Correa continua em perigo

Publicado em: 01/10/2010 às 10:49
Correa continua em perigo

Por Raúl Crespo.

Después del golpe en Honduras, Ecuador, representaba por sus características geopolíticas al ser vecino de Colombia, y por su debilidad económica  el objetivo de Washington, y así lo exprese en el mes de enero en un artículo “primero Ecuador luego Venezuela”.

A las 07:00 horas del  de septiembre del 2010 grupos de tropas de la policía nacional se sublevaron tomando algunos cuarteles de Quito, Guayaquil, Cuenca, y de otras provincias cerrando terminales aéreas, terrestres, calles, carreteras, provocando la desestabilización social y política acompañados de unos cuantos soldados de las tres fuerzas militares.

El presidente Correa, una vez conocida la actitud de la policía se dirigió al regimiento Quito numero dos ubicado en la avenida occidental y Mariana de Jesús, para personalmente aplacar esa insubordinación, se dirigió a los policías y les manifestó entre otras cosas que si lo querían matar lo hagan, que él se debía al pueblo y no daría ni un paso atrás. El presidente Correa, actualmente secuestrado en el hospital de la policía ubicada al lado del regimiento fue agredido con botellas, sillas y gases lacrimógenos después de las 09:00 horas cuando aun se encontraba en reposo por una operación de rodilla realizada una semana atrás.

El presidente logro escapar por una pared del regimiento, pero, por su imposibilidad con la rodilla los gases lacrimógenos lo alcanzaron desmayándose, en esos momentos su escolta decidió trasladarlo al hospital más cercano y ese era el hospital de la policía, graso error, pues, está rodeado y secuestrado por la policía.

Pasadas las 15:00 de manera oficial el comando conjunto de las fuerzas armadas emite un comunicado oficial de apoyo al gobierno de Correa, lo curioso del caso es que esperaron tantas horas para manifestarse en consecuencia, supongo que no lo rescatan del hospital para evitar un baño de sangre, ya que la medida de excepción esta decretada desde las 14:00 horas por una semana.

La Asamblea Nacional, estaba convocada para una sesión a las 15:30 horas, la escolta legislativa se negó a permitirles la entrada, igual que en las distintas cedes en donde se encuentran ubicadas las oficinas de los asambleístas custodiados por la misma policía, a estas mismas horas el aeropuerto de Quito, fue reabierto no así el de Guayaquil o Cuenca, todavía en manos de la policía nacional.

A las 18.00 se producen enfrentamientos entre el pueblo que quiere rescatar al presidente y los policías que impiden el rescate, por miles el pueblo quiteño se moviliza hacia el hospital de la policía sin apoyo militar.

Esta es una conspiración tramada desde inicio de año con el restablecimiento de relaciones con Colombia,  Ecuador, a inicio de año tenía un déficit fiscal de 4100 millones de dólares, China, aliado de Estados Unidos, se negó sistemáticamente a prestar al gobierno de Correa, 1680 millones de dólares pagaderos con petróleo, después de la visita de Hillary Clinton, no solo descongelo los 1600 millones de dólares sino 1000 millones más.

En estos momentos 18:30 horas Correa, manifiesta que el rescate está listo desde hace algunas horas, pero que no da la orden para evitar un baño de sangre, lo cierto es que el pueblo se apresta a una vigilia acompañado de su maltratada escolta que en estos momentos lo protege en el hospital de la policía al lado del regimiento Quito. Mientras siga secuestrado no negociara dice el presidente de los ecuatorianos.

Ya hay un herido de bala en los alrededores del hospital de la policía. Es demasiada coincidencia que, inmediatamente después  que Lucio Gutiérrez   regreso de Washington, un sector de la policía se subleve, hay políticos en este intento de golpe, la oposición hace unos días viajo a Washington, nada es casualidad cuando del imperio se trata.

Deixe uma resposta