Ingerência: a nova invasão

A casi tres años del golpe político, militar, religioso y empresarial en el Estado hondureño, es un mensaje claro de las nuevas tácticas de predominio y rescate de territorios colonizados por los vecinos del norte.

Por Ronnie Huete.

São Paulo, 1 mar. Latinoamérica fue atacada A casi tres años del golpe de Estado en la nación centroamericana de Honduras, una nueva estrategia de invasión penetra con mayor fuerza.

Interesantes materiales sobre la injerencia de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en los partidos políticos latinoamericanos aparecen en el libro la CIA contra América Latina.

En el presente libro narra con detalle de cómo los servicios de inteligencia de Estados Unidos penetran en los partidos de derecha y de izquierda de las naciones latinoamericanas que alaban ser “democráticas”.

Honduras, por ser una nación centroamericana, cuyo territorio geopolíticamente importante, la hace vulnerable a una invasión silenciosa de parte del imperio estadounidense, a través de una “dictadura moderna”.

Neo fascismo

Sarcásticamente esta forma peyorativa de llamar a una dictadura, cuyas características de represión, asesinato, amenazas a muerte a quienes se oponen a vivir en el régimen neo fascista, entre otras armas contra los derechos humanos, se desenvuelven en la nación centroamericana.

Desde el 28 de junio de 2009 el mensaje fue claro, virar hacia las políticas progresistas del sur de América, es un pecado que se paga con la muerte.

Sumado a ello, las riquezas naturales que posee Honduras como petróleo, agua, oxigeno, entre otras, son apropiadas para una invasión estadounidense, cuyo país sufre las calamidades de una crisis del agonizante sistema capitalista.

Al igual que la Unión Europea, Estados Unidos se queda sin recursos naturales por lo que tienen que recurrir a la violencia armamentística, para apoderarse de los recursos naturales de las tierras del sur de la tierra.

Bases áreas

La nación de Mali en África, rico en cobalto, cuyo mineral es el potencial para el funcionamiento de la telefonía celular en el mundo, es víctima de esta invasión, bajo el pretexto de desarrollo económico en donde las transnacionales más influyentes se ocupan de su desmedida extracción.

Pero, volviendo a Honduras, cuya nación tiene una población de 8 millones de habitantes y sus 112,492 kilómetros cuadros de extensión, son muy importantes para que opere a sus anchas la principal base naval estadounidense en Centroamérica, conocida como Soto Cano o “Palmerola” situada al norte de Tegucigalpa, capital de este país centroamericano, y cuyas bases son indispensables para su invasión.

El ejemplo de Honduras es un mensaje claro a las demás naciones que poseen recursos naturales o desean virar a la izquierda. En Latinoamérica, específicamente un año después del golpe en Honduras, en el Ecuador se intento hacer lo mismo sin resultado alguno.

Al igual que en Bolivia, Venezuela, entre otras naciones que están creciendo políticamente y cuyas economías se han alejado del guión del Fondo Monetario Internacional (FMI), siendo esto como una bofetada para el imperio yanqui y de la Unión Europea.

Nuestra Latinoamérica

Por tal motivo, es de suma importancia que la organización latinoamericana vista como una patria enorme, es necesaria para aplacar la ambición y el hambre de los vecinos del norte, puesto que su furor de neocolonialismo sigue vigente.

La primavera árabe del reciente 2011, dejo claro las verdaderas pretensiones de los países de la Organización del Atlántico Norte más conocido como OTAN, quienes propiciaron un golpe de Estado a escala internacional en la hermana nación de Libia.

Libia, hoy en medio de las ruinas dejo de ser la nación más desarrollada de África a pasar a vestigios destruidos por la ambición de las naciones del norte.
De igual forma en este momento en nuestra patria grande, Latinoamérica, específicamente en la nación de Honduras se vive una invasión silenciosa, utilizando el más crudo guion de la CIA y de las demás agencias de inteligencia de Estados Unidos.
Inteligencia terrorista

Algunas de estas agencias disfrazadas de organismos altruistas y defensores de la “democracia” injieren mediáticamente para someter al país centroamericano.

Los dos recientes incendios que provocaron la masacre de un presidio en la ciudad de Comayagua en Honduras, en donde fueron calcinados vivos 355 reclusos y el reciente ataque a los mercados de Tegucigalpa, a través de un incendio provocado y cuyos locatarios son personas pobres, son mensajes y acciones claras de una “dictadura moderna”, cuyo accionar de invasión silenciosa o su “injerenCIA” , es un guion que ya está predispuesto a atacar, sin embargo, ¿cuál será la próxima nación de nuestra América Latina en donde este guión, ya tiene señalado una invasión?

Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras o sus invasores.

El autor de este artículo es corresponsalía voluntaria de la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, la organización Casa Mafalda São Paulo, Brasil , La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y el portal http://desacato.info editado a partir de Florianópolis, Brasil.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here