Extrema-direita supera a Frente Ampla em Rivera, no primeiro turno no Uruguai

Cabildo Abierto, extrema-direita, ficou em terceiro lugar, ultrapassando em votos à Frente Ampla. Teve uma deputada eleita.

Por Verônica Loss e Michel Croz, Rivera.

Em Rivera, o terceiro. (Publicado originalmente em Brecha)

Pareciera que la “Suiza de América” nunca llegó a esta frontera. El Partido Colorado se enraizó por estos caminitos de tierra colorada, y hace varios años se lo sigue votando (gracias a las calles asfaltadas y al cordón cuneta). El Partido Nacional se arropó de evangélicos. Los dos partidos potenciaron el sentimiento de inseguridad y la influencia cultural de los bolsonaros vernáculos. Y Cabildo recuperó lo más reaccionario de las tradiciones de la derecha. Los tres partidos y en el orden reseñado, eligieron diputados.

El FA quiso capitalizar la alegría y se olvidó de la disconformidad, a pesar de que el miedo no era la forma y la forma se transformó (en esta frontera) en cabildeo. La rabia y el miedo popular es el motor electoral más poderoso. En la fiesta de la democracia ganó la insatisfacción pura y dura. En estas elecciones perdió la esperanza.

Sin mediaciones nacionales, con marcos divisorios, frontera castrense, alejada de las prebendas del estado y de los gobiernos nacionales. Nuestro portuñol (la lengua de los afectos y de las puteadas) lo dice claramente: “temo na linha caindu du mapa, vivendo das micuiña.”

Lo sabemos, lo sufrimos gracias a la historia. Los sociólogos ya nos catalogaron: “estrategias de sobrevivencia”. Nuestra historia fronteriza nos dice que en el génesis eran los desbordes de los portugueses y luego de los brasileños, y que el estado-nación afincó batallones para cuidar de la frontera y de sus desaforados contrabandistas. Nuestra identidad local es decididamente miliquera. Cabildo Abierto supo aprovechar las condiciones de falta de trabajo y de desarrollo social. Y el que no lo entienda seguirá condenado como Sísifo a empujar la piedra contra la pendiente, una y mil veces.

La Reforma fue la forma

Enrique da Rosa, candidato a diputado por la lista 1001, afirmaba: “si vos vieras las actas de los compañeros, contando los votos, es asombrosa la cantidad de papeletas del Si que aparecieron en votos del FA”. En Rivera la “reforma ganó por paliza”. El 60,76% de los habilitados votaron por la reforma.

El “pop star” del momento en nuestra conurbación Rivera-Livramento, es Manini. Nada es casual. El ex candidato presidencial de Cabildo Abierto, hace un tiempo atrás, se entrevistó con Bolsonaro, presidente de la ultra derecha brasileña. En el imaginario fronterizo, “orden y progreso” (concepto positivista creado por Comte e inscripta en la bandera de Brasil) se encarna en el “caudillo”, o mejor, en la figura brasileña “du coroné” (el coronel) que reapareciera con Manini (el general).

Nazmi

La sorpresa de Cabildo Abierto a la diputación fue Nazmi Camargo, 37 años, comerciante de origen libanesa, con su empresa ubicada en Santana do Livramento, en el lado brasileño. Nos relata, durante una cordial recepción en el amplio local de la agrupación Despertar Oriental, en el centro de la ciudad, que nunca en su vida se interesó por la política partidaria, hasta conocer a Manini Rios

“Manini es una persona más que nada coherente. Vino a proponer cambios sencillos que todos los uruguayos anhelan. Va a restaurar los valores de la familia, del respeto a los mayores, que tanto se perdieron en esos últimos años. Él va a trabajar esos cambios en la sociedad desde el ejemplo, porque un hombre como Manini habla y la gente lo escucha”

Nazmi obtuvo la suma de 10.955 votos, 3.553 más que la favorita de Cabildo, Elodia Machado, una estanciera de 67 años, colorada de tradición y viuda del coronel Juan Urquhart, acusado de violaciones de los derechos humanos durante la dictadura. Elodia encabeza la agrupación Bastión del Norte, compuesta principalmente por disidentes colorados. Despertar Oriental, la agrupación de Nazmi, es conformada por jóvenes, estudiantes, trabajadores, sindicalistas y disidentes de todos los partidos, la mayoría como ella, sin experiencia en política partidaria.

Preguntada sobre sus propuestas, dice que su primera acción como diputada será presentar un proyecto de ley con la finalidad de reducir la carga tributaria de las empresas. Según su experiencia, es muy costoso mantener una personería jurídica activa en nuestro país. “Los empresarios necesitan reducción y hasta exoneración de ciertos tributos, así les sobraría más dinero para que puedan generar puestos de trabajo”.

Sobre los derechos sociales logrados en los últimos gobiernos frenteamplistas, Nazmi comenta que CA pretende trabajar en el parlamento por la derogación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, de la Ley Trans, y por un cambio en la Ley de Regulación de la Marihuana, prohibiendo su uso recreativo y permitiendo el uso de la planta solamente con fines medicinales.

Sobre el matrimonio igualitario, dice que CA no tiene una posición definida. Ella personalmente no se opone, pero considera que parejas homosexuales no deberían tener el derecho a la adopción: “adoptar un niño es algo muy delicado, para que sea permitido a una pareja homosexual”. Sobre la guía de educación sexual en las escuelas, se declara en desacuerdo, a pesar de no haber leído el material. Dice que la incumbencia de orientar a los niños en ese tema debería ser exclusiva de la familia y que la propuesta hiere valores morales y religiosos de algunas personas. Cuestionada sobre la Ley de Violencia Hacia las Mujeres Basada en Género, dijo no conocer su contenido, aunque se comprometió en estudiar el tema y reunirse con sus colegas diputadas.

Salvadores y surfistas

Aunque pareciera demodé, en estos últimos tiempos y en varios países de América Latina, los “salvadores de la patria”, blancos, viriles, militares y cristianos, han optado por ingresar a la carrera política profesional, ganando nichos de poder gracias al descontento popular, sobre todo por la percepción de inseguridad. Nazmi surfa en esa “ola posmoderna” y casi hegemónica. Signo de los tiempos. Previstos y profetizados por pensadores “fronterizos” como Michel Foucault o Gilles Deleuze (quien en su fundamental obra: “Capitalismo y Esquizofrenia: Anti-Edipo” da algunas claves para entender a nuestras sociedades actuales).

Oscuros. La contemporaneidad, muchas veces desconcertante, que nos toca vivir. Agamben (apoyado en Nietzsche) se pregunta: “¿Pero qué es lo que ve quién observa su tiempo, la sonrisa demente de su siglo?”(…) “contemporáneo es aquel que tiene la mirada fija en su tiempo, para percibir no la luz sino la oscuridad.”

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.