Os responsáveis da fome na Somália

Publicado em: 23/07/2011 às 04:36
Os responsáveis da fome na Somália

Por Neus Torres.

Começamos a pôr cara aos responsáveis da fome na Somália?

Hoy me he indignado.

Tras leer la noticia publicada por la ONU este pasado miércoles 22 de julio donde declaraban oficialmente el estado de hambruna en algunas de las partes del sur de Somalia, me he puesto a investigar un poco para saber qué decían del tema los medios de comunicación.

Para entrar en contexto, vale la pena explicar que un estado de hambruna se declara cuando las tasas de malnutrición grave entre los niños superan el 30%, cuando más de dos personas por cada 10 mil mueren al día por falta de alimentos o cuando la población no tiene acceso a la comida y otros bienes básicos. Cabe destacar que los niveles de malnutrición en Somalia están entre los más elevados del mundo, con picos de 50% en algunas áreas del sur.

Ante esta situación, que se ha visto agravada por la sequía más importante que vive el país en décadas y por su conflicto armado, que está dejando a más de 3.5 millones de personas en estado de crisis alimentaria, el Sr. Secretario General de la ONU ha solicitado a la comunidad de donantes internacionales fondos por 300 millones de dólares para proveer asistencia humanitaria a los millones de personas afectadas.

Mientras estaba leyendo estas tristes noticias he tropezado con un artículo sobre el tema publicado en la página de ACNUR. El artículo en sí, no decía nada nuevo ni especial, pero se me ha caído el alma a los piés cuando he leido algunos de los comentarios de los lectores, que paso a reproducir aquí:

Comentario 1: “Hablamos de indignación, con nuestra revuelta social creemos que quizá se pueda cambiar el orden de las cosas, y de pronto te das cuenta de que todo sigue igual, de que los indignados nos indignamos porque Camps dimita o ni dimita… que en la prensa ese era el titular del día….francamente dónde tenemos nuestro sentido de la justicia? es esta noticia sobre Somalia y Etiopía comparable a la de la política española?…”

Comentario 2: ”Nuestra crisis” nos tiene tan ocupados que me aterroriza mi propia desidia de los problemas verdaderamente dramáticos como lo es la hambruna de ese sitio tan lejano ¡allá por el cuerno de África! ¡Hay que hacer algo, YA!”

Yo lo que contestaría a estas personas es que estoy intentando luchar por cambiar un Sistema, un Gobierno, una Comunidad Internacional, que no solo nos ha sumido en la crisis financiera internacional más terrible que se ha vivido durante décadas, sino que también  es este sistema corrupto el que no tiene escrúpulos a la hora de saquear y dejar sin pesca las costas Somalies y africanas en general, las mismas instituciones de poder que permiten que las grandes corporaciones multinacionales se instalen en los países empobrecidos, saqueen sus recursos naturales,  establezcan tratados de libre comercio claramente perjudiciales para estos países y practiquen políticas que los llevan a la miseria extrema. ¿¿No son ellos MUY responsables?? ¿No somos nosotros responsables de que esto cambie?

Seguramente, si todos luchásemos para que las instituciones internacionales, Gobiernos, etc, no practicasen estas políticas pensadas para seguir incrementando las desigualdades, de forma de que el pobre cada vez es más pobre y el rico es cada vez más rico, nos ahorraríamos algunas situaciones de emergencia humanitaria como la que vivimos ahora en Somalia.

La Ayuda Humanitaria es un parche, pero no es la solución.

La solución no pasa por enviar un dinerito cuando vemos algún vídeo alarmante de una ONG por la TV que nos remueve nuestra mala conciencia. Viendo el vídeo que ha publicado Acción Contra el Hambre sobre la hambruna de Somalia, no puede más que caérseme la cara de vergüenza y el alma a los pies… ¿Es que si no nos muestran imágenes espantosas no reaccionamos?

La solución pasa por un cambio de modelo, de sistema, de forma de pensar… Un cambio de sistema que solo nosotros podemos requerir a la gente que nos gobierna y representa… en mi caso, seguiré luchando por esta utopía, que cada día tengo más claro, es la solución.

 

Deixe uma resposta