Hugo Llorens evade Comissão de Verdade

Publicado em: 05/07/2011 às 20:42
Hugo Llorens evade Comissão de Verdade

Por Ronnie Huete.

Al cumplirse dos años del asesinato de Isis Obed Murillo (19 años), considerado el primer mártir del pueblo que se opuso al golpe de Estado en Honduras, la impunidad palpita en el corazón de América.

Tegucigalpa, 5 de jul. En conferencia de prensa La comisión de Verdad (CDV), describió que enfrentan fuertes obstáculos, para efectuar su trabajo investigativo, sobre la situación de los derechos humanos en el contexto del golpe de Estado.

El secretario ejecutivo de la CDV, Thomas Loudon detalló que no todas las instituciones oficiales en defender los derechos humanos en Honduras, han respondido al llamado que la CDV ha hecho, con el fin de recabar información.

Loudon narró que en repetidas ocasiones la CDV han solicitado entrevistar al embajador saliente de los Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens y otros miembros del cuerpo diplomático, sin embargo la respuesta ha sido negativa. Motivo por el que Loudon, intentará obtener una cita con Llorens en Washington en agosto próximo.

La información proporcionada por el secretario ejecutivo de la Comisión de la Verdad afirma que el secretario de Seguridad Oscar Álvarez,  es otro de los funcionarios renuentes a brindar entrevistas a la Comisión de Verdad.

Llamada telefónica

Las solicitudes que han efectuado a altos mandos de las Fuerzas Armadas de Honduras y a la Policía Nacional también se les ha negado, así como una llamada telefónica que se le hizo al ex presidente de facto, Roberto Micheletti la que según Loudon fue cortada al momento de enterarse que eran miembros de la CDV, que intentaban comunicarse con él.

Ante el Ministerio Público también se han requerido acercamientos para solicitar información de denuncias contra los derechos humanos, pero el Fiscal general, Luis Rubí designó a la fiscal Daniela Ferrerra, por lo que la CDV realizará un nuevo intento para hablar directamente con Rubí.

Esta serie de entrevistas, que han intentado realizar y otras pesquisas sobre las violaciones a los derechos humanos, han dado como resultado la recopilación de testimonios de actores claves para un informe que se presentará aproximadamente en noviembre de este año.

Sin embargo, como resultado de la instalación de una comisión oficial impuesta por el gobierno que da continuidad al golpe de Estado en el rostro de Porfirio Lobo, y el carecimiento de testimonios de muchas víctimas que temen por su vida, el informe de la CDV será incompleto.

Atentan contra vidas

A la par de estos inconvenientes, las amenazas, los actos de intimidación, seguimiento, e incluso un atentado contra la vida del equipo técnico de la Comisión de Verdad, han contribuido en estropear las investigaciones.

Según el comunicado de prensa, la CDV hace constar a la sociedad hondureña y a la comunidad internacional la existencia de dos comisiones que investigan la verdad sobre el golpe de Estado y las violaciones de los derechos humanos.

La diferencia entre ambas, es que una responde a un mandato oficial y otro a las organizaciones de derechos humanos.

Los testimonios del ex presidente de Honduras José Manuel Zelaya, la ex canciller Patricia Rodas y el Ex ministro de la Presidencia, Enrrique Flores Lanza fueron confiados, sólo a la Comisión de Verdad, y no a la impuesta por el gobierno de Porfirio Lobo.

Persisten amenazas

En cuanto a las amenazas a muerte, persiste la preocupación de los miembros de la CDV, puesto que recientemente difundieron junto al Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, (COFADEH), sobre las amenazas contra el Comisionado Padre Fausto Milla y de su asistente Denia Mejía.

La comisión de Verdad (CDV), es una instancia creada por la plataforma de los Derechos Humanos a finales de junio de 2010.

El autor de este artículo  es corresponsalía  voluntaria de la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica,  La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil

Deixe uma resposta