Agosto, a CIA e os milhões

Por Narciso Isa Conde.

La CIA, a través del “investigador” o detective Ángel Martínez, director de MARTINEZ INVESTIGATION / PRIVATE AGENCY, me atribuyó recientemente haber recibido diez millones de dólares del capo boricua Figueroa Agosto (preso en EEUU).

Con esa suma cualquier organización revolucionaria consecuente podría poner en serios apuros un gobierno tan desacreditado como el actual, quizás a que se quisieron creer el cuento de la CIA se debe la preocupación de Félix Bautista, Leonel Fernández y sus narco-generales, luego de ser eximidos por esa agencia de tan “honrosos” vínculos en medio de sus aprietes por los escándalos de las contratas-estafas en Haití, denunciadas a escala internacional.

La especie contra mi fue lanzada hace unos días en el programa radial vespertino del periodista Huchi Lora, puesta a circular profusamente por la red y colgada en la versión digital del diario El Caribe. En ella se hizo referencia general a diputados, senadores y generales, sin mencionar otro nombre que no fuera el mío, a pesar de no tener ninguna de esas funciones dentro de este narco-estado al que he combatido sistemáticamente con tesón.

Ángel Martínez se define a sí mismo en la página de su “agencia privada” de la siguiente manera:

“Detective privado, escritor, corresponsal extranjero, creador de imagen, conferencista internacional. Nació en Santiago, Republica Dominicana, de padres agricultores. Sus primeros pasos dentro del espionaje los dio siendo un niño cuando tropas americanas, el 24 de abril del 1965, invadieron su país.”

“Emigró a Estados Unidos, trabajó como taxista, secretario de uno de los asistentes de una firma de abogados e investigador privado, esto último lo acercó a las agencias federales, para las que trabajó bajo supervisión de excelentes agentes americanos. Laboró con el FBI, INMIGRACIÓN, SERVICIO SECRETO, DEA, ADUANA, POLICÍA DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK y con otras instituciones de inteligencia que no mencionaremos.”

“Ha testificado en cortes federales y estatales a favor de los Estados Unidos en contra de organizaciones relacionadas con el tráfico de drogas.”

“En el desempeño de su labor ha viajado alrededor del mundo en operaciones encubiertas. Sus innumerables investigaciones contra el narcotráfico lo han calificado como un experto en el tema de esta peligrosa mafia de muerte.”

“Ha dictado conferencias sobre el narcotráfico en las principales universidades de Latinoamérica, así como en diversas ferias del libro, colegios, cárceles, clubes e instituciones privadas. Hoy en día los principales periódicos de Latinoamérica y Estados Unidos han hecho eco de sus declaraciones en grandes titulares de primera página.”

“Uno de sus libros “EL NARCOTRAFICO COMO FORMA DE VIDA” ha causado gran impacto por su contenido sobre las organizaciones criminales. Ha sido secuestrado en tres ocasiones, saliendo victorioso en dos oportunidades gracias al trabajo de rescate espectacular de la Fuerza delta de Contrainteligencia.”

En fin, un agentón, un caliesazo de la CIA, porque solo la CIA puede sintetizar y representar el sucio corazón común de todas esa funciones.

Esa infamia no es para desacreditarme, porque nadie se la cree: mis créditos históricos dan para repeler un millón de esas “especies”.

Tampoco es para atemorizarme, porque hace tiempo me vacuné contra el miedo.

Y no es de factura privada, aunque la presenten como tal.

Ese tipo de “agencias” responde a Stratfor Inteligencia Global, una corporación multinacional “privada” al servicio del Pentágono y la CIA para descargar responsabilidades en mecanismos supuestamente autónomos, que hacen espionajes, operaciones encubiertas y guerras mediáticas a través de mercenarios de oficio. Algo muy común dentro de la lógica privatizadora neoliberal.

El director de la agencia confiesa ser un dominicano reclutado durante la intervención de abril de 1965 (agente del Servicio Secreto de EEUU, del FBI, de la Policía de New York…), dedicado al tema narco-trafico y puntualmente al caso Figueroa Agosto y a sus transacciones con autoridades gringas, precedidas de intensos vínculos con la Estación de la DEA y con el ex embajador yanqui Hans Hertell durante los diez años de “cladestinaje” del capo boricua aquí.

Estancia que incluyó carnets de la DNI (por qué no mencionan e investigan al general Aquino García y a V. Crispín), cedulas falsas y conexiones rentables con narco-ministros (¡hay Félix el gato!) y narco-generales, junto a relaciones carnales con elites sociales y lumpen burgueses que me tienen una “tirria” antológica por no callar sus fechorías. Todos beneficiarios de protección palaciega, denunciados con pelos y señales en Tiro al Blanco.

Esas conexiones y la impunidad consiguiente implicaron muchos millones de dólares sucios repartidos por Agosto a estos personeros, cuyos destinatarios siguen impunes.

Agosto, doble agente o presa controlada, esta comprometido a decir lo que le ordene Washington y sus agencias. Es un instrumento, como lo es también el caliesazo también.

Alguien podrá haber combatido como yo al narco-estado dominicano, al narco-gobierno actual y a sus socios extranjeros, pero no mas, por lo que la revancha es obvia. Pero la comentada “especie” procura algo peor.

La acusación de colaboración con el narcotráfico y el terrorismo -debilitado el “cuco” del anticomunismo- se ha convertido en recurso fundamental de EEUU y sus estados socios tipo Israel, Colombia….para criminalizar, perseguir, reprimir, torturar y asesinar a escala mundial a los revolucionarios antiimperialistas más consecuentes.

¡Hasta el ministro de medioambiente la utilizó contra los que rechazamos la base en Saona!

Nada de eso es accidental.

Ahora la concentran en mi persona porque desafié su fábrica de medio y sus estigmas, mientras legalmente se debilitan las acusaciones colombianas contra todos los imputados esgrimiendo los supuestos contenidos de la súper computadora del comandante Raúl Reyes declaradas inservibles como “pruebas” por la instancia judicial competente de ese país.

EEUU, el mayor engendro del narcoterrorismo mundial, producto de alianza del gran capital con el dinero sucio de las armas y de las drogas, pretende ensañarse conmigo hasta la ridiculez perversa, para luego emprenderla contra los/as demás.

Sus socios en la podredumbre se frotan las manos, sin percatarse de que sus días en términos históricos están contados. No hay manera de que sus conexiones con los cárteles de la droga y de la construcción no de conviertan en expedientes consistente que los lleven a las cárceles Najayo. La Victoria o a cualquier otra de Haití o de Panamá. Muchos/as preferiríamos que se queden en “chirola” en nuestro solar.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here