O lastro do Uribe

Publicado em: 01/12/2010 às 17:02
O lastro do Uribe


Por Raul Crespo.

O lastro do Uribe, que Santos ajudou a formar

El mismo nombre plan Colombia que se aplica en alianza con Estados Unidos, es un síntoma suficiente para la falta de firmeza para resolver los problemas sociales de la Colombia no feudal.

Los colombianos están gobernados por un pequeño núcleo selecto compuesto por los propietarios de mayor fuerza económica respaldados por los militares, representantes de la mas alta y prestigiosa corrupción política de la seguridad democrática impulsada por Uribe y Santos, cómplices del para militarismo y del narcotráfico. Bajo su dominio se producen los gobiernos más decadentes encargados de la administración pública cuyo desempeño es nefasto para los colombianos quienes, más temprano que tarde se darán cuenta que no es suficiente recorrer el país de forma segura.

Campesinos sin tierra o en el mejor de los casos propietarios de pequeñas parcelas con el riesgo de ser falsos positivos en complicidad con las Cortes. De la salud publica ni hablar es privada, otro gran negocio de ese núcleo selecto que marca la diferencia en el vestir, por la casa que habita, por los vehículos que posee, por los guardaespaldas que lo rodean y por supuesto, por el poder económico e influencia política que ostenta, esos tópicos entrelazados nos indican una sociedad cerrada, semifeudal.

El lastre de Santos y Uribe, afligen a Colombia, el arrastre de tanta corrupción narco y para política afectan a la población. Álvaro Uribe, gobernó desde el 7 de agosto del 2002 al 7 de agosto del 2010, se retiro con un controversial 70% de aprobación, su relación con el para militarismo y el narcotráfico “controlado” por Washington, son un pesado lastre para Colombia.

Bajo el titulo “Que Relajo” la Revista Semana publico un artículo sobre la herencia corrupta que heredo Santos o “que ayudo a construir”. 100 Días de gobierno de Juan Manuel, y los periodistas han destapado varias ollas podridas, 9 para ser mas exactos, la mas importante el espionaje telefónico o “chuzadas” a los miembros de las Cortes, a dirigentes de la posición como Gustavo Petro, Piedad Córdoba, a periodistas como Daniel Coronel, director de noticias de Canal Uno, e incluso funcionarios del propio gabinete de Uribe.

En febrero del 2009 Álvaro Uribe, anunció desde la casa de Nariño, la suspensión de la competencia que tenia el DAS para interceptar comunicaciones, pero parece que la ex jefa del servicio secreto María del Pilar Hurtado, actualmente asilada política en Panamá, no le hizo caso. Esta investigación adquirió otras dimensiones por la apertura el 12 de octubre de una investigación por parte del Congreso para saber el grado de responsabilidad de Uribe.

Todos los “chuzados” fueron citados por la Comisión de Acusaciones única instancia que puede juzgar a un ex presidente de la Republica, mientras tanto Martha Inés Leal, declaro en la investigación contra Uribe, que el ex director del DAS Andrés Peñate, ordeno las chuzadas, además, revelo que Peñate le informo que, la información recogida era para la casa de Nariño.

Alba Luz Flores, funcionaria del DAS considerada la Mata Hari colombiana por infiltrarse en la Corte Suprema, sello un trato con la Fiscalía General de la Nación para colaborar con la Justicia y ser un testigo en la investigación de los chuzados.

Otra olla podrida según Semana tiene que ver con la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) por el manejo irregular de 76000 propiedades, Juan Carlos Restrepo, director de este organismo admite que la DNE es el parque de diversiones de la mafia por la desaparición de todos los archivos de las propiedades incautadas.

La denuncia correspondiente al Instituto colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) por la entrega de tierras pertenecientes a los desplazados por el conflicto interno. Son 184 casos de entrega de tierras a los testaferros de los narcos y paras políticos.

Los falsos positivos, escándalo que estallo hace 2 años involucra a policías y militares, mas de 2000 casos de campesinos asesinados para ser pasados como guerrilleros para poder cobrar la recompensa.

20-30 o 50000 Desaparecidos que empezaron aparecer en fosas comunes. La relación de los congresistas, alcaldes, gobernadores, con los para militares en su momento involucro a unos 80 de ellos, la mitad se encuentra en la cárcel. Pero, lo peor de todo es, la continuidad del narcotráfico hacia EEUU, de cantidades controladas que nadie controla para favorecer el lavado que ayuda a los gobiernos de Uribe y Santos.

En Washington, estudiantes y profesores de la universidad de Georgetown solicitaron al rectorado que se retire a Uribe, el estatus de académico distinguido por sus violaciones a los DDHH. Uribe empezó en septiembre a dictar conferencias en este centro educativo regido por la Compañía de Jesús. Hace pocos días en Panamá, a la salida de una conferencia, una compatriota de Uribe, le grito asesino por los miles de desaparecidos en sus dos gobiernos.

En todos estos casos Santos y Uribe, son responsables, es el lastre que arrastra Colombia, con la mal llamada seguridad democrática, que es una licencia para los más brutales actos contra los derechos humanos y un ejemplo de lo que puede ser la corrupción imperialista.

Deixe uma resposta