Carta de Manuel Zelaya sobre assassinatos em Honduras

Publicado em: 18/11/2010 às 08:50
Carta de Manuel Zelaya sobre assassinatos em Honduras


Carta de José Manuel Zelaya sobre asesinatos en Bajo Aguán

Santo Domingo, 17 de noviembre de 2010

Compañeros y Compañeras

Resistencia Nacional

Pueblo Hondureño

Escribo en este momento difícil para los campesinos del Muca, el MCA y el MARCA  y  para todo el pueblo hondureño, abatido por la miseria,  y la muerte que nos han  impuesto  este sistema basado en el lucro y sostenido  desde las esferas de poder en Washington.

En  general, pienso que es importante tener siempre en mente donde está, las raíces de nuestros problemas,  como se sostiene y quien es el causante del dolor sin límite que ahora nos infringen.

Estados Unidos hizo ayer un comunicado celebrando la masificación de la presencia militar en la zona, e incluso tuvo la desfachatez de insinuar que los caídos no eran campesinos. Estoy seguro que el pueblo Norteamericano no apoyara esta política pública de violación flagrante a los DDHH, pues nunca ha sido tan evidente, la estrategia  de represión y  exterminio político que se ha emprendido en Honduras, contra los ciudadanos que defienden el derecho inalienable de participar como le corresponde en la vida nacional.

Expreso mi profundo pesar, y mi solidaridad incondicional con las familias de los caídos en el Tumbadero. De nuevo  se  le quiere dar tinte empresarial a un acto de sangre; ¿hasta cuándo tendremos que soportar que se asesinen hondureños en nombre de la propiedad privada? Estos son  actos cobardes, que además les sirven para una militarización ilimitada e incontrolada del estado; represión, persecución, asesinatos, masacres, son  como parte de la estrategia de eliminación de la oposición real en el país.

El pueblo tiene derecho a la defensa, nos ha sido consagrado en constituciones de todos los tiempos, y nos la hemos ganado con nuestro proceder pacifico; aun ante la violencia que solo los insensatos  no quieren ver.

No podemos aceptar que hermanos masacren hermanos defendiendo los intereses de unos pocos  terratenientes por los azares del mercado. Es imperativo que procedamos a manifestar con fuerza, y por todos los medios, nuestro rechazo al sacrificio y martirio de nuestro pueblo; esto solo es posible con el accionar militante, determinado, valiente de todos los miembros de las organizaciones sociales y políticas que integren el  Frente Nacional de Resistencia Popular.

No podemos anteponer juicios equivocados y personalistas a la obligación histórica de defender la vida.

Tenemos esperanzas en la búsqueda permanente de la verdad y de la justicia;  pero ningún pueblo que quiere emanciparse alcanza su libertad desde la indiferencia o la cobardía.

Es un error pensar que la comunidad internacional resolverá nuestros problemas; el apoyo de ellos es seguramente fundamental, y lo agradecemos todos los días, pero es nuestra propia actitud la que nos llevara por sendas de justicia; Distraernos en interpretaciones superficiales de los hechos, que divulga la oligarquía para tirar cortinas de humo sobre la barbarie en el bajo aguan. Solo nos aleja de la posibilidad de la refundación de Honduras.

Se difunden diferentes especies,  sobre mi regreso, algunos hasta dan fecha, sin dejar a un lado  esta lucha, en la que estamos empeñados, no debemos apartar nuestros ojos del lugar del conflicto, de donde realmente radica la crisis.

Las acciones asesinas contra el pueblo y  contra los compañeros campesinos en cualquier parte de la geografía nacional, no pueden quedar impunes,  en mi nombre y en el de otros, 187 compañeros y compañeras en el destierro, pido al pueblo que se una sin reservas en apoyo a los compañeros campesinos del bajo Aguán y al FNRP.

José Manuel Zelaya

Presidente 2006-2010

Coordinador General

Frente Nacional de Resistencia Popular

Deixe uma resposta