Confesso que cheguei (Saudação geral)

Por Roberto Quesada.

ROBERTITO está de cumpleaños hoy primero de febrero, cumple 7, pero el mismo día que nació me quedó mirando fijamente y pude entender que me hablaba por telepatía, me dijo: “Escribe lo que estoy pensando”. Aun cuando me asusté tomé papel y lápiz y cumplí su petición allí mismo en el hospital. Por este pensamiento lo felicitaron de muchas partes del mundo, correos que conservamos con mucho cariño para un libro futuro. Han pasado 7 años y es bueno volver a publicarlo para ver si aún tiene vigencia el pensar del entonces bebé con horas de recién nacido ahora que es un niño de Primer Grado. (Si les gusta, compártanlo, el niño se los agradecerá).

¡Wow! (no me critiquen el ‘wow’ que, aunque de padres hondureños, nací en Nueva York), llegué. ¡Qué lindo planeta, pero en qué desorden lo tienen, debería de darles un poco de vergüenza!
Tendría que haber llegado el 27, jueves, de enero, eso según la doctora, mamá y papá… por eso me tomé unos días, pura rebeldía, por no haber contado con mi opinión. Además, ¡qué frío! Ustedes para hacer el amor hijital, no digital, deberían calcular más o menos cuándo llegará uno, parece que andan mal en matemáticas, solo son nueve meses y no aciertan una fecha adecuada.
La otra alternativa podría haber sido llevarme a nacer al Caribe o Centroamérica, pero mamá, solo con pensarlo, pega el grito al cielo: Entre un radiante sol y una ciudadanía imperial, mejor aguanto el frío y me quedo con lo segundo, a pesar de que amo a los tercermundistas… pobre papi y mami.
Otra cosa, ¿para qué nacer en enero? Nunca, después de escuchar aquel dicho: “La cuesta de enero, se sube sin dinero”. Ni quiero subir cuestas, ni mucho menos estar acabado. Mejor hoy martes, primero de febrero, el mes del amor, dicen, amor tan devaluado que lo tienen que le dan el mes más corto, y si se pasa un día se convierte en bisiesto, año de mala suerte. Les repito: ¡qué mundo tan desordenado!!!
Tengo un hermanito tercermundista, pero no he venido para destronarlo, me gusta que siga siendo el rey de papi (con todo y mariachis), yo por ahora me conformo con ser el principito. Y como buen principito ya no quiero seguir pensando, heredé esa haraganería tan maravillosa de papi, que es tan enorme que mi hermanito se llama Carlos Roberto y papi para evitarse tanto trabajo me bautizó como Roberto Carlos. Y me dice su gatito, haciendo alusión a la canción de Roberto Carlos Un gato en la oscuridad, que aparece en su nueva novela…y me preocupa algo, papi antes vivía sus novelas y luego las escribía, ahora las escribe y luego las vive, vean nomás que ya me convirtió en personaje.
Llegué pesando siete libras, mido 19 pulgadas y media, piel clara, pelo liso, bilingüe… y, ¿quieren que les cuente un secreto? Oí cuando papi y mami conversaban si hacerme o no, que la doctora había preguntado, y papi citó a su amigo músico Julián Hernández, de Siniestro Total, quien dice en una canción:” Cuando naciste tu padre fue un cabrón/por no haberte hecho la circuncisión…” Y papi dijo: “No quiero que mi hijo vaya a pensar así de mí”. Y se rieron, y papi no es cabrón.
Mi mamá se llama Lucy, es doctora en Literatura Hispanoamericana, ciudadana de aquí pero nació en Honduras, desde chiquitita vive en Nueva York, pero eso no le quita lo mediotercermundista, y así me gusta, con su cabello largo y su sonrisa divina.
A papi ya lo conocen, es un caso crónico, pero es un maravilloso papá si no me creen pregúntenle a mi hermanito Carlos Roberto. Lo escuché contento pero asustado hablando con mamá, que con mi llegada se vería obligado a escribir más, y tiene razón, me da pereza leer libros del milenio pasado. De momento me quedo a dormir, para más tarde levantarme a leer los saludos que ustedes me enviarán por haber llegado. Estoy seguro que si son amigos de mami y papi, son gentes maravillosas y si el mundo no es un desorden total es por gente como ustedes…qué sueño, un bostecito, me enrollo y qué rico frío para dormir arrimadito al pecho de mamá frente a la acariciadora mirada de papá.

Nueva York, Primero de Febrero del 2005.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here