Minha tristeza pela pátria colombiana

Publicado em: 03/10/2010 às 22:33
Minha tristeza pela pátria colombiana


Por Henry Rueda.

Qué tristeza me das Colombia, país en el que a muchos los llevan a la picota publica, les mancillan su honra y su honor y hasta  los meten presos por traición a la patria, cuando lo que están defendiendo es la paz y el derecho humano y divino de vivir, pero no como miserables, vivir en paz y con respeto a todos sus derechos esenciales; salud, educación, alimentación, ocio, libertad de expresión, libertad, libertad, libertad y sobre todo derecho a la vida.

En cambio a otros los ensalzan, les cantan loas y casi la iglesia los beatifica, cuando masacran, violan, cortan manos y cobran recompensas en operaciones Jaque, Camaleón, Sodoma,  que los gobiernos instigadores del crimen con placer pagan.

Que tristeza de país, en el que sus mejores ciudadanos, los campesinos que cultivan la tierra y nos dan de comer tienen que desplazarse a otras zonas y hasta a otros países para conseguir algo de paz y tranquilidad.

Qué tristeza de país, en el que a los defensores de los derechos Humanos, los lideres sindicalistas, los líderes indígenas y a cualquier defensor de algún derecho Humano se le criminaliza, se le persigue, se le siembra algo para acusarlo de algo y si al final nada de eso sirve, se le ASESINA.

Que tristeza de país, en el que los ciudadanos de las principales ciudades con sus barrigas llenas, bien vestidos, cuidados y protegidos, no se dan cuenta de que por proteger sus privilegios que no son muchos, siguen apoyando un sistema de gobierno que está entregando su país a potencias extranjeras y dándole más poder a los terratenientes, burgueses y  oligarcas de siempre.

Andrés Eloy Blanco dijo alguna vez “Colombia una universidad, Venezuela un cuartel y Ecuador un convento” pues yo digo ahora “Colombia eres el infierno, Venezuela y Ecuador gateando el camino en el que se convertirán en  países con justicia social”

Qué tristeza que en Colombia la JUSTICIA no es ni ciega, ni sorda, ni muda, pues ni siquiera existe, al menos para los que defienden el derecho a ser Hombres y Mujeres Dignos y útiles que lloran por una Patria más JUSTA.

Piedad Córdoba; amiga, camarada, compatriota, sigue adelante que mientras los perros ladren es porque tu cabalgas.

Patria Socialista es vida. — Hasta la Victoria Siempre.

Deixe uma resposta