Empresários

Publicado em: 15/06/2011 às 16:42
Empresários

Por Pedro Echeverría.

1. El presidente ilegítimo Felipe Calderón demostró, una vez más el pasado lunes, las “amplísimas coincidencias” con los objetivos y principios a que aspira el Consejo Coordinador Empresarial (CCE); en tanto el dirigente de dicho organismo, Mario Sánchez, se pronunció por mantener la actual estrategia del gobierno federal, más allá del presente sexenio. ¿Puede olvidarse que los creadores del PAN en 1939 fueron precisamente los empresarios, los terratenientes y el clero, entre cuyos objetivos estaba enfrentar el “socialismo” cardenista? ¿Cómo no recordar que Fox –siendo presidente de la República, también panista- declaró con desparpajo que su gobierno era de empresarios, por y para los empresarios? Han ganado tanto dinero en la industria, la banca y el comercio que exigen que se mantenga la política calderonista más allá del sexenio.

2. Durante la clausura de la 29 asamblea ordinaria del CCE, y teniendo como invitado especial al secretario de Hacienda, uno de los siete panistas que aspiran a la candidatura presidencial, Sánchez Ruiz –actual dirigente del organismo que apoyó la candidatura de Felipe Calderón en 2006–, aseguró que de cara a 2012 “es fundamental mantener una visión de Estado y tomar medidas para blindar la economía, por lo que la continuidad es un elemento que no podemos perder de vista”. Aseguró que si se logran concretar este año las reformas en materia de asociaciones público-privadas, de seguridad y la laboral, el sector empresarial “podría tener la capacidad de invertir en 2012 hasta 2.5 billones de pesos y generar 800 mil empleos”. Los empresarios exigen reformas que les garanticen mayores ganancias; sus inversiones no buscan favorecer al país sino ganar más dinero.

3. Los empresarios (los más poderosos) definen –de acuerdo a sus intereses- las políticas en todos los países. Son ellos, como poseedores de gigantescos capitales, los que ponen a los gobiernos y los mantienen en sus cargos para garantizar sus ganancias. Ningún gran empresario tiene patria, fronteras o intereses nacionales porque sus ideologías son las ganancias y la acumulación capitalista. Invierten en México, pero también en todos los países que les garanticen ganancias. Si alguna vez se ha hablado de “empresarios nacionalistas” es porque sus intereses de gran ganancia, de negocios, chocan con los empresarios inversionistas extranjeros y sus socios nacionales. Ningún empresario paga “salarios justos” a sus trabajadores, porque si así fuera no tendría ganancias multimillonarias que le permitan seguir compitiendo, acumular poder y más poder.

4. ¿Es legal ganar mucho dinero, explotar el trabajo humano y mantener a la población en la miseria? Es absolutamente legal, está legislado, en cualquier país capitalista y a nadie puede castigarse por poseer cientos de propiedades, así sean centros de vicio y prostitución “siendo lícitos”. Los empresarios son nietos, hijos, padres de empresarios; su poder ha pasado a través de generaciones; con rara excepción de los “colados”, lo mismo ha sucedido con los indígenas, los campesinos, los obreros y la gente miserable. Obviamente no es un “destino divino” ni un castigo de dios, sino que el capitalismo tiene un origen histórico que enseña cómo las minorías –usando a sus ejércitos, sus armas, leyes, ideologías y religiones- lograron imponerse a las grandes mayorías del pueblo sojuzgadas por el trabajo y los prejuicios. Mantener al pueblo en la ignorancia es su visión.

5. Decir que no se puede vivir sin empresarios es una tontería gigantesca. ¿Producen acaso ellos alguna riqueza, o simplemente se apropian de la explotación del trabajo? A pesar de que el capitalismo persigue a las organizaciones y a las luchas obreras, que impide huelgas y ocupaciones de fábrica, cuando los obreros han ocupado sus centros de trabajo (La empresa refresquera Pascual en México, por ejemplo) los han hecho prósperos y por primera vez han aplicado la justicia; ello a pesar del boicot capitalista de la Cocacola y otras empresas refresqueras. Sin embargo esas empresas tomadas por los obreros en cooperativa, se ven obligadas a someterse a las reglas capitalistas, a la competencia del mercado, y siempre andan amenazadas por el fracaso. ¿Puede olvidarse que la economía socialista sólo puede funcionar efectivamente en grande y a partir de derrotar al capitalismo?

6. Los gobernantes del PAN y del PRI, pero también del PRD, en vez de defender los intereses de los productores sólo buscan –como Fox y Calderón- hacer más poderosos a los empresarios. Sus reformas, como la ley del trabajo, de privatización del petróleo y la electricidad, así como de medidas represivas contra las luchas sociales y el “terrorismo”, sólo buscan eliminar contratos colectivos, prestaciones, derechos obreros, con el fin de garantizar mayores ganancias capitalistas. Y todavía hay tontos, muy tontitos, (incluso sedicentes de izquierda) que siguen pensando en que “hay cosas buenas en el capitalismo”, quizá como las elecciones que cada seis o tres años representan una burla para los electores. Suelen olvidarse que el capitalismo es un sistema bien estructurado u organizado para que la clase capitalista viva a sus anchas y que encontrar acomodo en él es ser más de los mismo.

7. Los panistas y priístas lo saben muy bien. Por eso Calderón, de manera desesperada, convocó a la Comisión Permanente a legislar tanto en materias específicas como en plazos determinados. Exhortó a los legisladores a aprobar reformas como la Política, la Electoral, la Laboral, la de facilitar las asociaciones público-privadas, así como para acelerar la inversión de más y mejor infraestructura. Pero también reformas para enfrentar la inseguridad en el país que regule una mejor manera la participación de las Fuerzas Armadas en su actividad dentro de la nación. En fin, la clase empresarial y la clase política se ponen de acuerdo para que en los procesos electorales que se avecinan (la farsa electoral) puede haber una competencia controlada, acordada, bien medida, de tal manera que la sociedad capitalista empresarial no salga dañada y la clase dominante continúe para siempre en el poder.

http://pedroecheverriav.wordpress.com [email protected]

 

Deixe uma resposta