Made in China não é feito na China

Publicado em: 20/12/2010 às 17:15
Made in China não é feito na China

Por Raúl Crespo.

Hay una tendencia creciente a cuestionar la presunción de que cada producto despachado por un país es enteramente producido en ese país.

“Hecho en China significa en realidad ensamblado en China, pero, lo que constituye el valor comercial del producto proviene de muchos países, el concepto de que hay un país de origen para los bienes manufacturados se ha vuelto paulatinamente obsoleto” dijo Pascal Lany, director general de la Organización Mundial de Comercio, (OMC)

Uno de los iconos de la tecnología estadounidense el teléfono inteligente Phone de Apple, le agrego 1900 millones de dólares de déficit comercial al Phone. Investigadores dicen que las formas tradicionales de calcular el comercio mundial producen cifras pero no captan las complejidades de los intercambios globales en los cuales el diseño, la fabricación, el ensamblaje, involucran  varios países, el resultado es una visión distorsionada que exagera los desequilibrios comerciales entre los países.

El Phone de Apple es considerado como una exportación de China a Estados Unidos, a pesar que es diseñado totalmente en ese país, es propiedad de una compañía norteamericana pero es ensamblado con partes producidas en varios países asiáticos y europeos, China se encarga de la terminación y del envió de los teléfonos inteligentes.

“El costo total del Phone a precio de mayorista es de 178.96 dólares cada uno y se contabiliza a favor de China aun cuando la mano de obra esta valorada en 6.50 dólares para los obreros chinos” dice Yuqing Xing y Meal Detert, del Instituto del Banco de Desarrollo Asiático, un centro de estudio de Tokio.

Este estudio es parte de un debate técnico sobre las estadísticas comerciales tradicionales que podría tener consecuencias en el mercado global, porque las cifras convencionales sobre comercio son la base de las batallas políticas entre Washington y Beijing, en Bruselas, respecto a qué hacer sobre las políticas cambiarias de China, “y sus prácticas comerciales desleales”.

EEUU, en el 2009 vendió 11.3 millones de teléfonos inteligentes de Apple, los investigadores estiman que las exportaciones chinas de los teléfonos totalizaron 2020 millones de dólares, tras restar 121.5 millones de importaciones chinas de partes producidas por firmas estadounidenses como Broadcom Corp. calculan que China tiene un superávit y EEUU, un déficit de 1900 millones, pero, si solo se contabilizara la parte que China produjo del valor de un Phone, EEUU acabaría con un superávit de 48.1 millones de dólares después de descontar las partes que aportan firmas estadounidenses.

Otros economistas dicen que la metodología usada por los investigadores les podría haber llevado a exagerar. Se asume que Toshiba Corp de Japón y Samsung Electronics Co. De Corea del Sur, fabricantes de componentes para el Phone los ensamblan en sus países de origen, pero, numerosos proveedores de Apple tienen fábricas en China, por lo que una parte de esos componentes se fabrica en China.

La universidad de California en Irvine, realizo un estudio similar del comercio y manufactura de otro producto de Apple, el POD, ese análisis encontró que China solo representaba unos pocos dólares del valor del reproductor de música digital aunque las estadísticas le asignaban a China, el valor total del POD.

En octubre Wen Jiabao, primer ministro de China en New York manifestó, “las tensiones comerciales entre EEUU y China se exageran, un gran numero de las exportaciones chinas a EEUU, es fabricado por empresas tercia rizadoras, de modo que los estadounidenses no deben criticar a China por acumular un amplio superávit comercial” luego agrego, “empresas financiadas desde el extranjero incluyendo a las empresas estadounidenses son las grandes beneficiarias”.

Hace unos días el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao, presidieron la Conferencia Central de Trabajo Económico para funcionarios de los gobiernos locales y central que fija las prioridades económicas para el 2011 encaminadas a reducir la inflación. El índice de precios para el consumidor subió 5.1% en noviembre el mayor incremento desde junio del 2008, los precios de los alimentos es uno de los factores que más ayudo a la inflación según el Banco Central chino, que a su vez elevo las tasas de interés por 3 ocasiones desde octubre e incremento las reservas de los bancos comerciales con el ánimo de controlar la inflación.

El valor del yuan sigue férreamente controlado por el gobierno para que no suba o baje diariamente como el dólar o el euro, sin embargo, las empresas china colocaron yuanes en Hong Kong, se estima que para fin de año llegue a los 300000 millones de yuanes para que extranjeros trancen la moneda.

Operadores cambiarios y los bancos de los grandes centros financieros globales abren cuentas para operar con yuanes para préstamos, intercambio comercial e inversiones. De 0 a 400 millones  de dólares crecieron las operaciones con yuanes en el último mes a medida que la segunda economía del mundo viaja por el planeta.

Todavía el yuan representa una porción diminuta respecto a los 4 billones que se negocian diariamente en los mercados de valores en donde el dólar, el yen, y el euro, mantienen la hegemonía, pero el yuan gana velocidad con la masa crítica, algunos predicen que en poco tiempo entre un 30% de los 2.3 billones que China importa se pagaran en yuanes en vez del dólar agravando aun mas las estadi9sticas comerciales tradicionales que rigen al mundo actualmente.

David Mann, investigador jefe del Standard Chartered Bank, dice “no pasara mucho tiempo para que el yuan supere al yen como la tercera moneda más operada en el mundo después del dólar y el euro” actualmente, las negociaciones con yuanes no supera el 1% dentro de las importaciones chinas.

Deixe uma resposta