Humala entre a estupidez política e social

Publicado em: 05/06/2011 às 19:50
Humala entre a estupidez política e social

Por Raúl Crespo.

Humala, entre a estupidez econômica e a estupidez social

Las ideas políticas, la noción de poder, los moldes impuestos por los partidos políticos y políticos con ideologías individualizadas, no se alinean con las realidades provocadas por esa nueva forma de humanidad apartados de los moldes impuestos por la estupidez política que dirige la economía social.

A Humala, desde el principio se le presionó por sostener la estupidez del modelo del PIB crecimiento económico macro que ve al Perú, como una de las economías más potentes de la región sosteniendo 13 millones de pobres 3 de ellos en pobreza extrema. Perú, cuenta con una población de 28.3 millones de personas distribuidos en 1285216 Km2, el sueldo básico es de 600 soles cotizado a 2.75 dólares y una canasta básica familiar situada en 1200 soles.

Según el Banco Central de la Reserva de Perú, en el 2010 se registro una inversión directa de más de 7300 millones de dólares 31.42% más con relación al 2009 o 8.78% del PIB, exporta 35078 millones de dólares e importa 29880 millones lo que le permite conservar una balanza comercial favorable que poco nada beneficia a los más necesitados a pesar que el gobierno dispone de más recursos para invertir.

Los empresarios de Camino Real en San Isidro, zona exclusiva y abanderada del boom económico peruano, edificios modernos, allí está el Centro Empresarial y las oficinas de cientos de trasnacionales que explotan los recursos no renovables del país, Perú es el segundo exportador de plata y bronce del mundo, quinto exportador mundial de oro. Sin embargo, desde este lunes se incrementara la presión con los sube y baja de las bolsas y en el cambio. Típica estupidez financiera para continuar con la estupidez política para que nada cambie con las leyes de beneficio macro económico.

Verdadera estupidez política no incluir a los pobres de Perú en el desarrollo social con semejante ingreso económico, por todo lado es una estupidez social que hoy está en manos de los verdaderos protagonistas del cambio encargados de enterrar la vieja política en constante degradación, Humala y el poder social tienen la obligación de revertir esa estúpida política-económica.

Con más de 300000 votos Humala, no solo triunfo sobre Keiko Fujimori, triunfo sobre el resto de candidaturas de partidos políticos de derecha que Fujimori reunía en torno suyo para conservar el modelo económico y la estupidez social. El pueblo peruano le dijo no, queremos el cambio del mil subsidiario del Estado en temas de empresas públicas por la empresa privada desde los años 90 como operador del servicio público.

Más de 7 millones de peruanos confían que Humala implantara otró modelo que no sea el de la estupidez social, práctica de los gobiernos anteriores por favorecer los ingresos que sangran los recursos naturales, afectan el medio ambiente y la soberanía de la nación. Ahí juega un papel importante Madine Heredia, comunicadora y doctora en ciencias políticas de dulce sonrisa, con 35 años vistiendo pantalones de izquierda es la esposa de Ollanta Humala.

Madre de 3 hijos es la causante que Humala sea uno cuando esta con ella y otro cuando no, pertenece al ejecutivo del Partido Nacionalista, no se anda por las ramas en las entrevistas, es el brazo derecho del izquierdista Humala. Heredia, es una garantía para la inclusión social de los más necesitados, estos serán los encargados de enterrar la estupidez económico-social producida por la  política de los últimos 20 años.

Este abismo sostenido contra la sociedad es el semillero para triunfos como el de Perú, participación ciudadana con planteamientos de equidad, invencible para la esperanza que construye la utopía, derecho valido para millones de personas que desean una vida mejor en base a la igualdad de oportunidades.

Dentro de la estupidez política está la Iglesia. El arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipiriani, firme impulsor de Keiko Fujimori, primera dama de Alberto Fujimori acusado de esterilizar en una década a mas de 200000 mujeres, acto que va contra la moral de la Iglesia pero fiel a la doble moral por la Iglesia practicada y a su principio de combatir la izquierda política, tomo partido con Fujimori.

En lo que va del siglo la sociedad tiene otra moral apartada de los sacrantismos, cambian la cultura de las sociedades, han modernizado los campos, han derrumbado las jerarquías, el sentido de pertenencia es diferente y, gracias al Internet el conocimiento es mayor, hoy todo se debate, hay otros referentes religiosos, políticos y culturales.

La hipócrita autocritica no puede seguir en las revoluciones sin cambios profundos, esa autocritica son chispazos que hacen mucho mal a las bases por las fuertes conexiones estratégicas vinculadas a la influencia macro económica que aflora en toda América Latina con el G20.

 

 

Deixe uma resposta