Aceitará a oposição a vitória de Chávez?

Por Orlando Balbás.

En la reciente alocución presidencial del 16 de enero de 2012 en la Asamblea Nacional con motivo de la entrega de su memoria y cuentas, surgieron hechos interesantes, escenas innovadoras que rompen el protocolo establecido. El informe anual de gestión del Presidente Hugo Chávez Frías, estimuló a todo el pueblo venezolano, se evidenció en el país un gran interés por escuchar al líder de la Revolución Bolivariana y Chávez demostró su gran capacidad y tolerancia ante la arremetida en su contra de algunos de los parlamentarios de oposición.

Sus afirmaciones fueron muy precisas, destacó su compromiso con la Democracia y su disposición de entregar el mandato si resultara desfavorecido en el próximo proceso electoral para elegir al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Lo que ha sucedido con los opositores es lo contrario, se mantienen en un silencio sepulcral ante una eventual derrota en las elecciones del 7 de Octubre de 2012. Esta situación conduce a considerar algunas variables o elementos que inciden en la gran contradicción en que se encuentran los adversarios al Presidente Chávez.

Dentro de esos puntos, tenemos los siguientes:

1. En la “mesa de la Unidad Democrática”, predomina la tendencia de derecha fascista, la más comprometida con los intereses de las grandes potencias capitalistas, que hoy necesitan gobiernos manejables para sus intereses.

2. La oposición no tiene intenciones de expresar su aceptación de una derrota electoral, porque legitimarían al Consejo Nacional Electoral y su estrategia es desconocer los resultados en elecciones y denunciar a Venezuela en los organismos internacionales.

3. Los adversarios de Chávez, tienen temor de demostrar más debilidad de la que tienen, si expresan su buena voluntad de aceptar una inminente derrota electoral.

4. En los sectores de oposición, se mantiene vigente una salida no electoral para adueñarse del poder. Tienen la carta del golpe de estado escondida debajo de la manga y apoyados por el departamento de estado norteamericano.

¿Respetarían los opositores las políticas sociales del gobierno? ¿Qué pasaría con las misiones? Es lógico pensar que ante dos proyectos de sociedad opuestos, todo el avance obtenido en materia de nacionalizaciones y beneficios al pueblo sería barrido inmediatamente de la estructura político- económico del país si gana la oposición. PDVSA por ejemplo sería desarticulada, volverá a las manos extranjeras y el precio del petróleo se derrumbaría por las alianzas contra la OPEP y el aumento en la producción de millones de barriles de crudo para proveer a los Estados Unidos de lo que necesite. No dejarán las misiones, ellos mienten, pues esa política social choca con su visión de la sociedad de mercado. Todos los precandidatos de la MUD, han afirmado, unos de manera abierta y otros de forma solapada, que vienen a privatizarlo todo y a devolverles todos sus privilegios a los empresarios corruptos y banqueros fugados por estafar a los ahorristas.

Venezuela vive en este momento histórico el gran reto construir el socialismo.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here