Oportunismo de direita e esquerda

Publicado em: 12/09/2010 às 17:22
Oportunismo de direita e esquerda


Por Raúl Crespo.

La protección de los derechos de las personas única razón que justifica la existencia del Estado, son a la vez el principal problema para los poderes, porque, los derechos del soberano no son bien entendidos en el proceso revolucionario si las criticas estorban o las leyes son cerrojos que inclinan la balanza hacia el blindaje de la autoridad.

Cuando se empieza a advertir que los cambios son literatura de cátedra dependiendo del profesor, de izquierda o de derecha, desde donde se confunde al soberano con el siempre hipotético interés nacional, cuando las decisiones plebiscitarias no son las de la mayoría, por el mismo porcentaje abstencionista y conservamos el mismo porcentaje de apoyo electoral, entonces, tejemos una tupida red de micro poderes burocratizados y políticas que entorpecen los cambios.

El soberano no puede no debe ser la Asamblea, atribuyéndose los derechos de las personas y atreviéndose a suplantar los derechos sociales y sus mas intimas decisiones. Los derechos del socialismo no son los del poder central, es un teórico y arcaico fundamento del oportunismo de izquierda.

¿Quién dirige la acción revolucionaria, el populismo, el revisionismo, o el oportunismo de izquierda? Hay de todo, un populismo que niega el papel decisivo de los factores económicos y sostiene que los artífices del cambio no es el pueblo sino los héroes de la independencia y las personalidades relevantes de hoy.

El revisionismo o el oportunismo de derecha, es el servilismo ante la nueva burguesía disimulada bajo frases democráticas y sociales democráticas, con impotentes aspiraciones, suplantando la esencia revolucionaria con ideas reformistas que en el fondo repudia el marxismo y la lucha de clases, pero que todo se hace bajo la falsa consigna de defensa y desarrollo del marxismo, corriente que en el siglo XXI se hiso internacional, se difundió en todos los partidos socialistas y paso a ser la ideología oficial de la II internacional.

Ideología que permite que los derechos de las personas nazcan exclusivamente de la ley, por un acto político direccional, otorgando y quitando facultades a las gentes, visión que oscurece al socialismo y paradójicamente es retrogrado por sus orígenes monárquicos con la idea del soberano identificado con la idea del poder.

El oportunismo de izquierda no propaga ideas reformistas, usa con furia frases revolucionarias sin preocuparse por los análisis científicos de la realidad económica y los análisis revolucionarios de la historia mundial con las fuerzas de clase, conserva un espíritu ultra revolucionario, aventurero, nada científico.

Tanto el oportunismo de derecha como el de izquierda están carentes de firme organización y disciplina proletaria, producen un daño enorme a la causa revolucionaria y del socialismo, condenando a las bases a perder ante el capitalismo.

El oportunismo sostenido de los abogados, de los economistas, de los jueces, frenan el proceso revolucionario creador. Y, los de izquierda, comunistas, medio políticos y trotskistas oportunistas, una lucha, ejemplo de un alto partidismo de la teoría impulsada por Lenin, hasta hoy, ayuda a combatir el oportunismo moderno de las revoluciones pacificas. Oportunismo dado, también, por que el marxismo-leninismo no se ha desarrollados después de la segunda guerra mundial por lo tanto no puede o no pudo contribuir al desarrollo del comunismo científico.

Comunismo científico, es una ciencia de los partidos comunistas que expresan los intereses de la clase obrera, su desarrollo contra la burguesía, ante todo contra el imperialismo, pero, omite la tecnología-económica y la falsificación de la política social respecto a la también falsa participación de la masa desde el socialismo.

La sociedad en cada época representa una complejidad entrelazada de pueblo y burguesía en varios tipos de economía, el crecimiento del socialismo originado en el tercer mundo fue decreciendo con el subdesarrollo hasta las naciones en vías de desarrollo, pueblos con aspiraciones consumistas vendidas desde la publicidad neoliberal que invadió más radicalmente el mundo desde los años 90.

Invasión que se da porque nunca distinguimos entre “lo típico y lo otro de cada época” de Lenin, la tendencia del desarrollo de la humanidad controlada mayormente por la oligarquía, nos desbordó en la época dada, constituye la condición mas importante para determinar una época neoliberal en la que el socialismo se freno.

Los ideólogos del socialismo y del comunismo parecen haber desaparecido hace 2 siglos, los nuevos, escasos e interesados por la clase han ignorado el método científico del desarrollo y se han mostrado incapaces de orientar a los pueblos en los múltiples y complejos sucesos sociales de nuestro tiempo, ignorantes de orientar la dirección en que avanza la humanidad para modernizar al socialismo sosteniéndolo con una carácter vago e impedidos de toda apreciación objetiva.

Helmut Schelsky, de la ex RDA en su libro “donde nos encontramos ahora” determina el carácter de nuestra época, el bolivarianismo de Bolívar, el chavismo de Chávez,  el indigenismo de Evo, el socialismo que nunca paso de ser un proceso y el comunismo extinguido en 1991, el alfarismo de Ecuador, esta muy lejos de ser revolución, ahora, Fidel Castro, dice que la revolución económica ya no sirve ni para la isla ¿estamos en condiciones de aquilatar nuestro proceso con  espíritu revolucionario.

Sin una solida economía desarrollada en base a una industrialización, y con soberanía alimentaria es difícil, por no decir imposible, acceder al socialismo, porque nuestra época esta marcada por el avance tecnológico-económico y por el oportunismo de izquierda, relevante en los primeros años del siglo XXI en Sudamérica, influencia regional sobre el olvido estadounidense y por un despertar de los pueblos enterrando incluso el ALCA que abrió el nuevo camino al socialismo del siglo XXI gracias al presidente Chávez.

Las revoluciones continúan focalizadas, con el tiempo, tanto el capitalismo como el socialismo, serán un torrente único para enfrentar al imperialismo, la independencia económica para el progreso social en las dos ideologías solo será posible destruyendo al imperialismo que socava el flujo de las materias primas, de la mano de obra, de la seguridad alimentaria, del agua dulce.

El calentamiento global tarde o temprano influirá para que el capitalismo se separe del imperialismo, y para evitar la carne de cañón de las guerras que aceleraran el hundimiento de los sistemas económicos y de la humanidad, imposible que el capitalismo y el imperialismo continúen ligados.

Imagem: Fragmento do Mural: El Hombre, de Diego de Rivera.

Deixe uma resposta