inglés. Trajeron a Kapodistria y luego a Óthon y a los Glytsburg2. Durante las Guerras Balcánicas, dividieron a nuestro pueblo en anglófilos de Venizelos y germanófilos de Constandino. Y como Inglaterra fue la que salió victoriosa, creció en aquel entonces nuestro país a espaldas de Turquía. Pero cuando más tarde los ingleses cambiaron de parecer, ayudaron  a los turcos y Grecia se achicó. Trajeron, en dos ocasiones, al rey Jorge II –sirviente de los ingleses: la primera en 1935, que nos impuso la dictadura de Metaxá.  La segunda, en 1946, para crear el frente de la cordura nacional, es decir el frente de los anticomunistas, y también para disolver el EAM3, el Frente Griego de Liberación, que tenía por aquel entonces de su lado al 70 % del pueblo griego. Nos condujeron luego a la Guerra Civil y nos impusieron la hegemonía de los EEUU.

La política de la dependencia extranjera, cuyo poder emana del control sobre el ciudadano, creó desde el principio, valiéndose de la Policía y el Ejército,  una fuerte oligarquía económica, política y cultural, más defensora de los extranjeros que los mismos extranjeros. ¡El fanatismo de los oligarcas griegos – anglófilos, germanófilos o estadounidenses- era superior al amor que los propios europeos o norteamericanos profesaban hacia sus respectivos países! Y a tal grado, que en nuestro país no fue necesaria la presencia directa (armada, judicial etc.) de los extranjeros para que el país se plegase incondicionalmente a cualesquiera de sus intereses, tales como la imposición de su cultura, pensamiento, lengua, arte, moral, idiosincrasia o cualquier otra característica.

Entonces, debemos tener bien presente la totalidad de los elementos que administran el poder real en nuestro país: esos son los oligarcas económicos, los conformadores de la opinión pública, convertidos en poderosos factores políticos (periodistas, dueños de canales TV, radio y periódicos), los intelectuales destacados y sus seguidores, generosamente remunerados para llevar, popularizar e imponer sus ideas y decisiones. De manera que todo este populacho cubre nuestro país como una nube negra y nos esconde el sol, haciéndonos vivir en la oscuridad y transformándonos en rebaños de diferentes colores4 que se enfrentan entre sí y que siguen los pastores que el Sistema decide. Esta nube venenosa, que es la dependencia extranjera (hoy de los EEUU), la cual controla, dirige e interviene con el ojo siempre alerta a cualquier actividad interna del país, deberá ser el principal objetivo de lucha de la Resistencia, si queremos lograr una verdadera Liberación del pueblo y del país.

Vean ustedes que aquí separo el Movimiento de los Independientes del sistema imperante, en el que incluyo la oligarquía económica (los Bancos también) y el sistema político, a saber la Constitución, el Parlamento, la Esfera Política. Pongo en tela de juicio todas las  formas y variantes existentes de las Relaciones-Compromisos y en general el rumbo del país, así como las prácticas aplicadas en todos los aspectos de la vida nacional: Economía, Educación, Relaciones Sociales. Vista así, nuestra política debe tener un carácter radical. ¡Es radical!

Aquí debo subrayar, que condición básica para que cualquier movimiento radical-revolucionario logre convertirse en fuerza, es la de tener de su lado la aplastante mayoría del pueblo.

Propongo también suplantar el verbo EXIGIMOS por el verbo IMPONEMOS. Porque según lo expresado, no es posible exigir algo de quienes consideramos son instrumentos concientes que actúan a favor de depender de uno o más centros de poder internacional, y que debemos enfrentar como tal. Porque no solamente los norteamericanos nos dirigen, lo hacen también algunos países europeos. De hecho, la actual Troica es la unión entre un banco norteamericano (el FMI) y dos bancos europeos.

Con el verbo “imponer” resulta más claro el tamaño del empeño, si es que queremos crear desde el principio un Movimiento que algún día será capaz de  aunar a la mayoría del pueblo griego. Y este esfuerzo se torna aún más difícil gracias al método escogido, que es el de estructurar el Movimiento desde la base por el mismo pueblo y no desde arriba. Como única arma utilizaremos la divulgación, en pos de crear un criterio común sobre el análisis de los acontecimientos y los motivos que los generan, la posición de nuestro país, los elementos positivos y negativos, y en general para dar a conocer qué es lo que perseguimos, cuál es nuestro objetivo final y qué métodos utilizaremos para conseguirlo.

No basta la palabra “Resistencia” para que nos exprese. Deberá ser acompañada con la palabra “Propuesta”. Una propuesta que debe acoger todos los elementos que componen la vida de un pueblo.  La Propuesta-Programa debe ser la base para el análisis y funcionamiento de cualquier Comité–Chispa, mientras que todos ellos, juntos, deben participar en la cristalización de la Ideología del nuevo Movimiento, para que algún día logre transformarse en la ideología imperante del pueblo griego.

Golpeamos, derrumbamos a la vez que pensamos-construimos. Así veo yo el funcionamiento ideal de un Comité de Iniciativa. Imaginemos una Grecia Libre, Independiente, Íntegra, Valiente, Fuerte por sí misma. Luchemos por un Pueblo Libre, Soberano, Íntegro, Valiente, Fuerte por sí mismo, por una sociedad sin desempleo, injusticias, pobreza, incultura, que tiene como regla una Desigualdad Justa pero con igualdad de derechos, necesidades y un nivel de vida y cultura por debajo de las cuales se prohíbe descender aunque sea uno solo de nuestros conciudadanos. Porque por el contrario, el igualitarismo es injusto y funciona como un freno para el esfuerzo empeñado y para el progreso.

El infortunio que acompaña a nuestro país desde 1950 hasta hoy día, se debe al hecho que aún no hemos logrado ganar nuestra Independencia Nacional, Económica, política y militar. Estamos obligados a seguir de una u otra manera los intereses de las superpotencias y de sus aliados, sin derecho a desarrollar una política independiente – puramente griega- que sirva exclusivamente a los intereses del pueblo griego. Es por ello que debemos poner como primer objetivo librarnos de la dependencia extranjera, de sus órganos existentes en el país y conquistar nuestra Soberanía nacional, que es a la vez condición básica para que un Pueblo se pueda considerar libre, y que cada ciudadano digno pueda considerarse Hombre, Íntegro, responsable, pleno y soberano de su vida y Destino.

Desafortunadamente, desde 1821, nuestro país ha transitado desde la Subyugación a la Dependencia que continúa hasta hoy día, con mínimas pausas. Como lo fue, p.ej., la época de la ocupación extranjera, cuando solamente aquellos que tuvieron el valor de luchar armas en mano contra el enemigo conocieron la Independencia. Y desde aquel entonces, podemos decir que fueron libres solamente aquellos que renegaron de los gobiernos de turno, los que fueron apresados, torturados, fusilados. Asombroso es de verdad, que en este país, para que seas libre debes primeramente sacrificar tu vida…

Acto seguido los secuaces de la dependencia nacional se esforzaron en borrar rápidamente la memoria de nuestros héroes y la más joven y verdadera historia nuestra, para convertir al Pueblo en una manada sin voluntad y sin peligro, supeditado a sus intereses y órdenes (…) Para todos aquellos que votaron esta ley medieval contra los convenios colectivos, propongo que se levante en el medio de la Plaza de la Constitución una pirámide de mármol con sus nombres y apellidos escritos con letras negras, y que se llame “La columna de la Vergüenza”.

Queridos amigos,

La nueva situación internacional y las nuevas relaciones internacionales se caracterizan por la transformación de los EEUU en una potencia imperialista que se basa en su colosal fuerza militar y en el manejo de la economía mundial por medio de los gigantescos monopolios que controlan. Su objetivo es el predominio mundial mediante la creación de un mercado único y globalizado, en el cual se destruyen cualquier tipo de rasgos que impiden la circulación y prevalencia de su estigma nacional, económico, ideológico y cultural, es decir los de esta Fuerza todopoderosa. Hasta los estados que hoy son sus aliados, como Inglaterra, Francia, Alemania y Japón, tendrán la misma suerte que los demás. Se exceptúan China, Rusia e India,  que por ahora son el gran impedimento a su total hegemonía. Es decir, con otras formas y métodos, se repite la visón hitleriana de una Alemania de los 1000 años, que iba a tener bajo su ocupación los cinco continentes.

Los que aún no han comprendido el peligro mortal, o son ciegos, o idiotas, o irresponsables – o, peor aún- colaboradores de los EEUU en la persecución de este nefasto objetivo. Y por eso mismo, son aún más peligrosos que sus dueños.

De todas las dificultades que los nuevos conquistadores tienen delante de sí, las más duras y difíciles de evadir y aún más difíciles de destruir, son los rasgos nacionales, ideológicos, históricos y culturales. Contra los que, en las últimas décadas,  dirigen sus flechas venenosas. Sus aliados nacionales, por ceguera o por ingenuidad, por fanatismo o por interés, actúan en el interior de cada país como un caballo de Troya.

Es por ello que la preocupación fundamental de cada pueblo debe ser la de organizar su propia defensa en todos los aspectos de la vida social. Desde la defensa de cada componente de su identidad nacional, hasta lograr la soberanía e integridad nacional asentadas sobre nuevas bases, que se logra movilizando todas la fuerzas subjetivas y buscando apoyo en las riquezas nacionales, la elevación del nivel cultural, la cohesión y unión del pueblo, la organización de una sociedad justa que ofrezca a todos iguales posibilidades, opciones y remuneraciones. De manera que sea factible crear un clima de solidaridad tan necesario para lograr enfrentar todos juntos el desastre que se avecina, para superarlo y ser capaces de crear una patria mejor, aún en las condiciones de tormenta que vivimos ahora y que mañana serán aún peores.

Hoy quizás estemos viviendo uno de los peores momentos de nuestra historia. Estamos enredados. Nos enredaron de tal manera, que se necesitarán esfuerzos y sacrificios muy grandes para conquistar la Soberanía Nacional.

¿En qué nos apoyaremos? Pues en nuestro intelecto y voluntad, en nuestros esfuerzos, en nuestro autosacrificio, que nos ayudarán a extraer de nuestras tierras y trabajo todo lo que necesitamos para vivir.  Por esta razón permítaseme insistir sobre el criterio que tengo en cuanto a la creación y las funciones de los Comités de Iniciativa. De pronto aparecieron decenas de Comités con nombre de “Chispa”. Bueno, me gusta este nombre y propongo conservarlo.

Cada uno de nosotros conoce mejor que nadie los problemas que le atañen como individuo, como ciudadano, como trabajador, como vecino de una región, pero también como griego. Hoy todos y todas estamos en condiciones de conocer nuestros problemas nacionales fundamentales, así como los problemas que atañen a otros pueblos, las relaciones internacionales y el papel de una u otra potencia. No necesitamos de que algún o algunos Salvadores nos digan qué es lo que tenemos que hacer. Basta con pensar y vivir de una manera colectiva, como miembros de un Comité de Iniciativa que los une un objetivo común, como habitantes de una región, como trabajadores en cualquier esfera y sobre todo como ciudadanos iguales y responsables de un país. Y el país en que vivimos se llama, es Grecia.

Ya es tiempo de pensar, preocuparse y actuar como griegos. Como quienes pisamos la misma tierra, viajamos por los mismos mares, hablamos el mismo idioma, tenemos las mismas costumbres e idiosincrasia, las mismas virtudes, defectos y la misma historia, mitos y amor para nuestras tradiciones culturales. Y todos sin excepción, como lo demostró nuestra historia reciente, historia llena de luchas, de sacrificios, de lágrimas y de sangre, amamos fanáticamente nuestra Independencia nacional, la Libertad, la Democracia, la Justicia Social. Queremos ver a nuestro pueblo soberano y soñamos con el renacimiento desde las cenizas de nuestra Patria querida. Renacimiento económico, social, educacional, cultural. ¡Renacimiento Nacional! NO, no dejaremos a los ladrones de la nación que se roben las palabras “Grecia”, “Nación”, “Patria”, que como resultado, se considera progresista aquel que las desprecia. No olvidemos de que todos los grandes momentos del reciente helenismo, desde las guerras Balcánicas, la epopeya de Albania, la batalla de Creta, la Resistencia Nacional y la lucha contra la dictadura, tenían como símbolos a Grecia y a la Libertad, a la nación y al renacimiento. ¡Que se convierta entonces de nuevo la Patria nuestro principal objetivo! Que significa que desde ahora en cada Núcleo de cada Comité de Iniciativa todos los estudios, reflexiones, iniciativas y actividades tendrán como objetivo principal la participación colectiva, de manera que un día, que no demorará, nuestra Patria se convierta en Libre, Soberana, Orgullosa, conquistando el lugar que se merece en ésta dura época moderna. Conservando a la vez intactas sus características históricas, es decir su abnegación a la Paz mundial, a la libertad y al desarrollo de todos los pueblos del mundo, que exigen de nosotros resistir contra las fuerzas del Mal y de liberarnos de cualquier tipo de injerencia extranjera que se atreva a inmiscuirse en los asuntos internos de cualquier país –como lo hace la actual Troica- que pisotea salvajemente los derechos, la felicidad y el orgullo de nuestro Pueblo.

Considero que la base para el progreso de la Sociedad debe ser la conquista legislada de la Democracia Directa, de manera que cada ciudadano pueda ser responsable de su suerte y de la de su pueblo. Siempre he creído que libre es el que es responsable. Es decir, aquel que decide junto a los demás sobre todos los problemas que ocupan a la sociedad en la cual vive y trabaja. Cuando alguien o álguienes deciden a tu nombre, entonces de hecho y formalmente no eres libre. Eres dependiente, porque moralmente y formalmente fuiste rebajado al nivel del rebaño obligado a seguir a su pastor de la pradera al matadero, sin posibilidad de resistirte, porque de hecho te han transformado en un ser sin pensamiento ni voluntad.

Entonces ésta es la ocasión, cuando los gobernantes a nivel regional y mundial están hundidos en una profunda crisis que apunta a ahondarse cada vez más. Es la ocasión en que nosotros, los de “afuera”, los independientes, podemos lograr algo más allá de la actividad cotidiana, es cuando podemos inclinarnos con seriedad y responsabilidad sobre los grandes problemas que hasta ahora no nos dejaron progresar todo lo que merecemos, es cuando cada uno de nosotros debe participar acorde a sus posibilidades en la ampliación y formación de propuestas para la solución de los problemas.

Como ciudadanos libres, conservamos cada cual su credo ideológico. Sin embargo, en estas condiciones especialmente difíciles y peligrosas para el Pueblo y críticas para la Patria, el primer y máximo deber es la defensa de la soberanía nacional contra las fuerzas extranjeras que nos aplastan y contra todos aquellos que las aceptan, las apoyan y tienen provecho de ellas. Centros de poder que nos someten a recetas de terapias y métodos que nos hieren, ofenden y dañan en todos los aspectos: económico, social, moral, patriótico. Para el logro de este magno objetivo, dejemos de lado las diferencias, unámonos dentro del Movimiento de Liberación. Cada día que suma nuevos adeptos y fuerzas, ayudará a que pasemos de fuerza defensiva en fuerza de ataque, a la vez fuerza creadora. Así lograremos invalidar las nefastas decisiones de las potencias extranjeras y de sus secuaces griegos, a la vez desarrollar planes realistas para el futuro, planes integrales que logren cambiar el actual aspecto mísero de la Patria. Con la presencia y la disímil colaboración de los ciudadanos libres en nuestras filas, entre los cuales se encuentran  personalidades con posiciones clave en nuestra sociedad, no desde una cátedra o esforzándose a implantar desde arriba algún programa de tipo A o B, queremos demostrar que nos encontramos delante de una forma organizativa y de colaboración ciudadana para el análisis y búsqueda de soluciones, totalmente nueva. Que, lo más importante, descansará exclusivamente sobre una voluntad soberana de pensamientos, propuestas y decisiones de los Ciudadanos Griegos Independientes, para lograr una Grecia Independiente, que pertenezca a Grecia y solamente a Grecia.

El primero de Diciembre, en un discurso público presenciado por 1000 personas y  publicado en la prensa al día siguiente, le expuse al gobierno -como tenía tanto el deber como el derecho de hacerlo- una serie de interrogantes, así como algunas acusaciones que concernían temas nacionales de suma importancia. Por cierto, no soy diputado ni ostento ningún cargo público. Soy un simple ciudadano, con la diferencia de que cargo a mis espaldas una experiencia histórica de algo más de medio siglo, y de probada abnegación en defensa del Pueblo y de la Patria en momentos especialmente críticos. Y como tal, creo que en cualquier país que poseyese una elemental sensibilidad democrática, hubiera sido imposible encontrar tanto desprecio y menoscabo hacia mis puntos de vista, que se demuestra en el carácter arrogante del gobierno, de sus amigos y secuaces, como si yo fuera ciudadano de segunda categoría, solamente porque tengo el valor de ejercer una crítica pública a su política. Mis interrogantes y acusaciones siguen de pie. Y si creen que con el método del bozal caerán en el olvido, se equivocan grandemente.

Referente al “Memorando”, es decir las condiciones bajo las cuales las potencias aceptaron “ayudarnos”, seguro ustedes conocen la opinión del destacado profesor del Derecho Constitucional Sr. Kasimatis, a saber: “tales condiciones en un convenio de préstamo aparecen por primera vez en la historia de la humanidad.” A la vez, el Presidente de la Unión de los Juristas de Atenas Sr. Dimitris Paxinós,  denuncia que “con el artículo 14 parr. 5 del Convenio, Grecia hace dejadez IRREVOCABLE e INCONDICIONALMENTE del derecho de asilo a la protección de su soberanía nacional. Esta condición, nunca antes vista, no se encuentra ni en los convenios colonialistas. Es una condición que viola los principios básicos a todos los niveles: del derecho internacional, del europeo y del nacional. Se trata de una condición que viola el principio fundamental de respeto a la soberanía nacional, que amenaza, pone en peligro y ofende el mismo corazón de los derechos básicos, la misma soberanía y las cimientes del país. El peligro se torna inmediato, si se une a dicha condición del Convenio el hecho de que los Prestamistas, todos juntos y puestos de común acuerdo, pueden trasladar a un tercer país sus derechos del Convenio. Además se aclara que el Convenio se supedita al DERECHO INGLÉS. Y como Tribunal único, se decidió que fuera el Tribunal de la Unión Europea, es decir el de nuestros prestamistas. Por tanto, este Convenio prestamista es ILEGAL.”

Y concluye Paxinós:

“Sin ningún antecedente, hemos entregado solamente con una firma nuestra soberanía nacional, toda nuestra riqueza pública. Desde la creación del Estado neohelénico, estamos acostumbrados a pedir préstamos. Pero tales condiciones jamás hemos aceptado. EXIGIMOS QUE SE RETIREN DEL MEMORANDO Y DEL CONVENIO DEL PRESTAMO LAS CONDICIONES QUE AFECTAN NUESTROS DERECHOS SOBERANOS”

Y les pregunto, señores de la fracción gubernamental: ¿Cómo es posible que opiniones de tanta importancia nacional, como lo es la de la mayor Unión de Juristas del país, y como la del Sr. Kasimatis, se consideren por ustedes y por sus amistosos medios masivos de difusión indignas hasta de un simple comentario? ¿No entienden que una postura tan arrogante hiere hondamente la esencia de la misma democracia y reta, provoca inmensamente el sentimiento público? ¿han aumentado entonces los ciudadanos considerados de segunda categoría? ¡Y cuánto desprecio y falta de respeto muestran para todos aquellos que se alzaron contra la dictadura, que fueron torturados, apresados, desterrados, sacrificando 7 años de su vida para la democracia y la Libertad de Prensa! Para ver reinar hoy día de nuevo una censura dictatorial con supuestas predicciones progresistas…  ¿Y con qué criterios ustedes y sus amigos se autonombraron ciudadanos de categoría A, superiores a los demás? Porque, aún con la mayor de las victorias electorales, no le da a nadie el derecho de considerarse superior a los demás, partiendo del supuesto de que, acorde a la Constitución, todos los ciudadanos son iguales y tienen absolutamente los mismos derechos. Y el primer derecho creo debe ser el respeto a sus puntos de vista, cualesquiera que fuesen. Si este elemento falta, entonces no existe democracia sino totalitarismo. En cambio y después de las últimas elecciones, no guardan ni siquiera el mínimo decoro, al afirmar de que su gobierno expresa la mayoría del pueblo griego, a sabiendas de que no los apoyan más del 20%. Es decir manifiestan una actitud claramente totalitarista, basada en una pequeña minoría, que deviene peligrosa para el país, porque uds. no tienen el derecho moral de tomar decisiones tan sensibles para el futuro del país, ignorando la voluntad de la mayoría, que por cualquier vía trata de mostrarles que el camino que trazan conduce a la disolución de la sociedad y –temo mucho- de la misma Patria.

Señor primer Ministro, incumplió todas sus promesas, pre y postelectorales, en lo que concierne a los impuestos, los salarios y los despidos. Conoce que diariamente cierran decenas de industrias, manufacturas y comercios, sin pensar qué será de toda esa gente que de pronto se encuentra en la calle. No le sensibiliza el hecho de que la desertificación en el mercado griego se expande a ritmo veloz, que hasta ayer mismo bullía de vida? ¿No le preocupa que nuestros y nuestras jóvenes, especialmente los científicos, emigran porque no logran vivir en nuestro país? ¿Nadie de su medio le dijo que nuestro Pueblo se desespera, tiene miedo, gime, mientras día a día nuestro país se hunde en todos los frentes en una generalizada depresión, de la que nadie conoce cómo será su fin?

Hago un llamado de detenerse solo un instante y que personalmente mire ud., Sr. Primer Ministro, para descubrir qué está sucediendo realmente a su alrededor. No somos sus enemigos ni opositores. Si estamos en desacuerdo, es por un motivo limpio, porque creemos que el camino que ud. escogió está equivocado. No lo decimos nosotros, sino la realidad. Basta con verla. Porque todos queremos salvarla de esta situación tan difícil en que se encuentra. Todos estamos dispuestos a ayudar. Sin nada a cambio. Busquemos sinceramente un mejor camino, estoy seguro de que existe. Que termine el empecinamiento. Todos nos equivocamos. No nos obligue a mostrar de nuevo hasta donde puede llegar un Pueblo desesperado. No olvidemos cuántas veces los griegos lograron transformar su desespero en fuerza, y entonces ay de los que encontrarán delante de sí. Que no le engañe el hecho  de que hoy nos comportamos como unas ovejitas mareadas. Piense solamente con cuantas mentiras y engaños han alimentado hasta hoy a los griegos. Pero cada día que ud. mismo les ayude a descubrir la verdad con sus duras medidas, las ovejitas se transformarán en ciudadanos responsables y decididos a tomar el destino en sus manos. Quizás ello tome un poco de tiempo. Pero cuando el río de la reivindicación contra todos aquellos que nos han robado tome cuerpo, entonces ninguna fuerza será capaz de pararlo. El río embravecido sabe muy bien hacia donde dirigirse para ganar lo que le pertenece. Piense cuándo y cuántos quisieron impedirlo en los últimos decenios  y donde se encuentran ahora. Porque es Ley histórica de que el Pueblo siempre sale vencedor. Basta con proponérselo. Y se lo propondrá. Y sin demora. Más rápido de lo que algunos piensan.

Y les pregunto una vez más:

¿Qué está pasando con el Mar Egeo? ¿Es verdad o mentira de que la OTAN nos impuso dividirlo a la mitad con Turquía? ¿Existe o no un acuerdo para ceder el espacio aéreo de nuestro país a la aviación israelí para ejercicios militares? ¿Qué sucede con el Consulado turco en Comotiní y por cuales  razones existen los famosos puentes flotantes que son capaces en tiempo récord de unir las dos orillas del río Ebro5 de manera que los tanques puedan pasar? ¿Existe o no una propaganda organizada en Albania y en Scopje con miras hacia tierras griegas y cómo reaccionamos frente a ello? ¿Por qué se paralizaron las obras del oleoducto de Burgas? ¿Es verdad que existieron propuestas económicas de Rusia y China, las cuales el gobierno desechó?  En cuanto al FMI, usted mismo – como anterior dirigente de la oposición, en entrevista otorgada al periodista Kuloglu, describió en los tonos más sombríos sus características catastróficas. ¿Qué intercedió entonces y cambió de opinión? ¿Y porqué se calla delante los descubrimientos de probados especialistas como son p.ej. los de la profesora Klein,  referidos a la implantación en la esfera económica de los bárbaros métodos de la CIA, así como las estrechas relaciones del FMI con casi todos los regímenes dictatoriales del mundo?  ¿Es acaso verdad el hecho de que usted nos condujo a la dependencia económica del FMI y de sus colaboradores europeos, de la famosa Troica, a la cual rindió sin ninguna batalla la economía y las relaciones laborales del país? ¿Y porqué no siguió el ejemplo de los húngaros, que obligaron a los bancos y a todas las grandes empresas de abonar inmensas sumas en vez de quitárselas a los trabajadores?

Existe también el recién ejemplo del pequeño estado de Ecuador, que calificó la deuda externa como “abominable”, y que se negó a devolverla a los prestamistas. El resultado fue el pago de solamente la tercera parte de la deuda total. Demostró así que las bestias (nuestros prestamistas), delante de los cuales nuestro Gobierno tiembla, se vuelven ovejitas si son enfrentados a la voluntad de hierro de un dirigente y un pueblo decidido, aunque más pequeño y débil que el nuestro.

También hemos planteado el problema de las indemnizaciones de la guerra por parte de Alemania. ¿No hubiera sido entonces mejor pedir lo obvio a la sra Merkel en vez de escuchar su ofensiva fascista, es decir exigir la indemnización de los daños causados por Alemania, de reparar esta gran injusticia, que se hizo por excepción solamente contra nuestro país, en vez de ofrecerle más ganancias con las nuevas compras de armamento bélico?…  ¿Y finalmente, cómo llegó usted a este punto, y más aún, usted, el Presidente de la Internacional Socialista, cómo llegó a portarse peor que el dictador Metaxá,  al anular los Convenios Laborales que un dictador implantó bajo las presiones de los trabajadores en la década de los 1930? ¿Cómo se atreve a llevarnos 80 años atrás? ¿Qué se creen el Sr Primer Ministro, el Gobierno y sus Diputados, que todos estos temas que hemos planteado y que tienen que ver con la Integridad y la seguridad del país, como también con las conquistas del pueblo,  pasarán así como así? ¿No entienden acaso que asumen gravísimas responsabilidades, para las cuales algún día tendrán que responder no solamente delante del Pueblo y de la Historia, pero incluso delante de la Justicia Griega? Basta por tanto de subvalorarnos y de creer de que porque hoy nos gobiernan, gracias a una agujereada Constitución que permite a una pequeña minoría de ejercer su poder a costa de la aplastante mayoría, esta situación puede prolongarse.

De hecho, en estos momentos se echan las bases de manera que esta callada y esparcida mayoría de los Ciudadanos Libres pueda expresarse de una manera integral y unitaria. Y entonces veremos quien será el último que se ríe.

Creo que allí donde llegaron las cosas no existe otra solución que la de la voz del Pueblo. Su indignación debe expresarse con tal grito, que haga temblar las cimientes de la podrida Dependencia, que nos conduce derechito a un Caos absoluto. ¡No existe otra solución! Por ello los invitamos, a todos y a todas, de que mañana mismo se enrolen en esta gran lucha, unidos juntos como un puño y con un solo pensamiento, el del amor a la Patria. Coloquémonos al lado del Pueblo con miles de “Chispas”-Comités de Iniciativa, ayudémoslo a tomar por fin la suerte del país en sus manos. Cómo y cuando, dependerá de los mismos acontecimientos y del mismo Pueblo. Nuestra filosofía y quehacer  es para llevarlo de una manera estable hacia los grandes objetivos planteados: la Soberanía Nacional, la Dominación Popular, el Renacimiento Patriótico y nuestro profundo credo de que Grecia pertenece solamente a sí misma.

Quisiera poner además al criterio de ustedes y al del todo el Pueblo Griego dos reflexiones básicas mías. Una concierne la economía, la otra la seguridad nacional:

De todos es sabido que el argumento principal del Gobierno, para justificar la dependencia del país de los Bancos de los EEUU y de Europa y por extensión de provocar nuestra total dependencia, es la necesidad del préstamo. También sabemos muy bien donde nos condujo esta táctica de los préstamos de altísimos intereses. Sabemos también que una gran parte de este dinero va a la compra del armamento estadounidense, inglés, francés y alemán. Y mi pregunta es: ¿Quién nos impide buscar otras formas de pagar la deuda, de buscar préstamos de otras fuentes de intereses más bajos, de trabajar en la liquidación de nuestra futura deuda (que será infinitamente menor) con acuerdos de subasta bajo formas de Empresas mixtas, cuyo objetivo sería la explotación de nuestras fuentes de riqueza, pero con cláusulas severas en cuanto a nuestros derechos soberanos? Tenemos de hecho el ejemplo de Cosco (empresa china), el acuerdo del oleoducto de Burgas y la oferta de 100 billones de euros por parte de Rusia para la construcción de sus navíos de guerra en el astillero de la isla de Siros. Este tipo de subastas pueden tener como objetivo y resultado la revalorización de nuestros puertos, la explotación del subsuelo, de las infraestructuras turísticas y de cualquier otra cosa que pueda ayudar a nuestro desarrollo económico, sin la pesadilla de los engrosados intereses que nos transformaron en un Pueblo esclavo de sus prestamistas.

Mi respuesta personal a esta interrogante es que nada nos puede impedir, ya que somos libres de velar por nuestros propios intereses. Basta con que lo deseen el propio Pueblo y los dos países que mencioné, Rusia y China. Claro está que seguiremos perteneciendo a Europa, pero fuera ya de las relaciones de tipo colonial que nos impusieron para enriquecer sus industrias de guerra, mediante un desembolso anual de decenas de miles de millones de euros con todas sus dramáticas consecuencias.

Subrayo aquí que una respuesta alentadora que partiría de los Comités de Iniciativa y por extensión de los Ciudadanos, nos hubiera dado alas a todos. Claro está sumando a los representantes de las Asociaciones que participan en nuestra actividad de hoy, de manera que podamos empezar las primeras acciones para lograr este magno objetivo. En el caso, claro está, de que el Pueblo Griego lo apruebe.

Mi segunda reflexión es sobre la OTAN. Por supuesto no propongo salirnos de la OTAN hoy mismo, porque en las condiciones actuales sería bien difícil. Mis preguntas son dos: la primera se refiere a los enemigos actuales de los EEUU y de la OTAN, porque los enemigos de ayer de hecho no existen. Para formar nosotros parte de la OTAN, significa que sus enemigos son nuestros también. ¿Son entonces nuestros enemigos los serbios, los rusos, los afganos, los iraquíes y los iraníes? ¿Y por cual razón?

Mi segunda pregunta tiene que ver con el Egeo. El Sr. Davúdoglu dice y repite que con “Georgos” (así le dice al Primer Ministro griego) hacen bussines en el mar Egeo. Que significa, claro está, que detrás de estos negocios se esconde la OTAN y su amo, los EEUU. Queremos entonces saber si eso lo que dice el oficial turco es verdad y de ser así, entonces ¿qué clase de negocios son estos? ¿no le basta a la OTAN que decidió ceder la mitad del Egeo a Turquía? ¿Qué más quieren? ¿Qué más persiguen?

En 1975, en el marco de mi esfuerzo por la amistad griego-turca, creo que fui el primero en hablar a favor de una explotación mancomunada de los yacimientos del Egeo, que hubieran acercado a los dos países. Indagando en aquel entonces, supe que los EEUU los definieron como yacimientos estratégicos para sí, motivo por el cual no hubieran permitido que salieran a la luz. Ello podría suceder solamente cuando ellos lo necesitasen y para sus propios intereses. La telenovela de los enfrentamientos entre Grecia y Turquía en el Egeo corrobora este punto de vista y demuestra fehacientemente que en las actitudes de los dos gobiernos existía la mano norteamericana, que de hecho provocó tales crisis básicamente como pura imagen, con el objetivo de impedir cualquier intento de explotación de los yacimientos tanto unilateral como mancomunadamente. Omitiendo el informe del profesor Teodoros Kasiotis que tiene más de 25 años, la noción actual de de la plataforma submarina obvió, ignoró de hecho aquella de AOZ (Zona Económica Exclusiva). El acuerdo del 1982 en cuanto al Derecho Marino (artículo 121, parr. 2) afirma que todas las islas tienen AOZ y que la AOZ y la plataforma submarina de una isla se definen exactamente igual que las de las regiones continentales.

Como resultado, Turquía no puede utilizar para la AOZ los mismos argumentos que exime para la plataforma submarina de las islas del Egeo, es decir de que nuestras islas no tienen plataforma submarina y que descansan sobre la de Anatolia. Además, el Acuerdo anuló la noción geológica de la plataforma submarina, de manera que Turquía ha perdido otro argumento más a su favor.

Con este mismo motivo y para disminuir el área de nuestra plataforma submarina, Turquía nos obligó a limitar nuestras aguas territoriales a 6 millas náuticas en vez de las 12 que prevé el Código Internacional, y ello bajo amenazas de guerra, el famosos Casus Belli, que aún es vigente. Mientras, los Gobiernos de los dos partidos de turno en el poder se esforzaban en acatar a las recomendaciones. Nuestro Movimiento en cambio se esforzará en que volvamos a las 12 millas náuticas, tratando a la vez de transformar al país en una fortaleza inconquistable, defendida por cientos de misiles, gracias a lo cual podremos de nuevo decir, a todos que nos amenazan, tal como dijo Leonidas en las Termópilas: «????? ????», “Vengan a tomarlo”.

Pido disculpas por mis referencias a detalles técnicos (…) que sin embargo nos ayudarán a entender mejor el juego que se lleva a cabo en el Egeo hace ya muchos años por parte de los dos gobiernos supeditados a los EEUU, que culmina con el misterio que se esconde detrás de los nuevos contactos griego –turcos de alto nivel.

¿Por qué será que desde 1982 hasta hoy día Grecia no haya definido su propio AOZ, tal como han hecho casi todos los países del mundo, como también lo hizo Turquía en el Mar Negro? ¿Por qué cuando Chipre creó en el 2004 su AOZ e invitó a Grecia hacer lo mismo, de manera que se unan las dos AOZ, nosotros nos hemos negado? Porque dentro de este común AOZ de Grecia y Chipre, se hubiera incluido naturalmente y Kastelórizo.

¿Será que Grecia por este motivo le haya cogido miedo a Turquía y retrocedió? Chipre sin embargo no la tomó en cuenta e hizo un Acuerdo para sus AOZ con Israel, dejando así a Turquía afuera…

Se dice que grandes cantidades de yacimientos se encuentran en el triángulo entre las islas de Castelórizo, Creta y Chipre. Y por este motivo, últimamente Turquía desarrolló una remarcable actividad en Castelórizo, que parece persigue excluirla del AOZ griego. Esperemos a ver los resultados de las conversaciones y guardemos por ahora los siguientes hechos:

Primero, que con el nuevo Acuerdo del Derecho Marino cambian radicalmente nuestros derechos sobre el Egeo.

Segundo, Castelórizo pertenece únicamente al AOZ griego y como tal impide a Turquía tener fronteras comunes con Egipto. Y

Tercero, por este motivo es que Egipto retrocedió –presionado por Turquía- y no firma el acuerdo sobre las fronteras de la AOZ entre Grecia y Egipto. Lo mismo hizo Albania, también bajo la presión de Turquía. Se trata de un juego de cientos de miles de millones de euros, un juego que se lleva a cabo a nuestras espaldas desde hace muchos años, sin informar nunca al pueblo griego, ni siquiera a la Asamblea.

Finalmente, es posible de que en el aumento del papel de Turquía combinado con nuestra crisis, los EEUU hayan encontrado alguna solución que les convenga, y que puestos de acuerdo con Turquía nos obliguen a retroceder, y ello en un momento en que el nuevo Acuerdo Marino nos da, como hemos visto, una gran ventaja en cuanto a la explotación de una parte de nuestra riqueza nacional.

Conozco, como ciudadano de segunda categoría, de que el Gobierno y los medios masivos de difusión que controla me ignorarán magnánimamente. Es la razón por la cual la pregunta la dirijo a ustedes, los ciudadanos comunes, junto con el llamado de que dejen de lado su postura pasiva y exijan bajo cualquier forma los derechos que tienen como únicos dueños de este país. No son ni alquilados, ni parías. Son los Dueños y deberán probarlo en la práctica.

Considero necesario repetir aquí sintéticamente los aspectos básicos que propongo se lleven a cabo para salir de la crisis y sobre todo para conquistar nuestra Soberanía Nacional, y que he expuesto en mi intervención del 1-ro de Diciembre.

Primero: abandonar el dogma “Pertenecemos al Occidente”, para suplantarlo con “Pertenecemos a Grecia y solamente a Grecia.” Lo que significa que podríamos contraer acuerdos de todo tipo, siempre a favor del país. Acuerdos económicos, militares, así como de amistad y ayuda mutua. Sin pertenecer y sin depender de nadie. Así el horizonte tendrá para nosotros  más puntos cardinales: Este, Oeste, Norte y Sur.

Segundo: el Occidente nos hirió, nos humilló y nos obligó a cederle voluntariamente la hegemonía del país,  mediante acuerdos que ofenden nuestros derechos soberanos.

Tercero: los EEUU y la OTAN colaboran con los círculos nacionalistas de Turquía, Albania y Scopje, que reclaman abiertamente intereses (territorios) griegos en Grecia del Norte, en Macedonia del este, en el mar Egeo y en Chipre, mientras nosotros continuamos dependiendo de los EEUU y bloqueados dentro de la OTAN. Se trata de una situación esquizofrénica de la cual debemos liberarnos.

Cuarto: porque los enemigos que nos rodean se apoyan abiertamente en nuestros supuestos aliados y padrinos, para que el país se salve supuestamente de los posibles ataques enemigos, Primero debe existir un Nuevo Dogma de Defensa fuera del control de la OTAN, y Segundo, habrá que buscar los medios de defensa necesarios en otros países, a saber en Rusia y China.

Quinto: Para liberarnos de las garras del FMI y de los bancos europeos, no nos queda más remedio que el de asegurar el capital necesario de nuevo desde Rusia y China, con la esperanza de que las condiciones que nos impondrán serán acordes a nuestros intereses nacionales.

Para que se materialicen estos cinco preceptos es necesario: Que se le pregunte al Pueblo Griego, el cual tomará y la decisión final. Que estén de acuerdo con nosotros Rusia y China. Será necesario negociar con los EEUU y la OTAN acuerdos amistosos en el supuesto de que ellos deseen también cualquier tipo de colaboración acordada por ambas partes. Lo mismo deberá hacerse con Europa. Y

Sexto: Aglutinar todas nuestras fuerzas, de manera que, para empezar, nuestro problema económico logre solucionarse en gran medida por nosotros mismos. Con este objetivo deberá plasmarse por nuestro propio Pueblo un Programa realista, detallado, aplicable, científicamente correcto,  sobre el aprovechamiento de las fuerzas productivas del país, las materiales y las humanas.

Queridos amigos,

En cada una de estas propuestas en pos de una vuelta radical en la política que estamos siguiendo hasta hoy día, la pregunta que oigo es: “Pero lo permitirán los norteamericanos?” Ello demuestra hasta qué punto nuestro pueblo está corroído por la certeza de que dependemos de los  extranjeros y que por ello estamos obligados a implantar hasta la última letra las recomendaciones-órdenes que nos vienen de los EEUU, la OTAN y la Europa de los Bancos y de votar a favor de los políticos y a los partidos que sabemos muy bien cuan preocupados están por la suerte de los extranjeros. De hecho hemos visto qué pasó cuando los Grandes Amos se pusieron bravos con nosotros, cuando nos rebelamos en la década de los 60 con la petición principal la Democracia. Nos impusieron un dictadura que duró 7 años, después vinieron los acontecimientos (Matanza) del Politécnico, luego nos castigaron dando luz verde a los turcos para ocupar militarmente el 40 % del territorio de Chipre… Me acuerdo de Mitsotakis diciéndome en el Maxím: “Parece que la Casa Blanca me borró y ahora tengo que esperar el final”. Y cuando mi hermano Giannis le dijo: “Y porqué no reacciona señor Presidente?”, él contestó: “Qué quieres que haga? ¿Qué salga afuera y que grite afuera los norteamericanos?”.

Y quien duda de la furia que provocó a los norteamericanos Costas Caramanlis con sus aperturas hacia los rusos y los chinos y especialmente por el NO que osó decirle a la cara de Bush en el Encuentro de la OTAN en Bucarest, impidiendo a Scopje entrar en la Gran Alianza Militar.

Estas son verdades que nadie toca, porque los unos tienen miedo mientras los otros, los que están en el poder (políticos y periodistas), están amarrados al carruaje de la dependencia. Todas estas cosas terribles opino que dejaron de ser ya un peligro para Grecia y su pueblo y conciernen solamente a los Poderes. Es decir, hoy día los norteamericanos tienen la fuerza de intervenir solamente en las esferas económicas y políticas del Poder. Es decir en la superficie de nuestra vida nacional y no en el Pueblo, en el caso que él tuviera la posibilidad y el valor de decidir soberana y libremente, de acuerdo a sus intereses y voluntad, sin preguntar a nadie.

Yo mismo confieso que he colaborado con la Solución Caramanlis, al conocer el poder de nuestra dependencia de los EEUU y persiguiendo concientemente un arreglo. No olvidemos sin embargo que en 1973, cuando hablé de la Solución Caramanlis, habían pasado solamente 23 años del fin de la Guerra Civil, es decir en aquel momento los EEUU administraban de facto a Grecia y habían penetrado profundamente dentro del Ejército, la Policía, la Economía, el Estado, el Sistema Político, cuyo órgano principal era el trono real. Y que desde 1967 implantó abiertamente el estado de una dictadura militar.

Me acuerdo que cuando en Washington, en 1974, un oficial norteamericano me preguntó qué íbamos a ganar ganancia con la “Solución Caramanlis”, le respondí “Hoy con la junta tienen el 100 %. Con la “Solución Caramanlis”, ganaremos por ahora el 50 %…” Es decir, sabía de antemano y de primera mano que estábamos obligados a llegar a un arreglo, porque cuando aquello los EEUU tenían el 100 % del control del Ejército, del poder policial y de la corroída esfera estatal y pública… Con estas 2 palabras que les dije, “por ahora”, entendía que llegará el día en el que el peligro de repetirse el 1967 haya eclipsado. ¡Y este día es hoy! Y es por eso que salí de nuevo a la arena. Porque me doy cuenta de que además de la debilidad de los norteamericanos de intervenir dinámicamente, todas las fuerzas dependientes, políticas, económicas y de difusión, se encuentran hacia la disolución económica, política y moral.

Por tanto quiero decirles claro: Creo firmemente que hoy día la correlación de las fuerzas principales nos ayuda, y que la única solución patriótica se encuentra al 100% en la libre voluntad del Pueblo griego.  Que lo entiendan todos bien. ¡Somos libres! ¡Basta con creerlo, demos para siempre la espalda a los secretos amigos y colaboradores de todo tipo de los norteamericanos, organicemos la Unión del Pueblo basada en la Independencia del país y su Pueblo, libre de escoger las soluciones que le convienen!

Terminando, quisiera volver al problema de la dependencia extranjera, porque supongo que la mayoría, si no la totalidad de los griegos, la relaciona con la presencia de fuerzas militares de ocupación con evidentes mecanismos de opresión. Pero como hemos visto, puede existir dependencia de las fuerzas extranjeras de muchas otras formas, más refinadas e invisibles para los ciudadanos que no sospechan, especialmente a partir de 1974, cuando después de la caída de la dictadura hemos pasado a un régimen de democracia parlamentaria.

Les he mencionado anteriormente mi experiencia personal, de que debido a que el PCG y Andreas Papandreu, desde Enero del 1973, vetaron cualquier posibilidad de Unión de las fuerzas de izquierda, es decir la única solución posible para liberarnos de la junta, asumí la responsabilidad histórica de la “Solución Caramanlis”, la cual nos iba a salvar de los oficiales, pero a la vez sin desembarazarnos de dos rasgos negativos: primero, se iba a dar el perdón a los políticos principales responsables del régimen dictatorial, y segundo, se iba a eternizar la presencia de los norteamericanos en el país, aunque de una forma más suavizada. Y así fue como sucedió. Y porque los oficiales de l0s EEUU, los responsables, especialmente después del Politécnico, buscaban también algunas formas para desembarazarse de los militares y por eso estuvieron de acuerdo con mi solución, en Junio del 1974 me invitaron a Washington para intermediar en que Caramanlis estuviera de acuerdo en asumir este papel.

No me arrepiento del papel histórico que asumí, porque primero consideré que la dependencia en condiciones de dictadura es más profunda y dura que en el tipo de democracia parlamentaria, segundo porque tenía la esperanza de que en las nuevas condiciones hubiéramos tenido, como Izquierda, la posibilidad de luchar para librarnos algún día de ella. Mis esfuerzos para unificar a la Izquierda desgraciadamente no fructificaron. Sin embargo cuidó el paso del tiempo y otros factores como el PASOK del primer tetraénio, de que los norteamericanos perdieran los principales bastiones de control dictatorial sobre nuestro país: las fuerzas armadas, la Policía y algunas esferas sensibles del mecanismo Estatal, de manera que no pudiesen seguir amenazándonos bajo las formas conocidas, pero que insisten como pesadillas en paralizar a nuestro pueblo, que sigue creyendo que nada se puede mover sin el permiso de los EEUU.

Por este motivo quiero gritar en voz alta, para que se oiga por todos los Griegos, de que no existe la más mínima posibilidad de un nuevo 1967. De hecho los EEUU, la OTAN y la Europa bancaria, puestos delante de la determinación del pueblo griego de implantar soluciones radicales, seguro que colaborarán con nosotros, basta con que no les toquen sus principales intereses estratégicos. Es por ello que nuestras miras deben ser puestas en asegurar los intereses nacionales y populares, sea a través de la toma de acuerdos con varios países, sea mediante la anulación de condiciones que hieren nuestros derechos soberanos, nuestro desarrollo económico y nos hace dependientes de centros internacionales que ó nos subyugan económicamente (como son p.ej. el Memorando y la Troica), ó nos arrastran en actividades que no concuerdan con nuestra adhesión a la Paz mundial y el respeto a la integridad de todos los pueblos (como es la colaboración militar con Israel).

Bajo estos supuestos, creo que somos totalmente libres de adelantar sin más demora en la salvación y renacimiento de la patria. Libres, Libres, Libres.

Saludos

Notas

1.      en contra del yugo otomano

2.       familia real alemana

3.      EAM, Frente de Liberación Griego

4.      léase partidos: a los socialistas los representa el color verde, a los derechistas el azul, a los comunistas el rojo

5.      Ebro, río fronterizo con Turquía

Deixe uma resposta