Lições do Golpe de Estado

Publicado em: 16/04/2011 às 17:21
Lições do Golpe de Estado

 

Por Orlando Balbás.

Los venezolanos  tenemos hoy,  la gran oportunidad de vivir en carne propia, un proceso político de indudable importancia para la historia de nuestro país y el mundo entero. La gran madurez política adquirida en los últimos años en nuestra sociedad, estaba ausente por décadas y décadas en el pueblo bolivariano.

Con el triunfo  del Presidente Hugo Chávez en las elecciones del año 1998 y las continuas victorias electorales que suman para la actualidad más de quince procesos de elecciones libres , secretas, directas y universales, los sectores que perdieron el poder político han hecho y hacen lo imposible por recuperar el control de la nación venezolana. En última instancia, se trata de una verdadera carrera por impedir que los planteamientos socialistas sean victoriosos, detener el avance de los beneficios sociales, tratar de hacer crisis en  la buena marcha de la economía. Dividir la militancia socialista y revolucionaria, debilitar las fuerzas del cambio.

La estrategia es la misma desde las perspectivas de las cúpulas que dominan  la economía, aliada al capital internacional: derrumbar el gobierno del Comandante Chávez. Sus tácticas han variado y la ofensiva es discretamente aplicada en los sectores de las clases medias y a los trabajadores. En la medida en que aumente el descontento, la oligarquía tendrá más cercana la oportunidad de asestar un duro golpe a la revolución que está en  marcha.

El golpe de Estado que defenestró por espacio de cuarenta y ocho horas al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Comandante Hugo Chávez Frías, encontró a un pueblo identificado con su líder indiscutible. Chávez se metió en el corazón del pueblo venezolano y su secuestro y frustrado asesinato, se evitó con la movilización de las masas populares en todo el país. El regreso de nuestro Comandante Chávez, se convirtió en un hecho histórico universal, nunca antes experimentado en ninguna nación ni época alguna. Fue el renacimiento de las fuerzas populares, convertidas en una gran fortaleza para ir construyendo desde los cimientos  una nueva sociedad, que permita la participación e inclusión de todos los venezolanos.

¿Qué pasa  en la actualidad? ¿Las fuerzas políticas de opositoras, pueden dar otro golpe de estado? ¿Cómo actuaría el gobierno de de los Estados Unidos? ¿Qué pasaría con el Presidente Chávez?

Indudablemente, que las condiciones históricas han cambiado en estos nueve años después del golpe de estado del 11 de Abril de 2002. Las comunidades están mas organizadas, las Fuerzas Armadas se cohesionaron en torno a la defensa del proyecto Socialista. Existen empresas de producción social de alimentos y otros rubros en manos del Estado y en control de los trabajadores, surgieron las misiones que permiten    atender a  los más necesitados e incluso a la clase media. La crisis financiera generada por la descapitalización de los entes bancarios fue atendida a favor de los ahorristas. La economía vuelve a repuntar con el fortalecimiento del PIB (producto interno bruto).

Ante esta situación, la conspiración contra el Presidente Chávez, está basada en el debilitamiento  ideológico de la población, la propaganda negra y las ineficiencias en algunas gestiones oficiales que no dan respuestas a los problemas de la población. La avalancha de grupos y organizaciones religiosas en los barrios y centro de las ciudades con mensajes subliminales en contra del socialismo y la posibilidad de liberación por el advenimiento del pueblo en busca de un mundo mejor. Las fuerzas internacionales adversas a la transformación y construcción del socialismo, no dudan que el golpe de Estado es una posibilidad. La tarea hoy es organizar al pueblo para defender la vía revolucionaria al Socialismo, el imperio yanky vendrá a desaparecer todas las fuerzas  nacionalistas y de  liberación. La intervención militar norteamericana está planteada.

[email protected]

Imagem: Foto da escultura “Entre el grito y el silencio” em homenagem aos caídos e feridos durante abril de 2002 em Caracas.

 

 

Deixe uma resposta