Mulher israelense não aceita discriminação no ônibus

Tanya Rosenblit.

Por Ami Kaufman.

Una mujer rechazó cambiar de asiento y trasladarse hacia el fondo del autobús, que se dirigía desde Ashdod hacia Jerusalén, tal como se lo exigió un pasajero ultra ortodoxo, señala un reporte del periódico Haaretz.
El rotativo precisa que el hombre mantuvo la puerta abierta del vehículo durante media hora, impidiendo que el ómnibus se moviera. Cuando el resto de los pasajeros comenzó a protestar, el conductor llamó a la policía.
La policía se hizo presente en el lugar, habló con el hombre y luego le pidió a la mujer, Tanya Rosenblit, que se mueva al asiento de atrás. Cuando la heroína rechazó la actitud fascista y discriminatoria, el hombre que estaba impidiendo que se cerrara la puerta se bajó y el autobús continuó su camino.
Rosenblit dijo que estaba vestida modestamente, y que viajaba en el autobús de Egged 451 para ir al trabajo. Ella señaló que el jaredí (judío ultra ortodoxo), que abordó el vehículo dos paradas después de

ella se negó a permitir que el conductor cerrara la puerta tras haber visto a Rosenblit. Rosenblit afirmó que el hombre le dijo “shikse” (una palabra peyorativa empleada para las no judías) y que había pagado el boleto, y tenía el derecho de que ella se siente atrás. Rosenblit dijo que la policía tuvo “una agradable conversación” con el hombre y luego le pidió que se moviera hacia el fondo del vehículo. Cuando la mujer rechazó el hombre se bajó y el autobús continuó.
El portavoz de la empresa Egged, Ron Ratner, condenó el incidente, pero, enfatizó a Haaretz, que este tipo de sucesos vienen incrementándose y que los directivos de la compañía prohíben claramente “permitir o crear cualquier tipo de separación en el autobús, a menos que sea voluntaria”, y que ha instruido llamar a la policía en tales casos. Ratner aconsejó a Rosenblit elevar una queja al ombudsman de la empresa para examinar el incidente con mayor profundidad.

Foto: Tanya Rosenblit.
Ele não quer sentar atrás de uma mulher. Foto: Tanya Rosenblit.
Policial fala com o "líder" do protesto, mas nada faz para garantir os direitos de Tanya. Foto: Tanya Rosenblit.
Os outros passageiros nem prestam atenção. Foto: Tanya Rosenblit.

Fuente: 972mag.com

 

 

 

 

 

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.