MAC/SAN: Um museu efêmero?

Por Jorge Jorge González.

La XI Bienal de La Habana está presente en casi toda la capital de los cubanos y, por segunda vez, las propuestas artísticas del más importante de los eventos de las artes visuales contemporáneas que se organizan en Cuba, llega a San Agustín, un reparto de la periferia casi huérfano de actividades que trasciendan lo común, lo manido y repetitivo a que estamos acostumbrados y jamás satisfechos, los que habitamos fuera de los centros tradicionales de las grandes ciudades.

En esta ocasión el proyecto LASA (Laboratorio Artístico de San Agustín), codirigido por el artista Candelario y su esposa, la curadora franco-alemana Aurélie Sampeur, propone un museo de arte contemporáneo de nuevo tipo (MAC/SAN), a partir de la intervención de un local abandonado durante casi dos décadas, cuya precariedad era evidente y casi se había convertido en un monumento a la desidia, donde el robo de algunas de sus estructuras, así como el relleno del piso, ya podían augurarle su derrumbe en algún momento cercano. El lugar tiene “dueño”, al menos ahora es reclamado insistentemente por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, S.A., ETECSA, la que al parecer no permitirá que lo logrado por estos artistas y las decenas de colaboradores con que han contado para materializar sus sueños, perdure mas allá de finalizada la Bienal. Otras muchas personas, de esas a las que siempre les preocupan las ideas de avanzada –mas por desconocimiento que por convicción-, también se encargan de dinamitar la posibilidad de que un reparto con casi cuarenta mil habitantes, pueda disponer de un local multipropósito para mostrar  algunos de los principales avances de lo que en cuanto a “arte”, se realiza en el panorama nacional e internacional.

Si bien al leer los programas de actividades y la presentación teórica del Museo, el habitante promedio de la localidad pudiera no entender a plenitud de lo que trata el tema, lo cierto es que la participación entusiasta de muchos de ellos y ellas en cada una de las propuestas, aceptando o rechazando sus postulados y matices, desdice  el criterio enraizado en algunos de que la población no está preparada para asumir este tipo de “arte” de vanguardia; es el mismo patrón clásico y obsoleto de querer constantemente manipular lo que debe ser visto o no por las personas que no han alcanzado un alto grado de educación intelectual y artística. ¿Acaso esos censores voluntarios realmente saben qué están tratando de  vetar?

La posibilidad única de contar con un espacio cultural multipropósito como MAC/SAN, que no solo promueva ejercicios artísticos de las generaciones más jóvenes y pujantes en el contexto nacional e internacional, sino también ideas sobre la conservación de alimentos, la recopilación de recetas tradicionales en la curación de enfermedades partiendo de plantas cultivadas en el territorio, mostrar variantes que permitan  cuidar el medio ambiente, el patrimonio mueble e inmaterial, de por sí debería ser apoyado por las instituciones creadas oficialmente y estimular su desarrollo en el tiempo, mas allá de poner trabas a su realización diaria.

Un gran número de artistas nacionales y de otros países como Francia, Alemania, Suiza, Colombia, Canadá o Estados Unidos, están presentes en MAC/SAN en esta ocasión y en todos se puede apreciar, mas que la idea de un protagonismo gratuito, el brindar posibilidades reales para alcanzar un estado de bienestar colectivo, partiendo del uso adecuado y sano de recursos cultivados en el propio barrio por aquellas personas que, junto al aspecto económico familiar –tan importante siempre-, pueden apoyar con su labor personal y prácticas sociales, a cambiar  para bien los hábitos de toda una comunidad y también sus gustos estéticos.

San Agustín solo cuenta con hoy con tres proyectos culturales: LASA, la Orquesta de Guitarras y Coro “Clave de Sol” y el taller de pintura para niños y niñas “Coloreando Mi Barrio” –además de la Casa de Cultura Comunal “Adolfo Delgado”, como institución oficial-. Cada uno de ellos tiene su propio objeto social bien definido y, cada uno presenta resultados transformadores para nada cuestionables no solo en el contexto local, de ahí que la permanencia de un nuevo espacio como MAC/SAN, vendría a redondear un panorama útil, no para el reparto como único consumidor potencial de los productos artísticos o culturales que en general podría promover a mediano y largo plazo, sino para el panorama nacional e internacional, en el que se insertaría por su audacia y concepciónsui generis.

Es cierto que el local abandonado por décadas tiene un dueño, al menos en los papeles; el mismo que jamás se  preocupó por darle un uso adecuado, y que no me corresponde a mí indagar por qué no lo hizo. La realidad es que ahora existe una propuesta hermosa que puede funcionar como la más importante institución cultural del territorio y sería un crimen destruir esa obra humana.

Muy pronto la XI Bienal de La Habana será parte de la historia y muchas de las propuestas artísticas que se mostraron serán olvidadas en el tiempo por intrascendentes, propias de la moda; otras sobrevivirán porque habrán marcado pautas en el quehacer y realidad contemporáneos, pero si MAC/SAN muere debido a un mecanismo burocrático que lo obliga a convertirse en un museo efímero, entonces San Agustín habrá visto morir un sueño colectivo. Solo debemos esperar a que el sentido común prevalezca en aquellas personas que tienen la decisión final en sus manos.

San Agustín, La Habana, Cuba, mayo del 2012

Imágenes:

Museo de Arte Contemporáneo de San Agustín (MAC/SAN) durante la etapa de montaje.

Candelario y el Sr. Rubén del Valle Lantarón, Presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas, durante la inauguración del MAC/SAN.

Escalera construida a partir de  desechos reciclados por el ingeniero Andrés Víctores (CUBA), para permitir el acceso al nivel superior del Museo.

Al fondo se ve el estudio de televisión MAC/SAN TV, que transmitirá localmente, mediante el uso de memorias USB, su programación.

Habitantes de San Agustín en la inauguración del MAC/SAN.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.