Foro- Caracas: Danilo e Piedad

Por Narciso Isa Conde.

 La idea de realizar el Foro de Sao Paulo en Caracas fue muy acertada por lo que representa para el mundo la revolución en Venezuela y  la urgente necesidad de respaldar a su líder y su pueblo, tanto en la próxima contienda electoral como en cualquier escenario generado por los planes de agresión puestos en marcha por EEUU y sus aliados internos y externos. Misión cumplida en el compromiso colectivo explicitado.

Misión cumplida, además, en el señalamiento responsable de quienes  conspiran contra ese valioso proceso, salvo el silencio preocupante respecto al rol del oprobioso régimen colombiano, receptor de poderosas fuerzas intervencionistas (Pentágono,  la CIA y el MOSAAD); responsable directo de infiltraciones de unidades paramilitares y comandos de sabotajes.

No pretendo en esta entrega –ya lo hice en otra publicación- hacer un análisis exhaustivo de este evento y de su declaración final, pero si destacar, junto a sus méritos, errores imposibles de ocultar.

Carece de todo fundamento incluir el “triunfo” de Danilo Medina y PLD  como parte de los avances de las “fuerzas progresistas y de izquierdas” en la región.

Neoliberalismo, corrupción, narco-corrupción, asesoría militar de EEUU, Colombia e  Israel; TLCs, concesiones onerosas a voraces corporaciones mineras, negación de soberanía y dictadura institucionalizada, es lo que representa  ese “triunfo” impregnado de fraude, dinero sucio, soborno y clientelismo.

 En contraste con ese contrabando derechoso se maltrató la solicitud de ingreso de Marcha Patriótica de Colombia y la participación de Piedad Córdoba, movimiento que llena un vacío político en ese país; exhibiendo una marcada vocación contestataria al decadente orden institucional colombiano y  una formidable capacidad de movilización; agrupando una gran diversidad de movimientos sociales, políticos y culturales alternativos.

Estas cosas solo son posibles en un FSP donde predominan fuerza políticas reformistas y partidos que actúan a la vez como gobiernos y Estados, y que muchas veces confunden sus roles dentro y fuera de sus fronteras, unos muy moderados y otros relativamente avanzados.

Claro está que estas críticas sobre temas sensibles no nos llevan a restarles méritos a los posicionamientos de ese Foro contra la extrema derecha, el fascismo, el militarismo imperialista, el patriarcado, el colonialismo, el medio ambiente amenazado, la discriminación de la juventud…

El FSP es confluencia de un gran abanico de fuerzas, en el que si bien  partes de ellas se muestran renuentes asumir posiciones revolucionarias contra el capitalismo neoliberal (en medio de una crisis que exige socialismo),  la mayoría al menos propugna por reformarlo. Y eso tiene un valor, que podría potenciarse si ciertos oídos resistentes se abren a las críticas justas y a la necesidad de mayor combatividad.

Imagem tomada de: diarioliberdade.org

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.