Outra catástrofe em Honduras

Redacción Central / EL LIBERTADOR (texto e foto).

Tegucigalpa.Un incendio de grandes proporciones está consumiendo el mercado “San Isidro” de la capital de la República.
En este momento, enormes columnas de humo cubren el cielo de la ciudad.
Se puede contemplar llamas de gran altura que devoran los puestos de ventas de esta zona comercial situada a inmediaciones del río Choluteca.
En este preciso instante, unidades contraincendio del Cuerpo de Bomberos se desplazan hacia la zona del siniestro para extinguir el fuego.
Según relatos de personas que transitan por la zona, miles de vendedores ambulantes y estacionarios han huido del lugar por temor a perder la vida.
En tanto, se desconoce si hay víctimas o heridos de gravedad producto del siniestro.
Reportes del Canal 36 de televisión muestran imágenes desde el lugar del siniestro y la labor que realizan bomberos a fin de evacuar al los venderores que aún no han salido del lugar.
Reportes de periodistas indican que se las vías adyacentes a los mercados de Comayagüela han colapsado debido al excesivo congestionamiento vehicular que hay.
Ante ese hecho, algunas personas han preferido dejar los carros y huir del lugar para ponerse a salvo.
Locatarios del mercado siniestrado dicen que varias personas se han quedado a cuidar los bienes que poseen por miedo a actos delincuenciales y están pidiendo a la Policía Nacional que acudan a auxiliarlos.
El oficial Artica del Cuerpo de Bomberos dice que el ingreso de los apagafuegos a la zona se ha complicado, debido al exceso de personas que aún permanecen en el lugar.
A esta hora, el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, se ha apersonado a la zona siniestrada para dialogar con los mercaderes.
El edil informó que en las próximas horas tomarán decisiones junto a los venderores para que este incidente no se vuelva a ocurrir.
Entretanto, han sido ingreasados al Hospital Escuela José Lagos (18) Carlos Ricardo Barahona, de edad desconocida, con quemaduras de grado 1; Ana Leticia Ramírez fue ingresada a este centro asistencial  luego de  haber inhalado humo.
Periodistas informan que el tendido eléctrico contiguo a la zona de desastre corre el riesgo de tomar fuego y pueda prolongar el incendio que amenaza con consumir otros locales.
El portavoz del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), Allan Aragón, dice que las unidades contrafuego presentan dificultades con el vital líquido para extinguir el incendio; no obstante, informó que en breve se enviará cisternas de agua para que sean usadas por los bomberos.
Asimismo, anuncia que en los próximos instantes, se estarán habilitando varios hidrantes para apaciguar el incendio.

COMPARTILHAR
Artigo anteriorPeru: A Marcha da Água
Próximo artigoUma oferta enganosa

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.